viernes, diciembre 9, 2022

Filipinas, Isla de Luzón

Texto y fotos: Marisol Setien. Especialista en Grandes Viajes

Legazpi, tras las huellas de los conquistadores

En uno de mis paseos por las librerías de Madrid cayó en mis manos las memorias de Miguel López de Legazpi, un vasco nacido en Zumárraga hacia 1500,  llegó a ser Gobernador de la Nueva España (actual México) y bajo las órdenes del Rey Felipe II conquisto las Islas Filipinas para la corona española,  leí en el libro en 2 días, precisamente porque estaba a punto de partir hacia  la Isla de Luzón.

Gracias a esta historia, cuando una mañana de diciembre aterricé  en el aeropuerto de Legazpi y lo primero que vi fue el majestuoso Volcán Mayón de fondo echando fumarolas, impresionante y majestuoso, el mar embravecido, el viento soplando fuerte (acababa de pasar un tifón y se preveía la llegada de otro) me sentí la protagonista de aquellas primeras expediciones que llegaron a estas costas desde mi tierra natal.

Casagwa ruins church

Esta montaña iba a ser mi punto de referencia en la isla,  porque, por  dondequiera que fuera,  su silueta estaba presente, se le considera el volcán con el  cono más perfecto que existe ,a lo largo de la  historia ha entrado en erupción 49 veces, hoy en día se pueden contemplar los senderos de lava cubiertos de hierba verde cayendo sobre las laderas llegando a las propias   aldeas y pueblos asentados alrededor de la enorme planicie repleta de arrozales, campos de cultivo , arroyos , ríos y cascadas.

La vida de los habitantes de la zona ha estado marcada por la actividad del volcán, en  1814 tuvo lugar la erupción más devastadora de todas, Cagasawa una aldea cercana quedo prácticamente sepultada, hoy es Parque Nacional y  como muestra solo queda  el campanario de la Iglesia.

Durante la estancia visite Quintindan Green hills o también llamadas las “colinas de chocolate” colinas en forma de conos, repartidas en una superficie de más de cincuenta kilómetros cuadrados, cubiertos de hierba verde, que se vuelve marrón durante la estación seca, de ahí el nombre. Las más famosas y declaradas Patrimonio de la Unesco están en la isla de Bohol, pero estas también son impresionantes.

Otra de las actividades que hice fue alquilar un quad y recorrer los alrededores del volcán. Se trata de un recorrido de 3 horas dónde atraviesas el rio de lava de la última erupción hasta llegar al campo base y desde allí se puede hacer un mini trecking entre  las grandes rocas de lava  

Quizás la actividad más “delirante” sea la de bañarte con los Tiburones ballena en Donsol.

Barco tipico

Es posible nadar con el tiburón ballena en Filipinas en varios lugares. Algunos de ellos respetan la naturaleza  y esperan a que estos animales acudan a la bahía para alimentarse durante su temporada, en otros en cambio les encierran en zonas delimitadas para garantizar a los turistas la experiencia. En Donsol no está garantizado que vayas a ver tiburones ballena precisamente porque viven en libertad y hay que ir en su búsqueda, efectivamente esta vez no vi al enorme escualo pero la excursión en la barca o “Banka” típica mereció la pena, incluso nos cayó una tremenda tormenta que le dio ese toque de aventura que me devolvió a las páginas del libro que había leído unos días antes.

Mi aventura termina con la visita de Isla Corregidor, situada en la bahía de Manila a 2 horas en ferry desde el Puerto, fue un punto estratégico de la defensa de la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial y uno de los campos de batalla más celebres de la contienda, fue base para las tropas estadounidenses que llegaron a construir una verdadera ciudad en este pequeño trozo de tierra de no más de 6km de largo por 2,5 de ancho. 

Duramente bombardeada por los japoneses, estos prácticamente destruyeron  las numerosas posiciones de artillería y los campamentos militares, escuelas, oficinas de correos, cines, hospitales, etc. Las ruinas de estos edificios hoy se ocultan tranquilamente entre la frondosa vegetación pero aún se puede percibir el infierno que debieron vivir y sufrir los militares destinados en la isla, según reflejan las fotos y testimonios que se conservan en el “Museo de la Guerra de la Paz “que el gobierno americano construyo en 1968 para conmemorar esta guerra  y en el que invirtió 1,23 millones de dólares así como  la reconstrucción del Memorial de la Guerra, la Iglesia Católica y la terminal militar.

Isla Corregidor

La visita guiada en tranvía a la isla del Corregidor incluye todos estos puntos de interés, como las baterías de cañones, el cuartel de Mile Long, el Memorial de la Guerra del Pacífico y el Túnel de Malinta, donde se ofrece una representación de luz y sonido de 30 minutos sobre los acontecimientos de la isla, este lugar fue el último refugio para los soldados filipinos y americanos.

Artículos relacionados

1 comentario en “Filipinas, Isla de Luzón”

  1. Para los entusiastas de la historia de la Segunda Guerra Mundial y de la contienda en el Pacífico Isla Corregidor es una visita imprescindible !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal