miércoles, febrero 21, 2024

Malu Baena: «Soy atleta, tengo cuarenta años y soy muy peleona»

Texto: S. Cuenca

María Luisa Baena, Malu, es entrenadora de atletismo, atleta y profesora de Educación Física. Especializada en la mujer deportista, escribió «Correr embarazada», donde cuenta cómo era su vida deportiva durante su segundo embarazo. Además, es presidenta del Club Femenino La Peña Trail.

Malu Baena empezó en el atletismo con tan solo 8 años, en Ronda, porque su padre es ferroviario y vivía en Barcelona. Allí había mucha actividad deportiva, me habla de hace ya más de 40 años, sin embargo, en Andalucía no había casi nada. «Empecé a hacer atletismo con personas mayores, bueno, a mí me parecían mayores, gente de 18 o 20 años y la mayoría eran chicos«, recuerda la atleta. Se decantó por el atletismo porque reconoce que es lo que había allí en aquel momento, aunque también jugaba al fútbol con los chicos. «Mi padre llevaba un equipo pequeño de fútbol en el barrio, en Ronda, y yo entrenaba y jugaba con ellos, pero cuando llegaban los partidos los fines de semana, evidentemente no podía jugar con ellos, era imposible que las chicas jugasen al fútbol«, cuenta Malu. Pero ella entrenaba y en el colegio se apuntaba a todo lo que tuviera que ver con el deporte, sin importarle lo que pensaran.

Cuéntame un poco cómo ha sido tu carrera profesional y algo sobre tus victorias…

Comencé haciendo Cross, una de las especialidades del atletismo. Desde el inicio me vinculé al Club Nerja, al que sigo perteneciendo. Llegue a ser campeona de Andalucía en categoría juvenil en la prueba de 400m además de participar en campeonatos nacionales individuales y por equipos. Ya en mi etapa Master, además de conseguir alguna medalla a nivel nacional en 400m y en relevos, también he participados en varios campeonatos de Europa de pista cubierta.

Eres profesora de secundaria de educación física, entrenadora de atletismo y atleta. ¿Se puede vivir solo del atletismo?

Es prácticamente imposible. La mayoría de las atletas de élite tienen que compaginarlo con el trabajo, las becas, además de ser muy complicadas de conseguir por su exigencia, son escasas en cuantía económica y eso no les permite dedicarse al atletismo de una forma profesional. Son pocas las atletas que tienen la suerte de contar con patrocinadores o empresas que apuesten por este deporte. Siempre he pensado que una deportista que subsiste de ayudas federativas no se le puede atribuir el apelativo de profesional.

Atleta, profesora, entrenadora y mamá, ¿Cómo se hace todo eso?

Al final todo va unido tras el proceso formativo de todos estos años, aunque sea un tópico, es una forma de vida que se va quedando plasmada en cada etapa, aprendes como atleta, enseñas como profesora, transmites como entrenadora y al final aunque seas mamá tu identidad no la pierdes, y haciendo ¨encaje de bolillos¨ lo consigues llevar todo hacia delante, no sin esfuerzo, pero con mucho gusto.

Todo muy enfocado a la mujer deportista, ¿no?

Si, tenemos trabajo por hacer, aunque la sociedad poco a poco va aceptando los cambios, aún quedan muchos obstáculos que salvar para que las mujeres tengamos el acceso y reconocimiento como debe ser. Es importante hacer entender que por el hecho de ser mujer, no estamos menos capacitadas para según que cosas y eso es una tarea que día a día me encuentro en las aulas, alumnos o padres que nos debaten las calificaciones de exámenes, por ejemplo de futbol, por el simple hecho de ser una profesora. Todos mis esfuerzos los enfoco en el deporte femenino, porque lo necesitamos, aún está mal visto en ciertos círculos que las chicas dediquen parte de su tiempo al deporte y si hablamos de madres, es peor.

Si no me equivoco, tú has denunciado al Ayuntamiento públicamente, ¿verdad?

Bueno, me vi obligada a denunciar una irregularidad, de igualdad de género, en las subvenciones públicas para los clubes de la localidad que cada año se convocan. Después de haber creado un club femenino de atletismo con más de 60 chicas y llevar tiempo trabajando en este sentido, no podía dejar pasar algo que desmontaba las bases de nuestra razón de ser como club, que se cimienta en ciertos valores.

La comisión de valoración, premiaría con más puntos a los clubes con entrenadoras que con entrenadores, aunque estos acreditasen la misma titulación, o a una campeona de España que a un campeón, aunque a los dos les hubiese costado el mismo esfuerzo llegar a ese lugar. No es justo que por ser mujer recibamos más, con ese simple gesto ya nos estaban diciendo que somos menos que ellos. Trabajar políticas de igualdad no significa eso, significa proporcionar desde el principio las mismas oportunidades, para que, tanto mujeres como hombres, lleguen al mismo éxito deportivo.

Esto me ha hecho creer aún menos, no en la política, sino en los políticos, ya que en el momento que se les avisó del error, la contestación era ¨eso es lo que hay y así se queda¨. Es cierto que la denuncia tuvo efecto, pero no el que a mi me hubiese gustado, de 60 chicas solo quedaron 10 en el equipo, el argumento ¨es cierto lo que pides pero públicamente es muy difícil para nosotras señalarnos¨. Y eso es lo que no podemos consentir, que las mujeres no puedan hablar alto y claro de lo que no es justo. Al final, hasta la concejalía de igualdad terminó desapareciendo. Y nosotras trabajando aún con más ganas, de hecho, al centrarnos en menos atletas y con objetivos claros, los resultados a partir de entonces han sido espectaculares, con récords de España en varias pruebas, una campeona de Europa en 800m y varias medallas europeas por equipo de nuestras marchadoras. Este gran cambio supuso un punto de inflexión, dando lugar a un gran cambio social enriquecido y, en consecuencia, el evidente auge deportivo de nuestro Club.

Me has contado lo que pasa en educación, lo que ha pasado con vuestro club de chicas ¿En campeonatos de atletismo te han hecho sentir diferente por el hecho de ser mujer?

Puedo decir que nuestro deporte es quizá uno de los más igualitarios, de hecho, en la misma competición hay pruebas de chicos y de chicas, las espectadoras pueden disfrutar de todos a la vez. Actualmente, pertenezco a la junta directiva de la federación andaluza de atletismo, donde hay paridad de sus miembros, con 11 mujeres y 10 hombres, donde trabajamos en políticas de igualdad reales. Ahora bien, otra cosa es a nivel mediático, donde ponen el foco, muchas veces, en motivos extra deportivos, como fotos fuera de lugar (sexistas) para ellas y fotos de campeones para ellos. En otras ocasiones la prensa solo se hace eco del ganador, y si hay espacio para la ganadora, irá en pequeño y escondido.

Con los atletas reales, nunca o casi nunca tenemos problema, otra cosa es con los corredores ocasionales o los que se hacen llamar atletas, ellos siempre te ganarán a toda costa por ser mujer.

¿Cómo son tus entrenamientos antes de una competición?

Los entrenamientos son muy variados dependiendo de la prueba que esté preparando en cada momento, si es cierto que hay sesiones que pueden ser similares cuando preparas pruebas de velocidad, como el trabajo de fuerza. Y dependiendo de la distancia a preparar, haré series de velocidad más o menos largas. Es complejo, la planificación de una temporada lleva un coctel de muchos ingredientes que hay que saber mezclar bien. Son sesiones de hora y media a dos y de 5 a 6 días a la semana. Recuerdo cuando una de nuestras atletas, Pepi Sánchez, ganó el campeonato de Europa (Braga 2023), en la prueba de 800m en categoría de W70, batiendo el récord de España con 3´14´´. A la prensa local no se le ocurre otra cosa que publicar la noticia como «una mujer que pertenece a un grupo de chicas que se reunían para hacer deporte«, ¿Habrían tratado la gesta igual si hubiese sido un hombre? Seguramente no, no somos un grupo de mujeres que se reúnen para hacer deporte, somos un grupo de atletas que entrenamos muchísimo, que renunciamos a muchas cosas y sufrimos mucho, como para que nos cataloguen así.

El libro que escribiste, «Correr embarazada» ¿Cómo nace?

Tras el embarazo de mi primer hijo, me costó mucho volver a retomar los entrenamientos con normalidad, además de llegar al estado de forma que tenía. Decidí buscar información sobre el entrenamiento durante el embarazo, de qué manera afectaría a la madre y al bebe, qué pasaría si se hacía de forma intensiva y a lo largo de toda la gestación. Para mi sorpresa, no había nada o casi nada, así que, para mi segundo embarazo decidí formar un equipo de investigación en el que contaba con Ángel Gutiérrez, fisiólogo y profesor de medicina en la universidad de Granada, además de ser mi profesor en la facultad, yo sería el objeto de estudio, controlando y planificando los entrenamientos como Licenciada en EF y entrenadora de atletismo, recopilar los resultados del mismo para su posterior publicación, que en principio pensé para tesis doctoral, pero al ver la poca información que había al respecto, decidí convertirlo en libro divulgativo como así fue al final. Los resultados fueron impresionantes, demostramos que no solo se podía entrenar a altas intensidades, sino que se debía, está claro que hablamos de atletas entrenadas y no de mujeres sedentarias que se quedan embarazadas y deciden hacer deporte.

Nuestro estudio tenía un objetivo claro, alargar al máximo el entrenamiento intensivo, para tras el parto, retomarlos cuanto antes y con la menor perdida de forma posible. Todo esto nos llevó a unas conclusiones rotundas, tanto pruebas ginecológicas, analíticas, test de esfuerzos y mucho entreno, indicaban valores iguales o superiores a los de antes del embarazo. Aun así, una vez publicado el libro, me llegó algún mensaje juzgándome como madre, aún demostrándoles lo contrario. El tiempo me está dando la razón, empezaron a salir más publicaciones al respecto, he defendido mi estudio en varias conferencias a nivel nacional y ahora ya se ve de otra forma.

En el tercer trimestre, al menos a mí me pasó, es cuando más activa te encuentras, es cuando necesitas moverte, ¿se puede hacer deporte como salir a correr?

A ver, hacer deporte y correr son dos cosas diferentes, pero se pueden hacer. Lo primero es enfocar tu objetivo, yo soy atleta y en mi estado no quería hacer marca personal, sino alargar mi carrera deportiva todo lo que pueda y más, para que luego, a la vuelta a mi realidad, sea lo menos traumática posible y no tener que empezar de cero. Todo el mundo se preocupa del bienestar físico y psicológico del bebé, pero si a una mujer que lleva 40 años entrenando se lo quitas de golpe, por desconocimiento o porque no hay nada de información, es peor para los dos.

Tú puedes hacerlo, pero llega un momento en la que esa capacidad aeróbica en la que tu trabajas, no la trasladas a un beneficio total, porque el volumen abdominal es tan grande que realmente terminas haciendo un trabajo de fuerza por el impacto que uno aeróbico. En la carrera ya me está limitando un poquito, porque estás cansada a nivel muscular, estás cargando con un bebe que pesa varios kilos. ¿Qué hago? me voy a la elíptica y disminuyo el impacto y refuerzo el trabajo aeróbico. También te puedes ir a la piscina, aunque no se puede estar mucho tiempo en el agua por las infecciones de orina. En las últimas semanas se puede correr perfectamente, aunque con limitaciones. El libro lo publiqué hace ya 6 años y ha habido un boom con el ejercicio físico en mujeres embarazadas desde entonces. Cada vez hay más atletas embarazadas y muchas de ellas han seguido entrenando y consiguiendo resultados. Hay que moverse y el embarazo no es una excepción, tenemos que olvidar los prejuicios.

¿Te suelen criticar mucho?

Cuando hay crítica es porque algo ha calado, es cierto que al ser una primera publicación de este tipo, sabíamos que habría gente que no lo entendería, pero también es cierto que no es para todo el mundo, estamos hablando de atletas con años de práctica y nivel de entrenamiento alto, como he comentado antes, no se puede pretender empezar a correr justo cuando te quedas embarazada, eso si es un error. Además me gustan las críticas, siempre constructivas, claro, si al final vienen del circulo profesional. Son puntos de vista diferentes de los que todas podemos aprender, con la diferencia de que yo lo he demostrado y en primera persona, las otras ni las contesto.

¿Qué proyectos nuevos me puedes contar?

Todo mi interés está relacionado con el rendimiento deportivo de la mujer en las diferentes etapas de la vida, el embarazo era una de ellas y quedan pendientes muchas más como las relacionadas con el ciclo menstrual o menopausia. Son cambios muy importantes en la vida de una atleta, eso queda pendiente, aunque nunca paro de recopilar datos para cuando llegue el momento de poder meterme a fondo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal