domingo, mayo 22, 2022

Helena Linares: “La esgrima es un deporte que necesita mucha constancia”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: H.L.

La deportista Helena Linares tiene 16 años y es madrileña. Lleva desde los 5 años dedicada a la esgrima, un deporte que le ha ayudado a superar momentos duros y que además le está dando grandes victorias y muchas alegrías.

Helena es muy joven, actualmente está cursando 4º de la ESO de Ciencias en el Centro de Alto Rendimiento IES Ortega y Gasset de Excelencia Deportiva, pero, en la esgrima es toda una profesional. Comenzó a practicar este deporte cuando su madre, que era floretista en la universidad, la llevó con 5 años a hacer esgrima a una escuela. Recuerda que por su altura y físico le dijeron que era mejor que hiciese espada y a partir de ahí empezó a participar en espada femenina. “Con 5 años no está permitido competir, así que empecé con 7 años. Era una niña muy grande para la edad que tenía, soy muy alta y esas son unas cualidades muy buenas para ser espadista”, nos cuenta Helena.

¿Qué ha significado la esgrima en tu vida?

Yo sufrí acoso escolar, por lo que la esgrima fue mi vía de escape ya que, básicamente, todo lo que era la vida real se podía aplicar a la esgrima y viceversa. Podías aprender de tus errores y modificarlos y, podías aprender de las actitudes de las personas. Es un deporte tan bonito, a su manera, que al final aprendes mucho en tu día a día. Aprendes a ser organizado, a usar la fuerza necesaria, a comportarte de cierta manera y a usar una cantidad de energía que, al final, me ha servido muchísimo en mi vida. 

Has sufrido acoso escolar, ¿el deporte puede ser una vía de escape de verdad?

Claro, yo además de la esgrima practico otros deportes como el karate, defensa personal, boxeo y equitación. En el Club Deportivo Elemental Tsujikawa Sensei tenemos un grupo para niños, algunos de ellos sufren bullying y se integran tanto en el grupo que de alguna manera dejan atrás esa cosas. Usan la disciplina del karate, que es un deporte súper estricto a su manera, conectan entre ellos y cambian como personas, dándose cuenta de lo que está pasando en sus vidas. Creo que cualquier deporte nos ayuda a darnos cuenta de ciertos valores que, a lo mejor, si no lo practicáramos no los tendríamos. 

¿Cuánto tiempo dedicas a entrenar?

Entreno entre 3 o 4 horas de lunes a viernes. Voy al instituto y a primera hora tengo clases, después entreno. Después de comer vuelvo a tener clase y de 17:30 a 19:00 vuelvo a tener esgrima. Lo tengo así repartido por el instituto al que voy.

¿Cómo son tus entrenamientos?

Están muy planificados y se llama Programa de Formación Continua de Alto Rendimiento. Básicamente tenemos una hora de potenciación física, ya sea gimnasio, expresividad o correr, la verdad es que es muy variado, y luego, otra hora más centrada en cosas tácticas, ya sea desplazamientos o asaltos, todo enfocado al esgrima, a veces esa hora se puede alargar un poco más dependiendo del trabajo que tengamos que hacer ese día. Por la tarde tenemos un entrenador de preparación física que se llama Marcos Flores, él nos hace un físico especial programado para nosotros y puede durar una hora u hora y media.

¿Cómo te preparas a nivel psicológico para las competiciones?

Nosotros no tenemos, como tal, esos recursos, pero yo, por ejemplo, tengo una psicóloga deportiva que se llama María Mariño. Ella es floretista, practica el mismo deporte que yo y le estoy muy agradecida porque he podido cambiar mi actitud completamente en las competiciones. Últimamente iba con mucha presión impuesta por mí misma, porque yo me quería exigir más y no me estaba dando cuenta de que me estaba exigiendo demasiado, quería ir a todas las competiciones y ganarlas. Hay que tener en cuenta que yo compito en cinco categorías diferentes y no puedo exigirme tanto nivel. Así que, he bajado el ritmo y ahora mis resultados son bastante mejores, estoy muy contenta con el trabajo que estamos realizando juntas, considero que es algo que deberíamos tener muchas más deportistas y sobre todo en el esgrima, que es un deporte que necesita mucha constancia.

¿Qué modalidades hay en esgrima? ¿En qué modalidad compites tú?

En la Esgrima hay 3 modalidades, el sable, el florete y la espada, que es el arma que yo hago. Las diferencias con florete y sable es que en espada podemos tocar en todo el cuerpo incluyendo las manos y los pies. Para contar los tocados  llevamos un dispositivo eléctrico que está conectado a la espada y a la pista. La pista consta de 14 metros y, básicamente, hay como dos fases que serían las preliminares o poules, con un grupo de mínimo 4 y máximo 8 personas. Son asaltos a 5 tocados de 3 minutos y luego, dependiendo de cuantas victorias, derrotas y tocados recibas en esa poule se hace un listado. En ese listado se ve reflejado tu resultado comparado con el de todos los demás y se hace una lista numerada. Y después de haber eliminado a más o menos el 20%, empiezan las eliminatorias. Se suelen hacer tablones de 256, 128, 64, 32… el numero 1 competiría con el último, el segundo con el penúltimo  y así sucesivamente. Un asalto hecho a 15 tocados, hay 3 tiempos de 3 minutos y un minuto de descanso entre cada tiempo. En caso de que se acabe el tiempo y haya un empate, se dará un minuto extra sorteando la prioridad, en ese minuto se va a un solo tocado.

¿En qué campeonatos has participado? Es deporte olímpico, ¿verdad?

Si, de hecho es el único deporte olímpico de origen español. Como llevo desde muy pequeña compitiendo, he participado en todos los campeonatos de España y critérium que hay (estos últimos son como campeonatos de España para niños menores de 13 años). Después hay menores de 15, 17, 20, 23 y absoluto, yo actualmente compito en menores de 17, 20, 23 y absoluto. Compito en todas a nivel regional, nacional, internacional y mundial. Ahora compito en todas las fases internacionales que haya o intento ir, ya que es un deporte muy caro. En 2019 gané mi primer Internacional M-17 en Luxemburgo, quedé  segunda individual y segunda por equipos. En 2020 gané el campeonato del Mediterráneo M-15 y quedé tercera en M-17 y en ese mismo año fui a mi primer Mundial en el que acabé la 27 del mundo y actualmente estoy en la posición 17 del ranking mundial. Soy subcampeona de Europa por equipos y he participado en copas del mundo junior y absolutas.

Eres mujer y deportista, ¿alguna vez te has sentido o te han hecho sentir diferente?

Yo creo que en este deporte no se mira tanto hacia tu género, pero hay veces que si hay diferencias, aunque la gente no se dé cuenta.  La esgrima femenina es menos dinámica que la masculina, digamos que es más táctica. Los chicos van más rápido, cuentan más con el físico y nosotras contamos con más técnica y precisión, somos más frías. Es una esgrima completamente diferente y pienso que no debería ser así, ni distinguir ni despreciar. Las dos son válidas y deberíamos tenerlas en cuenta. Yo como persona nunca me he sentido menospreciada por ser mujer en este deporte y es algo que se agradece bastante.

¿Hasta dónde te gustaría llegar?

Me gustaría volver a clasificarme para un mundial y mi objetivo es el del año que viene. Y, por supuesto, participar en unos Juegos Olímpicos. Pero la esgrima es un deporte a largo plazo y la mayoría de ganadoras olímpicas de esgrima rondan los 30 o 35 años, por lo que todavía tengo mucha carrera deportiva por delante y no tengo prisa, pero soy bastante consciente de lo que quiero conseguir y tengo los objetivos planteados de una manera adecuada, creo, para poderlos conseguir.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal