domingo, mayo 22, 2022

Matías Prats: «Escribir este libro ha sido una experiencia inolvidable, que me ha sacado de mi zona de confort y me ha enriquecido»

Texto: Carmen Aniorte

A estas alturas del milenio no hay que recordar que en el ADN -con el permiso del CSI- de nuestro protagonista fluye con gran intensidad el periodismo. Matías Prats editor y presentador de los Deportes del Fin de Semana de Telecinco es hijo de Matías Prats Luque (Antena 3) y nieto de Matías Prats Cañete, todo un maestro de periodistas. Este último inventor de la retransmisión de partidos a pie de campo y de un lenguaje futbolístico propio.

Matías Prats comenzó su camino en el periodismo en Radio Marca, en 2009 debutó en el medio televisivo en Veo7 donde fue encargado de moderar tertulias de fútbol. En 2011 fichó por Mediaset para ejercer las labores de reportero y, más adelante, presentador. Ha sido enviado especial en Mundiales, Eurocopas, Copa Confederaciones, finales de Liga de Campeones, finales de Copa del Rey masculina y femenina, Liga española, Liga Nacional de Fútbol sala, Gran Premio de España de Fórmula 1, Maratón de Valencia, Roland Garros o el Giro de Italia. En las retransmisiones deportivas realiza habitualmente las entrevistas en el palco de autoridades. Como decimos, desde febrero de 2019 es el editor y presentador de los deportes del fin de semana de Telecinco. También colabora ocasionalmente con otros programas de la cadena. Ha sido galardonado con la Antena de Plata y el Premio a la Trayectoria que concede la APDM, entre otros. Además, es profesor en la Universidad Villanueva, comentarista de Radio Marca y un gran apasionado de los deportes… y por si todo esto no fuera suficiente también ha tenido tiempo para escribir una novela. ¿Su título? «El futuro que olvidaste» (Harper Collins Narrativa). Una historia de misterio, periodismo y deporte y que como asegura su autor «escribirla me ha permitido unir mis dos grandes pasiones: el deporte y el periodismo«.

Con tanto misterio y líos internos en el mundo del deporte ¿Estará usted más acostumbrado al thriller?

A veces, en el deporte, la realidad supera a la ficción. El caso Djokovic (antivacunas), por ejemplo, está lleno de intriga, suspense, mentiras, trampas… O el culebrón Mbappé, que lleva varios años a punto de fichar por el Real Madrid y a estas alturas todavía no sabemos dónde jugará el año que viene. O los trapos sucios de la FIFA… El deporte es riesgo, pasión y emoción, que son tres ingredientes que no pueden faltar en un thriller. También sorpresa. En una novela de suspense, nunca sabes cuál va a ser el desenlace. En el deporte pasa lo mismo. ¿O acaso alguien se imaginaba la victoria de Nadal en el Open de Australia ante Medvedev (número uno del mundo) cuando perdía la final por dos sets a cero?

¿Es su primera experiencia literaria?

Sí, tan solo había escrito algunos textos relacionados con el deporte y un artículo dedicado a mi abuelo Matías. “El futuro que olvidaste” ha supuesto mi debut como novelista.

¿Qué le hizo escribir este libro?

Seré sincero. Una llamada de la editorial, Harper Collins. Yo no habría sido tan osado o atrevido para lanzarme al mundo de la novela. Ni siquiera era un objetivo vital. Ni siquiera un sueño. Así que necesité un empujón. Efectivamente, di el paso y ya después tuve que nadar solo. Y casi me ahogo un par de veces, pero fueron precisamente ellas, mis editoras, las que me lanzaron un salvavidas y me permitieron salir a flote. Por lo visto, el síndrome de la página en blanco es muy común en los escritores novatos como yo. Al final, pude llegar hasta la orilla y ahora me siento orgulloso del trabajo realizado.

 ¿Qué se siente, más periodista o escritor?

Sin duda, periodista. Me considero un periodista que ha escrito una novela. Además, con cierto pudor. “Escritor” es un término que me queda muy grande. Siento una profunda admiración por los grandes autores que tenemos aquí, en España. Tienen un talento, una formación y una técnica de las que yo carezco. Yo he intentado suplir mis carencias con trabajo y entusiasmo. Tengo muy claro cuál es mi sitio y mi labor: informar con rigor y naturalidad. Ser periodista consiste en contar historias y buscar la verdad. Y a mí me encanta ser periodista.

Es una novela con género masculino o femenino ¿es apta para todos?

Es una novela apta para todos los públicos. Tiene personajes femeninos y masculinos muy potentes. No creo que exista una literatura solo para mujeres, por ejemplo. Yo, cuando escribo, no pienso en mujeres ni en hombres.

¿Qué es lo que más le gusta a la hora de escribir un libro (el proceso, la documentación, mirar cara a cara a la pantalla del ordenador…)

El proceso. Lo he disfrutado mucho. Para mí fue un reto plasmar la idea que yo tenía en la cabeza sobre un papel. Yo soy un periodista que trabaja en la radio y en la tele, pero nunca he pisado la redacción de un periódico. Y resulta que Rodrigo, el protagonista, trabaja en el diario Crónica. Así que me propuse conocer este medio desde dentro y me infiltré entre los redactores de un periódico. Fui testigo en primera persona del ritmo de trabajo tan vertiginoso que tiene un periódico, con una constante actualización de las noticias, con hasta tres o cuatro reuniones con el director, con apasionados debates para elegir la portada del día siguiente. También me puse en contacto con deportistas en activo o recién retirados y con una psicóloga deportiva, que me ayudó a entender por qué les cuesta tanto adaptarse a su nueva vida. Pero lo mejor lo estoy viviendo justo ahora: escuchar al lector, sus críticas o halagos, es enormemente enriquecedor.

¿Porqué hay que leer la novela?

Por curiosidad. Por saber si “el chico de los deportes” ha escrito algo interesante. Porque la novela habla de las cosas que nos pasan a todos: un divorcio, la lucha por la custodia de un hijo, un periodista desmotivado en su trabajo, un nuevo amor…Para entender por qué la tenista más famosa de nuestro país no llegó a ser feliz a pesar de sus éxitos deportivos. Porque el libro aborda cuestiones de salud mental que nos deberían preocupar y ocupar a todos: la depresión, el suicidio…

¿Qué destacaría de ella por encima de todo?

Que es una novela que se lee fácil: es ágil, tiene capítulos cortos, no hay tramas muy rebuscadas… Eso no significa que los personajes no sean profundos. Se hacen muchas preguntas, constantemente. Además, creo que el lector se puede identificar con el personaje principal. Empatizas con él porque es un tío normal. Puede ser tu amigo, tu vecino, tu primo….Recién divorciado, sin motivación en el trabajo…Y justo cuando peor está, aparece ese reportaje sobre Paula Llorente para recordarle que estaba enamorado de su profesión. Ahora que el periodismo no goza de su cota más alta de popularidad, también es una oportunidad para que la gente comprenda lo importante que es nuestro trabajo para conocer la verdad. Las redes sociales son una herramienta fantástica, pero el periodismo sigue siendo muy necesario.

El futuro que olvidaste

¿Algún consejo por parte de su padre?

Lo primero que me dijo fue: “hijo, eres un valiente”. Él, a pesar de ser un tipo sobradamente preparado, con mucha imaginación y con una vida apasionante, nunca ha decidido dar el paso. Aunque ha recibido innumerables propuestas a lo largo de los años. Y lo haría genial, porque es un poeta. Me dio pocos consejos. Creo que no me quiso presionar ni condicionar. Está a punto de terminar de leer la novela, así que estoy expectante para conocer su veredicto. Mi padre será un buen termómetro porque nunca me ha regalado un elogio. Es muy exigente conmigo.

¿Y sus compañeros en redacción de deportes?

Muchos de mis compañeros se han enterado hace pocos días. Me daba pudor o vergüenza contarles que estaba escribiendo una novela. Ahora que se ha publicado, su respuesta ha sido muy positiva. La mayoría ha mostrado mucha curiosidad por el contenido de la novela y han corrido a las librerías a comprársela. Pese a no ser un libro sobre deportes, la historia, en ciertos momentos, les resultará muy familiar.

Aunque son personajes ficticios ¿Se ha basado en su elaboración en como dice Antonio Orozco de «pedacitos» de muchos..?

Puede ser cierto. El protagonista tiene cosas mías. No soy yo, ¿eh? Yo todavía no me he divorciado porque ni siquiera me he casado ja ja ja. Pero somos parecidos en las relaciones personales, y tenemos algunas manías en común, como no beber nunca café porque nos disgusta el sabor y el olor. En un personaje femenino, Carolina, veo pedacitos de antiguos amores, por ejemplo. Y en Paula Llorente, veo similitudes con algunas grandes deportistas de nuestro país: un poco de Arantxa Sánchez Vicario, de Blanca Fernández Ochoa, de Carolina Marín

¿Animado para una segunda novela?

Prefiero ser prudente porque antes me gustaría comprobar si mi primera novela ha gustado a los lectores. Pero ha sido una experiencia inolvidable, que me ha sacado de mi zona de confort y me ha enriquecido.  ¿Una segunda novela? ¿Por qué no? Depende de la gente. Yo estoy dispuesto a repetir.





Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal