viernes, julio 12, 2024

Los consejos más importantes para principiantes del alpinismo

Redacción

El senderismo es genial y está de moda. Pero cada vez son más los que se atreven también a subir una montaña. ¿Quizás ya estás planeando tus primeras excursiones de un día sobre terreno alpino para tus vacaciones? Dado que son muchas las cosas en que puedes equivocarte como principiante en el alpinismo, te damos algunos consejos para comenzar.

«El senderismo y el alpinismo también han llegado de lleno a la juventud», afirma Michael Larcher, de 61 años y director del departamento de deportes de montaña del club alpino de Austria Österreichischer Alpenverein. «Esto es muy interesante ya que cuando era joven, el senderismo no era un deporte para jóvenes. Era más para personas mayores con camisas a cuadros rojos y blancos y pantalones de cuero. Provincianos de los que uno prefería desmarcarse. No era para nada algo apetecible. Y ahora está realmente de moda. Y la gente va a caminar, a menudo, también mujeres jóvenes. Te ves bien, tienes un buen equipamiento y la moda también acompaña». Para Michael Larcher, el senderismo está en consonancia con el espíritu de la época.

Pero el senderismo no solo se ha puesto de moda, sino que también significa que la asociación alpina ha registrado un aumento en el número de misiones de rescate en la montaña, aunque afortunadamente el número de accidentes mortales está disminuyendo. Los primerizos en la montaña a menudo carecen de experiencia, por lo que se encuentran mucho antes en situaciones de emergencia. Es cierto que, por lo general, estas situaciones de emergencia se deben casi siempre al agotamiento, cuando ya no pueden retroceder ni avanzar, o a que simplemente se han desorientado. Pero no tardan en sacar rápidamente el teléfono móvil para llamar al servicio de rescate y esto también deriva en más rescates.

«Para nosotros es un éxito si el número de accidentes no sube en la misma medida que el número de personas activas», afirma Michael Larcher y comparte sus consejos, con los que se pueden evitar errores típicos y por ende emergencias y operaciones de rescate.

La transición de caminante a alpinista

Caminar
Las transiciones entre las formas individuales de movimiento no están claras y no existen definiciones internacionales precisas. Pero se podría decir que salir a caminar es más un paseo casual sin ambición deportiva ni un objetivo concreto.

Senderismo
A diferencia de caminar, el senderismo se conoce como andar con un objetivo específico. Además, el senderismo se realiza en un entorno natural, lo que significa que, cuanto mayor es la distancia con respecto a las zonas urbanizadas, a los asentamientos y a las carreteras, más nos adentramos en el senderismo.

Alpinismo
El alpinismo es senderismo por encima de los límites del bosque, es decir, a más de 1.600 a 1.800 m s.n.m., según si te encuentras en los Alpes centrales o del norte. Los caminos se vuelven más estrechos y siempre existe el riesgo de caerse.

Lo más importante en el alpinismo

Michael Larcher nos dice que para el alpinismo el pronóstico del tiempo es muy importante, pero también lo es llevar el equipo apropiado. Calcular bien los tiempos también es importante y, lo más importante, debes saber si estás suficientemente en forma para el recorrido planificado. «¿Estoy sano y en forma? La clave es empezar poco a poco e ir aumentando la dificultad. A medida que se progresa de caminar a practicar el senderismo y el alpinismo, más aumenta la parte de aventura y la incertidumbre. ¡Es fundamental autoevaluarse de forma honesta!»

Cuatro cosas importantes para practicar el alpinismo

De claro a nublado: al tanto de la previsión meteorológica

Antes y durante una excursión, siempre debes estar atento a la previsión meteorológica, por ejemplo, con la aplicación Meteoblue. El sitio web de ZAMG y su aplicación wetter.zone también son buenas fuentes de información. De esta manera, evitarás sorpresas desagradables, como quedarte atrapado en un cambio repentino del tiempo. Si el tiempo cambia de repente, valora si hay un refugio o un alojamiento a tu alcance. De lo contrario, deberás interrumpir el recorrido y volver al punto de partida por el mismo camino señalizado.

Mete todo lo necesario en la mochila antes de partir

«La clave del éxito cuando practicas alpinismo son unas buenas botas de montaña», afirma Michael Larcher. Pero también es muy importante tener en cuenta qué debes meter en la mochila. Debes contar con una protección adecuada contra el frío y la humedad (ropa funcional cortaviento, impermeable y transpirable) y protección solar (gorra, gafas de sol de alta calidad y crema solar). Es importante contar con un teléfono inteligente para poder realizar llamadas de emergencia (número de emergencia para Europa 112 o, en Austria, el 140 para el rescate en montaña) y también un botiquín de primeros auxilios. Además, una pequeña linterna frontal de emergencia puede resultarte útil, así como al menos un litro de agua por persona y una mezcla de frutos secos o barras de frutas o muesli.

La regla de oro: quien madruga evita el calor, las tormentas y la oscuridad

Toda buena descripción indica la duración media de un recorrido. De modo que no es necesario calcular los tiempos de la ruta. Sin embargo, hay una regla de oro muy importante, sobre todo en verano: debes salir temprano porque es mucho más fácil caminar en las frescas horas de la mañana. El consejo de Michael: «dos tercios del tiempo indicado para una excursión deben completarse antes de las 12 del mediodía. De modo que para un recorrido de seis horas, dos tercios serían cuatro horas; así que debo empezar a caminar a las 8 como muy tarde». En verano, no solo se evita el calor, sino también el riesgo de tormentas, que suelen producirse por la tarde o la noche. Otra razón es que no regresarás de noche.

Buena autoevaluación o por qué el recorrido debería ser el objetivo

Exigirse demasiado en el primer día de vacaciones y los objetivos demasiado ambiciosos no solo te aceleran el pulso, sino que, lamentablemente, a menudo no terminan bien. Por lo tanto, Michael Larcher aboga por una autoevaluación honesta y una estrategia que te permita acercarte lentamente a tus límites y posibilidades y reflexionar sobre cuál es realmente tu objetivo. No se refiere a un punto físico, sino más bien a la pregunta: «¿Qué quiero? ¿Quiero entrenar, quiero llegar al límite, quiero agotarme o quiero experimentar algo? Para la mayoría, se trata de una experiencia agradable y los objetivos deben establecerse en consecuencia». Para Michael, un enfoque óptimo sería estar debidamente equipado y tener en cuenta el pronóstico del tiempo. Camina con compañeros a los que conozcas y sepas hasta dónde pueden llegar y su disposición a asumir riesgos. En general, un grupo siempre debe tener en cuenta las capacidades de su miembro más débil.

«En verano las tormentas casi nunca empiezan antes de las 4 o las 5 de la tarde. Esto significa que, si ya he descendido de las zonas a mayor altitud o ya he llegado a mi alojamiento antes de esta hora, la cuestión de las tormentas difícilmente me afectará».

¿Qué dice tu propia forma física al respecto?

Incluso si está claro que la atención debe centrarse en una experiencia agradable, los principiantes corren el riesgo de sobrevalorar sus fuerzas y su forma física. De modo que esto es lo que Michael recomienda: «Durante los primeros dos días, solo haría recorridos con un desnivel máximo de 800 metros, es decir, que entre el punto de partida y el punto de llegada no se supere este desnivel. También son ideales los recorridos en los que hay un refugio a lo largo del recorrido para poder hacer una parada. En verano hay muchas rutas de senderismo donde hay un refugio de montaña o un pasto alpino gestionados por personas». Esto significa que siempre tendrás la certeza de que podrás descansar y que no tendrás que llevar demasiada comida ni agua contigo.

Y así podrás rellenar tu botella de agua cómodamente en los refugios del camino. A menudo también hay granjas o pastos alpinos a lo largo del recorrido que disponen de pozos o fuentes para poder obtener agua fresca. Esto evitará un error de principiante: una mochila demasiado pesada por llevar demasiadas cosas innecesarias.

Resumen de los 7 consejos más importantes

  1. Comprueba la previsión meteorológica antes y durante la excursión.
  2. Asegúrate de contar con el equipo adecuado y unas buenas botas de senderismo.
  3. Elige recorridos que se adapten a la estación del año y a tu forma física. Empieza poco a poco y ve aumentando la dificultad. En los grupos, tener siempre en cuenta al miembro más débil.
  4. Mantén la mochila lo más ligera posible y no lleves nada innecesario.
  5. Solo lleva comida y agua con moderación si hay algún refugio a lo largo del recorrido.
  6. Presta atención a la hora; sal a tiempo y aprovecha las frescas horas de la mañana.
  7. Sé consciente de los peligros y ten en cuenta que caminar por la montaña es una aventura.

    Artículos relacionados

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    logo-diario-mas-noticias
    Recibe las  últimas noticias

    Suscríbete a nuestra newsletter semanal