miércoles, febrero 8, 2023

Juan Antonio Simarro: “Intento que mi música sea positiva aunque hable de cualquier problema”

Texto: Javier Cuenca/ Fotos: J.A.S.

A Juan Antonio Simarro le gusta pasárselo bien componiendo y tocando música y que quienes le escuchan experimenten la misma sensación. Este compositor y pianista, que también ejerce de productor y de director de orquesta, cree en el efecto benéfico de la música y en que con ella puede lograrse un mundo mejor. Este sábado ofrecerá un concierto con algunas de sus obras en el Auditorio Nacional de Música.

Juan Antonio Simarro (Santa Cruz de Tenerife, 1973) es compositor, pianista, director de orquesta y productor. Tiene un impresionante currículum en el que acumula galardones y experiencia artística, habiendo creado música para ballets y bandas sonoras y trabajado con intérpretes como Julio Iglesias, Nena Daconte o Manu Tenorio. Además, imparte de forma ‘online’ y junto al Mago More un curso de piano para que todo aquel que lo desee pueda expresarse mediante este instrumento y ha diseñado un ukelele que lleva su nombre, entre otras iniciativas.

Pero la entrevista para Más Noticias no puede empezar de otro modo que hablando sobre lo más inmediato: el concierto que el próximo sábado ofrecerá en el Auditorio Nacional de Música con algunas de sus composiciones más representativas. “Como me siento afortunado porque me dedico a la música y no soy médico ni político que pueda ayudar a cambiar el mundo, si puedo ayudar con la música a que a la salida de los conciertos la gente tenga ganas de poner un granito de arena para cambiar el mundo, pues está bien. Así no sólo es música, sino que es música y algo más”, señala a este periódico.

Con este objetivo, todos los años realiza lo que él denomina “Concierto para un mundo mejor”, en esta ocasión y por segunda vez en colaboración con Misiones Salesianas, organización que lucha por la defensa de los derechos de los menores. “Pensamos que los derechos humanos existen, pero se nos olvida pedir a los responsables que se cumplan porque eso también es muy importante. Y pensamos que los derechos de los niños no se cumplen en el extranjero porque hay niños que no pueden comer y van al colegio con esos problemas”, explica.

El concierto del sábado estará dirigido por tres directores de orquesta de tres generaciones distintas, incluyéndole a él, e integrado por obras de su autoría. “En los conciertos veo a la gente con una sonrisa y una lágrima, y eso me parece bonito. Yo intento que la música sea cercana y que emocione, y mi música, aunque hable de cualquier problema, intento que sea positiva, incluso en una composición como ‘De sol a sol’, que habla sobre los problemas de salud mental que estamos teniendo en esta sociedad”, dice.

Explica que esta pieza la compuso hace seis años porque había muchas personas a su alrededor, muy queridas para él, que lo estaban pasando mal y a las que deseaba transmitir que “el sol siempre está ahí”. Se trata de una melodía en la que la nota sol está sonando constantemente, y Simarro la creó y la grabó casi improvisándola. Cuenta que en un principio la compuso y la grabó con el piano, pero una noche, antes de irse a dormir, cerró los ojos y se le ocurrió una orquestación con numerosos instrumentos y coros de voces.

Sonará también en el concierto del sábado la “Obertura por los derechos humanos”, que forma parte de la “Sinfonía por un mundo mejor”, que ha sido utilizada por la Unesco, una pieza que pretende emular la celebración de una manifestación pacífica en el centro de una ciudad, a la que se van sumando cada vez más personas, para reivindicar la defensa de los derechos humanos.

Piezas como “Tango para dos amantes”, usada por la selección Española de Gimnasia Rítmica, o un vals que le encargó la Consejería de Turismo de Austria, serán otras obras que podrán escucharse el sábado en el Auditorio Nacional, además de un villancico inédito que el músico compuso el pasado mes de agosto una noche en que miró a las estrellas. “Va a ser un concierto muy familiar, la gente se lo va a pasar bien. Comprar la entrada es una forma de disfrutar y ayudar”, asegura.

Simarro insiste en su concepción de la música como elemento benéfico: “La música alimenta el alma, une a las personas, nos potencia la empatía, porque cuando tocamos juntos todos estamos pensando en el ritmo que lleva el otro, la misma respiración… Yo he tocado con gente de otros países y nos entendíamos perfectamente. Es un lenguaje universal que une a las personas. En un concierto todos estamos unidos por la música, y da lo mismo de donde seas”. Y añade: “Para mí la música siempre es un reto, y hago todos los estilos de música que pueda porque me encanta ir probando las distintas funciones que pueda hacer la música”.

Clases de piano para todos y empresas como orquestas

Pero Juan Antonio Simarro es un artista inquieto que no sólo compone, dirige e interpreta música, sino que se ha implicado en otras iniciativas relacionadas con ella. Por ejemplo, junto al Mago More, imparte un curso a través de Internet titulado “Aprende piano de una… vez”, en el que ambos juegan los roles de profesor y alumno. “Somos como Epi y Blas”, comenta el músico. “Enseñamos piano de una forma divertida. Incluso hay alumnos en séptimo de piano que han dicho que ahora entienden la música. Se trata de ver la música de una forma creativa”.

Y es que considera que si a alguien le interesa profundizar más en el piano lo hará por sí mismo, porque “Si tú le das motivos y satisfacción desde el primer momento, esa persona ya decidirá si quiere tocar a Rajmáninov o si no quiere”. “Los profesores a veces caen en el error de creer que su alumno va a querer ser un virtuoso, y su alumno quiere pasarlo bien sencillamente, como el que quiere dar clases de danza o aprender a esquiar”, explica.

Este compositor y pianista es también el responsable de una conferencia denominada “Tu empresa es una orquesta”, mediante la que pretende fomentar la creatividad y conseguir mejores resultados en las empresas narrando sus experiencias con las orquestas y las composiciones en las que ha trabajado. “Siempre cuento que aprendí a tocar mejor el piano cuando aprendí a esquiar, porque mi profesor siempre me decía que tocara más suave, más relajado, y de repente, cuando aprendiendo a esquiar vi la importancia de ir relajado, esa misma tarde me puse a tocar el piano y lo vi desde otro punto de vista”, relata.

Y continúa: “Que el director de una empresa te diga que tienes que trabajar en equipo ya lo sabes, pero si tenemos unos instrumentos y ciertas herramientas para verlo desde otro punto de vista, cuando la empresa se encuentra con un problema en el día a día recuerdan eso que hemos hecho y les viene muy bien”. Esta misma iniciativa la ha trasladado igualmente a los colegios bajo el epígrafe “Tu escuela es una orquesta”, un vídeo didáctico que le ha encargado la editorial Macmillan y del que se han vendido unos 25.000 DVD en Europa

Y como uno de sus objetivos es acercar la música a las personas y a veces no todo el mundo tiene un piano a mano, ha diseñado un ukelele que lleva su nombre. “El ukelele es un instrumento muy sencillo para aprender, tiene sólo cuatro cuerdas y es pequeño. Así que empecé a diseñarlo con una serie de detalles que me gustaban y mis socios me dijeron que le pusiera mi nombre. No quería al principio, pero lo he hecho y la gente me escribe y está feliz”, cuenta. Y concluye: “Lo que más me importa en un proyecto es que tenga un mensaje que sea motivador. Me implico al cien por cien”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal