martes, abril 23, 2024

Sofocos e insomnio, los síntomas de la menopausia

Por DR. NICOLÁS MENDOZA LADRÓN DE GUEVARA (Miembro de TopDoctors)

La menopausia se caracteriza por le cese de la menstruación y el inicio de una etapa que se conoce como climaterio. Es decir, es una transición entre el período fértil y la vejez. La edad promedio de aparición de la menopausia son los 51 años, aunque suele surgir entre los 48 y los 54 años.

En los casos en los que la menopausia aparece antes de los 40 años se define como insuficiencia ovárica prematura o menopausia precoz. Por el contrario, en los casos de las mujeres en las que la regla no desaparece hasta después de los 55 años, se califica como menopausia tardía.

Se produce cuando la mujer empieza a perder progresivamente su función ovárica y baja la producción de hormonas femeninas, como los estrógenos y progesterona. Si bien no es una enfermedad, en la mayoría de las mujeres presenta síntomas molestos que pueden llegar a alterar su calidad de vida, sus relaciones sociales y su rendimiento laboral.

La edad promedio de aparición de la menopausia son los 51 años
Los cambios en la mujer
Las repercusiones de la menopausia en el organismo son variables y dependen de cada persona, pero principalmente están relacionados con aspectos endocrinos que repercuten en el aumento de peso, cambios en la figura, alteraciones del ánimo y empeoramiento de la vida sexual.

Cambios en la figura: este periodo de la vida está relacionado con cambios hormonales y metabólicos que pueden incrementar la grasa corporal, sobre todo la abdominal. La grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42% a los 50 años. Además, la vida sedentaria acelera este proceso. Este aspecto es importante, ya que no implica solamente consecuencias estéticas sino también cardiovasculares.

Alteraciones en el estado de ánimo: se manifiestan por tendencia a la tristeza, disminución de la energía, cansancio, falta de concentración, ansiedad, irritabilidad y agresividad.

Cambios en la vida sexual: muchas mujeres tienden a pensar que con la menopausia su vida sexual puede empeorar o desaparecer. Si bien es cierto que la falta de estrógenos produce sequedad vaginal, y ésta condiciona mucho el deseo y la respuesta sexual, es un trastorno que puede tratarse fácilmente en manos expertas.

Sofocos e insomnio, los síntomas de la menopausia

Uno de los principales síntomas que indican que una mujer está en la perimenopausia o la menopausia son los sofocos. Se caracterizan por una repentina sensación de calor y ansiedad, lo que provoca un aumento en el flujo sanguíneo en el cuello, tórax y cara. En algunos casos está acompañado de palpitaciones y sudoración.

Los sofocos se producen principalmente entre los 2 y 5 años después de la última menstruación, aunque existen mujeres que los sufren durante mucho más tiempo.

Otro de los síntomas que se suelen desarrollar durante la menopausia es el insomnio, que suele estar relacionado con los sofocos, por lo que la mujer puede recuperar la calidad del sueño con el tratamiento.

Las fases de la menopausia

La pérdida de hormonas no se produce de manera repentina y, en la mayoría de los casos, suele haber un periodo de perimenopausia que dura alrededor de 5 años. En esta etapa se producen modificaciones en la regla, sequedad en la piel y mucosas, así como modificaciones en la distribución de la masa corporal.

Después de la premenopausia se produce la menopausia. El inicio de esta está marcado por la fecha de la última menstruación, cuando desaparece el periodo fértil.

Posterior a la menopausia sucede la postmenopausia, periodo indeterminado que precede a la vejez.

La importancia del cuidado cardiovascular

En la etapa de postmenopausia se debe tener en cuenta el estado del aparato cardiovascular, ya que es uno de los aspectos más importantes en la salud de la mujer.

Los estrógenos desarrollan una acción vasodilatadora y, por lo tanto, protectora de posibles enfermedades cardiovasculares. Es decir, al mantener el flujo vascular, ayudan a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Por esta razón, ante la pérdida de estrógenos, es necesario cuidar los aspectos que hacen a la salud cardiovascular, realizando revisiones frecuentes y teniendo en cuenta los factores de riesgo como el tabaco, estrés y sedentarismo.

Tratamiento Hormonal de la Menopausia (THM)

En primer lugar, se debe evaluar en qué etapa se encuentra la mujer y la sintomatología que presenta, ya que, si bien la mayoría de las mujeres pueden usarla sin riesgo, no en todas ellas están indicadas. Por esta razón, es importante que la indicación y administración del Tratamiento Hormonal de la Menopausia lo realice un especialista en Menopausia.

Esta técnica consiste en la administración de las hormonas producidas por el ovario en las cantidades suficientes en la menopausia para aliviar los síntomas negativos como disminución del deseo sexual, depresión, cambios de ánimo y sofocos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal