miércoles, julio 24, 2024

Nicolás Cortijo: «Me gusta torear despacio, suave y con delicadeza»

Texto: Julián Conejero Astray/ Fotos: N.C.

La historia taurina de España se remonta a la antigüedad, y se ha convertido en una parte importante de la cultura y la tradición españolas. Los toros son considerados una figura icónica en nuestro país y son un elemento central en las celebraciones y festividades de España.

Durante los siglos XX y XXI, la tauromaquia se ha mantenido como una parte importante de la cultura española, y ha sido objeto de controversia debido a la crueldad que algunos ven en el trato de los toros. Sin embargo, los defensores de las corridas de toros argumentan que se trata de una forma de arte y que el toro es tratado con respeto durante todo el proceso.

Hemos tenido la suerte de poder hablar con un joven amante de los toros, su nombre es Nicolás Cortijo Parreño y está preparándose para ser novillero en la Escuela Taurina de Albacete. Es una de las escuelas más importantes a nivel nacional, ya que es de las que más toreros aportan y han aportado al mundo del toreo.

Nicolás, además de preparase para el toreo, está estudiando administración y dirección de empresas en la universidad de Albacete y lo compagina siendo monitor de tenis en dos colegios. Este futuro maestro tiene las cosas muy claras y se organiza de tal manera que todo le es posible, como él dice, «quien quiere puede«.

¿De dónde te nace esta afición taurina?

Mi familia siempre ha sido taurina, pero a mí no me llamaba mucho la atención cuando era pequeño, pero a raíz de un compañero de tenis, siempre ha sido un deporte que he practicado, me propuso apuntarme con él a la Escuela Taurina. Al ir conociendo la profesión, entrenando y toreando fue algo que me enganchó.

¿Cuál es la dinámica que lleváis en la Escuela Taurina?

En la Escuela Taurina de Albacete entrenamos lunes, miércoles y viernes en la plaza de toros de Albacete de 18:00 a 20:00. Durante estas sesiones lo que hacemos es “torear de salón”, es decir, un compañero hace de toro y simulamos una faena y los maestros nos van corrigiendo los detalles técnicos y artísticos. Un día a la semana, una hora antes de hacer el toreo de salón, viene un preparador físico, por nuestra cuenta también hacemos deporte. Hay semanas que hacemos “jornadas camperas” y vamos a tentaderos a poner en práctica lo que hemos entrenado en el día a día.

¿Cómo lo compaginas?

A veces es un poco estresante porque son muchas cosas en un mismo día y estoy de un lado para otro sin parar, pero al fin y al cabo es todo organización y querer es poder.

¿Cuáles son los toreros que más admiras?

Desde que empecé el torero en que más me he fijado es Alejandro Talavante, por lo que transmite toreando, la emoción que crea al público, la improvisación que tiene, la manera que tiene de torear con los vuelos, su mano izquierda. He de decir que siempre intento coger un poquito de todos y llevarlo a lo que yo expreso y a mí me gusta.

¿En cuántos festejos taurinos has participado durante la temporada?

He participado en seis, toreé en febrero en Albacete, realizando unas clases prácticas, en abril estuve en Córdoba, en junio otra vez en Albacete, también toreé en Pedregalejo, un pueblo de Cuenca, también tuve la suerte de torear en Sonseca, un pueblo de Toledo y para terminar participé en otro festejo en Albacete. Gracias a la escuela podemos participar en varios festejos taurinos.

¿Crees que ya tienes un estilo propio de torear?

Uno cuando empieza y desde la inocencia ya va marcando un estilo, pero siempre hay que ir mejorando la técnica para poder expresar a la gente lo que tu sientes y quieres transmitir. Me gusta torear despacio, suave y con delicadeza, tratando de evitar las brusquedades y tratar de sentirme siempre a gusto y cómodo con el animal.

¿Por qué crees que el mundo de los toros tiene que seguir existiendo? ¿Cómo convencerías a alguien que no le gustan los toros para que le terminen gustando?

En primer lugar, me gustaría pedir a la gente que viera las fiestas desde el respeto y que se animasen a conocerlas. También les diría que tratasen de hablar con personas que viven de ello y lo maman día a día, a partir de ahí que cada uno decida si les gusta más o menos. Obviamente no le va a gustar a todo el mundo, eso es imposible. Para mí es un espectáculo muy completo, las emociones que se pueden vivir en una tarde en una corrida de toros no se pueden sentir en ningún otro espectáculo. Quiero recalcar la palabra «respeto», al que le guste que aporte y que lo siga y al que no le guste que respete a los que si nos gustan y es nuestra pasión.

¿Cuál es la corrida de toros que más ganas tienes de participar en un futuro?

Creo que la Beneficencia en Madrid, es la tarde más importante del año. Se compara con el domingo de Resurrección en Sevilla, pero para mí Madrid es la número uno.

Nicolás Cortijo toreará el próximo día 30 en Pozoamargo, Cuenca.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal