jueves, diciembre 1, 2022

MÓNICA FERNÁNDEZ HONTANILLA: “Monté una empresa porque no quería salir al campo yo sola a pasear. Ahora, gracias a Las 7 cabrillas, siempre voy acompañada”

Texto: Mar Olmedilla / Fotos: M.F.H.

Hace siete años Mónica Fernández Hontanilla recién terminada la carrera y viendo que el futuro no era nada halagüeño, tomó una decisión, montarse su propia empresa, Las 7 Cabrillas. Un proyecto enfocado al ecoturismo, pero sobre todo a mirar al cielo y tomar conciencia de nuestro planeta gracias al conocimiento de la astronomía.

Mónica es uno de esos jóvenes que no quiso abandonar el pueblo para marcharse a una gran ciudad. Apostó por la vida rural y ahora, a sus 36 años, asegura que no podría vivir lejos de Alcoba, un pequeño pueblo de Ciudad Real emplazado en pleno Parque Nacional de Cabañeros. “No podía tener un entorno mejor para mis propósitos, pero no ha sido fácil”, nos cuenta esta joven emprendedora.

Estudió Ciencias Ambientales en Almería, después se marchó al extranjero, concretamente a Glasgow (Escocia) para seguir especializándose, realizó varios máster de esos caros y cuando era muy joven, llena de ilusión y lo suficientemente preparada, se dio de bruces con la realidad: la crisis económica, que paralizó sus sueños. A partir de eso momento, Mónica Fernández Hontanilla no le quedó otro remedio que agudizar su mente y preguntarse: “¿Y ahora qué? ¿En qué trabajo? ¿Qué puedo hacer que no hagan los demás?”. Fue entonces cuando, ¡eureka!, se le ocurrió la idea de emprender algo por sí misma, contando sólo con todo lo que sabía sobre las ciencias ambientales, la astronomía y su toma de conciencia de que al planeta hay que cuidarlo. Así surgió Las 7 cabrillas.

Mónica Fernández

Una empresa que nada tiene que ver con las cabras

No, no se trata de salir al pasar al campo a pastorear con cabras cual Heidi en las montañas, qué es lo que muchos pueden pensar en un primer momento debido al nombre de la empresa y que es una actividad campestre. Sino de excursiones nocturnas guiadas por Mónica para contemplar las estrellas y aprender, gracias a “la interpretación ambiental, que no científica”, los misterios que oculta el firmamento.

La 7 Cabrillas en astronomía no son otras que las conocidas Pléyades. Si miramos hacia la constelación de Tauro podemos contemplar siete estrellas con una apariencia difusa, que forman un pequeño agrupamiento como si fuera un pequeño rebaño de brillantes animales, pues bien, esas son las siete cabrillas. Son tan conocidas que podemos encontrar referencias a ellas en obras tan conocidas como La Ilíada, la Biblia o incluso en el mismo Quijote, entre otras.

Vía Láctea Cabañeros

─¿Cómo fueron tus inicios como emprendedora?

─No fue sencillo. No era fácil de entender, menos hace siete años que no se hablaba ni estaba tan de moda esto que ahora se conoce como ecoturismo, que lo que yo pretendía era explicar las estrellas y de la forma que yo pretendía hacerlo. Empecé a hacer muchas actividades gratis por los ayuntamientos, por las casas rurales, para que me entendieran y así darme a conocer. Es decir, tuve que publicitarme de una forma gratuita con el objetivo de que se entendiera en qué consistía Las 7 Cabrillas. Para un proyecto como el mío es importante que la gente de los pueblos te apoyen.

─Después de haberte mandado a la universidad, que tú digas me voy dedicar a ir al campo para mirar las estrellas, me imagino que a tu familia le extrañó.

─(Risas), a ellos también les costó entender qué es lo que pretendía, pero me han apoyado siempre. Mi abuela, la pobre, no lo entendía. Siempre me decía ¿para hacer cosas del campo por qué te tienes que ir tan lejos? Por eso, abuela, tengo que irme lejos para aprender mucho y poder volver.

Por desgracia, Mónica no ha conseguido vivir exclusivamente de su empresa y compagina su vocación trabajando como asesora agrícola en la zona. “Ahora con todo esto de la pandemia a mí se me ha puesto muy difícil. Con el toque de queda es prácticamente imposible porque mi trabajo es nocturno evidentemente”, se queja con toda la razón. No ve el momento en el que se vuelva a hacer una vida normal y que todos aquellos que quieran disfrutar de una caminata nocturna por el campo, aprendiendo a distinguir planetas, estrellas, a saber qué es una nebulosa, cómo gira la tierra o contemplar estrellas fugaces

Excursiones para todo el año

Pero no se trata tan sólo de eso, caminar y ver estrellas, Mónica se ha convertido en una peculiar cuentacuentos nocturnos. Caminar a su lado es relajarse en plena naturaleza y escuchar, de su voz tierna y embaucadora, las leyendas mitológicas y los cuentos populares que se desprenden, desde siglos, de las estrellas. “Lo que hago es una interpretación del cielo. No sólo es poner un telescopio y dejar que la gente mire por él, no. Mi excursiones están llenas de contenido, están muy estudiadas. Explico ¿cómo nacen las estrellas? ¿Qué es una nebulosa o una galaxia?, etc. Además, les hablo de la leyendas mitológicas que se esconde detrás de cada astro, cuentos populares…”.

─Este tipo de actividad, siendo de noche, ¿las puede hacer todo el mundo?

─Por supuesto, es para todas las edades, lo único que tienen se exige es amar al planeta, la naturaleza y sentir curiosidad. Ah, y que no se olviden de que esto es el campo, que se abstengan de venir en chanclas, aunque sea verano (risas). Vienen desde familias con niños pequeños, que son los más curiosos y no paran de preguntar; abuelos con nietos, porque los mayores son los que más saben del campo y les gusta que sus hijos y nietos conozcan lo que ellos han aprendido desde la cuna; parejas, no olvides que es muy romántico mirar a las estrellas y pedir deseos con la persona que quieres.

Noche de hamacas y estrellas

A parte de tu interpretación del cielo, qué ofrece Las 7 Cabrillas, ¿alojamiento, por ejemplo?

─No, alojamiento no. Por lo general la gente viene a pasar el fin de semana o unos días a casas rurales o a visitar pueblos de la zona y ya tienen ese alojamiento. A mí me contactan y les preparo la excursión. Hay distintas actividades, suelen durar una hora y media, dos horas, las más comunes, y otras un poquito más, depende de la época del año, porque esto se hace incluso en invierno, que es cuando se ven mejor las estrellas. Hay salidas al atardecer y de noche, en horarios distintos por la luz. Hay salidas que nos tumbamos en una hamaca a pedir deseos, otros sólo andamos. Lo que sí les doy a todos es linternas, chalecos, etc.  Y siempre, siempre hay un telescopio para poder verlas más de cerca, y de los buenos, eh.

Al escucharla hablar, a uno le entran ganas de calzarse unas botas y llamarla para acompañarla en sus excursiones. Me creo cuando me dice que hasta los niños más revoltosos no abren la boca cuando están a su lado, “se quedan embobados. Hay madres que no creen que se vayan a comportar bien y al final me terminan dando las gracias porque para ellas es como un milagro”, bromea.

“Por favor –me pide entre risas– aclara que lo mío es Astronomía y no Astrología, que no será la primera vez, sobre todo en los inicios, en los que me llaman o se presentan aquí para que les eche las cartas del Tarot”.

─Lo tuyo es una empresa basada en la pasión que sientes por el campo, porque si no te da los resultados económicos que esperabas en estos momentos, no se entiende.

─Mira, a mí de toda la vida me ha gustado el campo, la naturaleza, por eso estudié Ciencias Ambientales, pero también la Astronomía, me apasiona. Creo firmemente que tenemos la obligación de mimar al Planeta en el que vivimos, pero sobre todo, no me gusta estar sola. Antes salía sola, con mi cámara de fotos, a pasear al campo, ahora no. En realidad creo que monté una empresa porque no quería salir al campo yo sola a pasear. Ahora, gracias a Las 7 cabrillas,  siempre voy acompañada. No todo es dinero en esta vida, es mucho más importante la salud mental y tener un trabajo que te apasione.

Su pasión no la va a permitir jamás tirar la toalla. Mónica está convencida de que la pandemia pasará, los excursionistas volverán y que llegará un día en el que su único trabajo sea La 7 Cabrillas. Un sueño por el que trabaja día a día y una pasión, que por el momento, ya la ha llevado a conseguir en 2020 el Premio al Mejor Producto Turístico de la Región de Castilla-La Mancha.

Eclipse

Aquellos que quieran contemplar las estrellas y saber de sus misterios, una vez la pandemia lo permita, pueden reservar plaza llamando al teléfono 680637077. También pueden escribir a las7cabrillas@gmail.com. Para más información www.astroturismocabaneros.com. Después sólo tienen que desplazarse a Alcoba (Ciudad Real).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal