domingo, mayo 22, 2022

Pixie, Mixie, Bixie… ¿Sabemos distinguir el corte original de sus versiones?

Redacción

A veces nos hacemos un poco de lío con el nombre de los cortes en cabello, incapaces de distinguirlos cuando se asemejan o son simplemente variaciones de un original. Esto nos ocurre con el pixie, con tantas posibilidades que tiene versiones tan de moda actualmente como el bixie o el mixie. De la mano de Mar Peón (Menta Beauty Place), Rubén Torres (ÌO Salón), David Lesur (David Künzle) y César Parra (Homine Madrid), conocemos en qué consisten  y cuál es su origen, nada menos que el icónico corte garçon modernizado y adaptado a los nuevos tiempos.

Del corte garcón al pixie, y de este a dos de sus versiones más a la última: el mixie y el bixie. Desde hace años el pixie arrasa entre los cortes más solicitados ya sean en su estilo parisino, capeado, curly, despeinado o con ese tupé más largo arriba que nos queda tan bien, más aún si lo convertimos en un boyish (coupe courte) dejando los contornos más largos: “El pixie tiene varias ventajas, entre ellas su increíble capacidad de adaptación, perfecto en todo tipo de caras aunque mucho mejor en mujeres con cuello largo y baja estatura, o de rostro redondo si se tiene volumen en la parte posterior” – nos comenta David Lesur, director de formación en los salones David Künzle: “Para mantenerlo siempre en buen estado, lo ideal sería pasarse por tu salón de referencia entre las cuatro y seis semanas para arreglarlo y conservarlo. En casa, lo podemos peinar con una jalea corporizante en cabellos finos y para cabellos más fuertes, una leche (lait) de peinado, que luego fijaremos con cera o laca”.

Fácil de estilizar, también lo es de personalizar, con opciones grunge (Kristen Stewart o Miley Cyrus fueron asiduas en su momento), despeinado o curly para darle un toque de rebeldía. Lesur aconseja adaptar siempre el pixie a nuestras facciones: “Si tenemos cara redonda, algo de volumen en la parte superior y algunos mechones delgados en la punta para reducir esa redondez. Si es cuadrada, pelo alrededor de la mandíbula que suavice esos ángulos. Y si es alargada, un flequillo más largo que minimice esa longitud”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal