jueves, junio 13, 2024

Sizzle Vintage, la nueva marca de moda conquense

Texto: Lucía Romano Maricalva/ Fotos: Sizzle Vintage

Sizzle Vintage es una start up de moda circular con punto de venta situado en la ciudad de Cuenca. Se trata de una empresa creada por dos hermanas, Isabel y Raquel. Isabel es la encargada de la comunicación y relaciones públicas, así como de la elección de la ropa, mientras que Raquel es la persona que se ocupa de toda la parte gráfica de la marca.

Las hermanas García-Consuegra, siempre habían querido dedicarse a la industria de la moda. Algo que les impulsó a abrir su negocio, fue que el encontrar ropa que les gustase en las tiendas tradicionales se había convertido en una tarea casi imposible. Después de un largo tiempo pensándolo, hace un año decidieron poner en marcha este proyecto.

Sizzle Vintage, como su propio nombre indica, nació inspirado por la estética vintage y artes como el cine y la música “pero, sobre todo, nos inspira la gente de la calle”. La empresa, no solo ha apostado por un estilo diferencial, sino también por una moda sostenible contraria a los valores de la moda rápida actuales.

Se trata de un modelo de negocio que funciona principalmente a través de Instagram y ha llegado para revolucionar la industria textil de la mano de la concienciación con el medio ambiente. “Nosotras optamos por alargar la vida de prendas en perfectas condiciones que ya están fabricadas, por lo tanto, la contaminación se reduce a 0”.

¿Por qué ese nombre?

Sizzle en inglés es chisporroteo, algo que va mucho con el estilo de nuestra ropa, tan llena de color, frescura y originalidad. Además, es el resultado de unir Size (talla) y Puzzle. Size porque abarcamos un montón de tallas y queremos vestir a todo el mundo independientemente de qué talla lleve, y Puzzle porque es una metáfora del upcycling que hacemos en algunas prendas, unir un tejido de aquí y de allá, de un retal, de una prenda en desuso para formar una prenda nueva. Son dos cosas que queríamos que nos identificaran y decidimos unirlas en el nombre.

¿Qué dirías que diferencia e identifica a tu marca?

Dentro del mercado de ropa de segunda mano / vintage, nos diferenciamos porque hacemos una selección muy minuciosa de las prendas que ponemos a la venta. No vendemos nada que esté roto o muy desgastado, como sí pasa en otras tiendas del estilo. Sizzle es una pequeña boutique de prendas muy cuidadas y únicas. Otra cosa que nos diferencia es la transparencia que tenemos con nuestro principal objetivo, evitar los residuos textiles. Pesamos cada prenda e informamos al comprador de cuántos gramos de residuo textil está evitando con cada prenda, además de que cada cierto tiempo por Instagram comunicamos cuánta cantidad de residuo textil llevamos evitada. Por último, nos diferencia la opción de alquilar: alquilamos toda nuestra ropa a proyectos artísticos como videoclips, performances, sesiones de fotos, conciertos…

¿Cómo es vuestro modelo de negocio? ¿Qué diferencia vuestro modelo de producción con los valores de la moda rápida?

Nuestro modelo de negocio es la venta y alquiler de prendas de segunda mano/vintage y upcyling que nosotras mismas confeccionamos en nuestro taller. De momento estamos haciendo upcycling con mascarillas, tote bags y algunas prendas. Lo que nos diferencia de la moda rápida es la concienciación. No producimos en masa, no hacemos grandes tiradas de ningún producto. Los productos upcycling se hacen bajo pedido, por lo tanto, no desperdiciamos tejido. Con la venta de ropa vintage, también hay una gran diferencia con la moda rápida: ellos producen prendas nuevas en masa, con tejidos nuevos. Nosotras optamos por alargar la vida de prendas en perfectas condiciones que ya están fabricadas, por lo tanto, la contaminación se reduce a 0.

¿Por qué es importante que la industria de la moda sea sostenible?

Es importante porque estamos llegando a un punto en el que la cantidad de emisiones por parte de la industria de la moda es aterradora. Es una de las industrias más contaminantes y eso se puede frenar alargando la vida de las prendas que ya existen, bien vendiéndolas a clientes nuevos que optan por este tipo de ropa, descosiendo las prenda para hacer otras nuevas o reciclando las fibras para crear nuevas bovinas de hilo.

¿A través de qué canales desempeñáis vuestra actividad? ¿Tienda online, física…?

En este momento nuestro mayor canal de venta es Instagram. Casi todos los días publicamos una prenda nueva o accesorio. Nos escribe gente de toda España y tenemos clientes de todos los rincones del país. Aunque es un negocio principalmente online, los miércoles de 17:00 a 20:00 horas abrimos nuestra tienda/taller al público bajo cita previa para que la gente de nuestra ciudad tenga la oportunidad de venir, ver y probarse la ropa, así como ahorrarse los gastos de envío. En un futuro esperamos tener una tienda online y espacio de venta físico en el centro de la ciudad, ya que ahora nos encontramos en el Centro de Empresas de Cuenca, algo alejado del centro

¿Cuáles son vuestros referentes en la moda?

Respecto a estilo, marcas como Lazy Oaf nos inspiran mucho. A decir verdad, nos inspiran infinidad de cosas, desde ilustradores, hasta bandas de música, una serie, una película… pero sobre todo nos inspira la gente de la calle. Nos ayuda a mantener los pies en la Tierra y ver qué quieren y qué no quieren.

¿Crees que la ropa vintage vuelve a estar en auge?

Totalmente. Cada vez se habla más de sostenibilidad y se están poniendo muchas cartas sobre la mesa. La gente está siendo cada vez más consciente de sus elecciones al comprar, ropa o cualquier otro producto. Incluso marcas de lujo como Gucci ahora mismo están vendiendo muchísimo producto vintage. También estamos viendo esa tendencia en las últimas alfombras rojas y estrenos internacionales. Hay celebrities que optan por reutilizar vestidos, utilizar modelos de colecciones de hace años, o incluso remodelar un traje que ya tenían. Está totalmente en auge. Además de los valores que todo esto lleva implícito, también tengo que mencionar que la estética vintage, en este momento y debido a todo lo anterior, ahora mismo es tendencia de estilo.

Tienda/taller: Camino de El Terminillo, Km 2, 16003 Cuenca

Instagram: @sizzle.vintage linktr.ee/sizzle.vintage

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal