miércoles, julio 24, 2024

Maquillaje “NO MAQUILLAJE”. Tania Shostak

Tania Shostak Fotos: Tamara Velázquez

Empezamos “el año” y ya han terminado las vacaciones. Nos tenemos que preparar para la rutina.

Pero eso no nos tiene por qué entristecer, porque hay muchas cosas nuevas e interesantes que hacer y descubrir.

Pero vamos a lo que nos interesa, ¿cómo hacer nuestro maquillaje bonito, sin que parezca una máscara?

Lo primero y más esencial de todo es la preparación. La crema hidratante es la esencia de un buen maquillaje, la clave de su durabilidad. Todo lo que hacemos antes de la base influye en su mantenimiento y en cómo vamos a vernos pasadas un par de horas y durante el día.

Escenario clásico del maquillaje “Sin maquillaje”:

·Hidratar la piel, especialmente después de la escapada a la playa, nos permite mantener el maquillaje fresco y duradero. Cada persona es un mundo y la selección de los productos del cuidado de la piel es una cuestión individual.

·Prebase  (también conocido como “Primer”). Son productos que se aplican antes del maquillaje para acondicionar la piel y dejarla preparada para la aplicación de la base. De esta manera no solo hay que utilizar menos cantidad de maquillaje, sino que, además, el resultado final es mucho más profesional y, siempre, según la necesidad de la piel a hidratar, iluminar o corregir.

·La base de maquillaje adecuada para su tipo de piel. Hay que tener en cuenta que estamos todavía al final de verano, no deberíamos abusar de las bases mate. Las tendencias de piel jugosa siguen teniendo mucha fuerza.

·Sombras, claro, si hablamos de maquillaje natural, siempre debería de ser una gama de tonos naturales, como marrones, rosa pálido, color champan, etc… Las texturas se eligen según la piel, por ejemplo; con párpado graso se recomienda utilizar las sombras cremosas de larga duración, así no se acumularan en los pliegues naturales de los párpados.

Aquí tenéis un ejemplo: https://www.youtube.com/watch?v=Tg9H0bD-dt0&t=202s 

·Máscara de pestañas que se adapte a las necesidades de cada persona, por ejemplo, para dar volumen, alargar o definirlas.

·La fijación. Puede ser en forma de spray o polvos fijadores. Hay mucha variedad de productos en el mercado, especialmente ahora, con las mascarillas. Siempre nos debe preocupar la durabilidad de nuestro maquillaje.

Vamos a ver, es el proceso clásico de la preparación del maquillaje.

¿Lo haremos un poco más divertido?

Para muchas mujeres maquillarse es solo una cuestión de 5 minutos, hay veces que ni eso. Pero no siempre es tan complicado. Un maquillaje bien bonito puede ser ejecutado solo en 15 minutos, pero solo cuando tú tienes TODO muy claro.

Es decir, sabes dónde va qué cosa y como se aplica, es como las instrucciones que ponen en los muebles de IKEA… intuitivas.

OK! Sabemos poner el hidratante, sabremos poner la Prebase, y sin falta, sabremos poner la base de maquillaje. Pero ¡Atención! NO es tan complicado poner las sombras. No tengáis miedo.

Os voy a enseñar un par de trucos fáciles:

1. Cuando no sepas combinar los colores, elige un color que vaya acorde con tu color de ojos, es decir, ojos marrones – color de sombra marrón-, ojos azules – color de sombra azul-, ojos verdes – color de sombra verde- etc.… Eso te permite resaltar la tonalidad del iris de tu ojo.

2. Si no sabes poner la sombra, practica con un lápiz. El lápiz es una herramienta tan versátil, que hasta te ofrece la posibilidad de tener una línea difuminada, que resaltará tus ojos de manera muy llamativa. El color del lápiz debe ser de tu elección; puede ser de lo más clásico – marrón, negro, verde o azul -, hasta los colores vibrantes como rosa fucsia, tonos con purpurina, etc. La aplicación depende de la forma de tu ojo y qué quieres conseguir con el color, por ejemplo, difuminar, resaltar o marcar.

Y ahora, para algun@s, lo más complicado, aplicar un Delineador. Para hacer una línea hay que conocer bien la forma de tu ojo, es decir; si la forma de tu ojo es “caída”, no debes seguir hasta el final con delineador, hay que subir ligeramente el final de la línea, etc… Es que cada ojo es especial y por eso la práctica y experimentar con los estilos te hará una experta en la aplicación.

Las pestañas. Queda la elección del rímel que adornará tus ojos de unas pestañas que te proporcionaran una mirada seductora. Hay muchas variedades de rímel en el mercado, pero debes elegir sabiamente. No podrás retocar las pestañas en el trabajo, así que prevenir es mejor que curar.

Y por último, los labios, que puedes tener desde un color rosa natural hasta un rojo pasión, ya lo decides tú.

Vosotr@s preguntareis ¿Y la base de maquillaje? A mi entender un maquillaje natural debe tener en la piel los menos productos posibles con un pigmento fuerte, si no es así, se notará, por más que lo extiendas bien. Para evitarlo, recomendaría usar una base CC crema o BB crema que te proporcionará un tono natural (pigmento fino) y encima tendrás un extra de cuidado. Pero eso será recomendable en caso de personas que necesitan igualar el tono de la piel, pero si tú no tienes este problema, solo con un ligero corrector para las ojeras resolverás el dilema.

Si tienes dudas, pregúntame!!!! Aquí estaré para resolverlas todas.

Tania Shostak

Maquilladora Profesional

https://taniashostak.com

https://www.instagram.com/taniashostak/

Tamara Velázquez

https://tamaravelazquez.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal