miércoles, mayo 22, 2024

María Martín Granizo: «“Me parece completamente ridículo, que haya personas que rechacen a otras por el simple hecho de ser diferentes”

Texto: Miranda Miguelez/ Fotos: M.M.G.

Hoy en Diario Más Noticias, conocemos más a fondo a María Marín Granizo. Una deportista profesional que con tan solo 17 años ha logrado ser campeona del mundo de surf, y que está entrenando para llegar a los juegos paralímpicos de 2026, en el ámbito de esquí de invierno.

María nació con una agenesia de fémur, solo con la pierna izquierda operativa. No obstante, María siempre se ha tomado su discapacidad con humor, porque es la mejor manera de llevarla. Le resta importancia constantemente. Siempre bromea con que ella todos los días se levanta “con el pie izquierdo”, de ahí su nombre en redes sociales (@conelpieizquierdo).
Desde nuestro periódico digital, hemos tenido la gran suerte de poder hablar con ella, hacerle una serie de preguntas y poder conocer mejor sus planes de futuro, sus orígenes, sus objetivos…

¿Cómo decidiste empezar en el mundo del deporte, qué fue lo que te llamó la atención?

Empecé en el mundo del deporte porque mis padres siempre han practicado esquí, que es el deporte que hago actualmente, y aparte porque desde pequeña mis padres siempre me han apuntado a mogollón de deportes. Hice baloncesto, karate, natación, surf… Ahora los que hago de forma profesional son el surf y el esquí porque me parecen los más interesantes. Más que nada fue por mis padres y luego ya a partir de ahí fui probando deportes que me llamaban la atención, porque me suponían un reto.

¿En algún momento has sentido que no podías llegar a conseguir a algún objetivo o te has planteado rendirte debido a tu condición?

No, por mi condición no. Nunca he tenido ningún momento en el que piense “no puedo hacer esto porque me falta una pierna”. Desde pequeña mis padres siempre me han enseñado que puedo hacer exactamente lo mismo que mis hermanos, de hecho, siempre he ido a deportes y a todo con mis hermanos, siempre he logrado todo lo que me he propuesto, la verdad. Pero si que he tenido a gente que me ha dicho que no puedo hacer una cosa u otra porque me falta una pierna, pero como siempre he podido hacerlo, pues digamos que mi condición es algo que nunca me ha hecho plantearme el rendirme. Sin embargo, sí que es verdad que hay veces que los comentarios de las personas pueden llegar a afectar, es decir, de haberme planteado rendirme alguna vez, es debido a comentarios de algunas personas, no a mi discapacidad. No obstante, mis padres, mi familia y mis amigos, siempre han estado ahí para animarme y para recordarme que yo puedo perfectamente hacer lo que me proponga, así que en general, genial, porque es que tienen razón.

He leído que te consideran “InCluencer”, influencer de la inclusión, y que siempre has llevado tu discapacidad con total naturalidad (como debe ser), ¿Cuáles son tus objetivos en este aspecto? ¿te gustaría convertirte en un referente en tus redes sociales?

Si, yo soy InCluencer. Cree este movimiento con la empresa Soltra, que es una empresa que trabaja con gente con discapacidad y les ayuda a encontrar trabajo. Para la gente con discapacidad, normalmente, es más complicado encontrar trabajo, sobre todo si tienes una discapacidad intelectual, así que para eso está Soltra, para ayudarles. Yo me considero InCluencer, porque desde pequeña he trabajado mucho en el tema de la inclusión. Me parece completamente ridículo, que haya personas que rechacen a otras por el simple hecho de ser diferentes. Al final todos somos distintos. A mí me falta una pierna y otro chico puede llevar gafas, ¿sabes lo que te digo?

Me gusta mucho lo que hago con mis redes sociales porque demuestro que al final, yo puedo hacer exactamente lo mismo que el resto a pesar de que me falte una pierna. Mi perfil de Instagram es mío, de hacer deporte, de no parar, de irme con un equipo donde soy la única con discapacidad y demostrar la inclusión ¿sabes? Mucha gente se piensa que a las personas con discapacidad hay que tratarnos en plan “ay, pobrecita” y al final… ¡pobrecita de nada! Yo de pequeña odiaba que me dijesen pobrecita, que me tratasen como con pena, porque es que puedo hacer lo que me proponga perfectamente, y es lo que trato de mostrar en redes.

He visto que has practicado surf, ski y otros deportes como karate, baloncesto o patinaje. ¿Qué deporte prefieres? ¿Te has planteado en algún momento especializarte en alguna otra disciplina?

Si que es verdad que he hecho muchísimos deportes, por ejemplo, hice natación hasta 2021, pero yo odiaba la natación, solo lo hacía porque el médico me decía que era bueno para la cadera. Luego hice otros deportes como baloncesto, patinaje, etc., pero eran todos más como “hobbies”. En esquí, llevo compitiendo desde que tengo uso de razón, desde los 8 años. Ahora estoy en el equipo de promesas paralímpicas con el comité paralímpico y con Allianz.

Si que es verdad que este año, como no hay casi nieve, y encima me lesioné, solo he podido acudir a dos carreras internacionales, pero aun así no me salieron mal porque quedé tercera y cuarta. Luego, fui al Mundial en Sport, pero me lesioné un día antes y las carreras me salieron fatal. Este año la verdad es que la temporada ha sido horrible. Actualmente sigo siendo campeona de España.

Luego en surf, quedé primera del mundo en diciembre de 2022, y la verdad es que fue increíble. Aún no me han hecho escoger entre surf y esquí, gracias a Dios y espero que no lo hagan, porque son los dos deportes que más me gustan. Son muy diferentes entre sí, en el tema de la competición, por ejemplo, el esquí para mi es mucho más serio.

¿Quieres dedicarte toda la vida al deporte, o ahora que vas a terminar bachillerato te estás planteando comenzar alguna carrera? Si pretendes hacer ambos, ¿Cómo vas a compaginarlo? Es decir, donde te gustaría estudiar, si tienes a tu disposición estaciones de esquí o mar para entrenar a la vez que sacas los estudios, etc.

A ver, a mi me encantaría vivir del mundo del deporte, pero siendo coja y mujer, y encima haciendo esquí y surf… porque si fuese fútbol todavía, pero bueno. Yo ahora mismo estoy estudiando el bachillerato biosanitario y lo que quiero estudiar es fisioterapia. Entonces, como estoy en el equipo de jóvenes promesas paralímpicas, lo que me ofrecen es estudiar la carrera en la universidad Camilo José Cela en Madrid, donde me lo pagarían todo.

Lo que he hecho este año es, cuando empieza la temporada, que suele ser en enero o en diciembre, me voy a Cataluña a vivir, y ahí entreno en la Molina y voy a una academia en la que me explican todo lo que están dando en el colegio. Supongo que en la universidad será igual. Luego ya, cuando ya no hay nieve, en marzo o abril, me vuelvo al colegio normal.

Cada mes, suelo irme como 15 días fuera a esquiar, a Austria, a los Alpes, a Glaciares… En esos tiempos no tengo academia ni nada, pero soy bastante responsable para estas cosas. Cuando llego de entrenar me duermo un poco la siesta porque si no, no hay quien viva y luego estudio, hago el físico, preparo los esquís, ceno y a la cama. Es verdad que a veces cuesta, porque muchas veces, aunque pregunte a mi hermana y a mis amigos, no suelen pasármelo todo y a veces se complica, pero bueno, con esfuerzo todo se saca.

¿Te estás preparando ahora para alguna competición cercana? ¿Cuál es tu máximo sueño en el mundo del deporte, lo que más deseas conseguir?

Estoy en el equipo de jóvenes promesas y el objetivo son las paralimpiadas en 2026 en Milán. De esquí se ha cancelado todo, hasta la temporada que viene no hay ninguna carrera más. De surf, sí que tengo campeonatos de España y copas de España, pero eso ya es en octubre y agosto así que, de momento, lo único que tengo es que entrenar. También hacemos la pretemporada de esquí, entonces me tendré que ir a entrenar por ahí y ver como salen las competiciones.

El objetivo más grande que he tenido desde pequeña siempre ha sido ir a las para olimpiadas. Al principio fue ir al mundial, pero como ya fui y encima lo gané, pues ya me lo quité de encima.

¿Has notado algún tipo de discriminación o desventaja alguna vez por ser una mujer en el mundo del deporte?

En mi experiencia nunca he notado ninguna discriminación por ser mujer, yo siempre lo he visto más por tener discapacidad. Cuando ven que me falta una pierna, mucha gente se piensa que hago la mitad de las cosas. Por ejemplo, una vez estaba en una estación de esquí e iba a subir un remonte, el remontero, que es el señor que está ahí vigilando me dijo que yo no podía subir, que era solo para expertos. A lo mejor también fue por ser mujer, que me vio pequeña, sin pierna y claro, los prejuicios se apoderan de la gente. Si que puede ser que se junte un poco todo, que me vean más débil que al resto, lo que es una bobada, porque está demostrado que las mujeres aguantamos mucho más el dolor y que somos geniales.

Tampoco he tenido muchas experiencias malas, porque encima a la mayoría de gente que me ha dicho cosas, o les respondo yo, o les responde mi hermana o les responden mis amigos, entonces se callan y aprenden la lección. Espero que no le pase a mucha gente, que desgraciadamente seguro que sí.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal