miércoles, abril 17, 2024

¿Qué es la hipnosis ericksoniana?

Texto: DANIELA CONSTANTIN. Psicóloga y miembro de TopDoctors

Fue el médico y psiquiatra estadounidense Milton Erickson quien convirtió la hipnosis clásica en un método diferente que más tarde se conocería como “hipnosis ericksoniana”. La novedad con respecto al método tradicional se encuentra en su enfoque: mientras que la vía convencional busca el problema y la solución en el pasado, la hipnosis ericksoniana presta atención al presente.

Uno de los aportes principales de la hipnosis ericksoniana es la personalización del proceso: el trabajo surge de la observación detallada de cada paciente, de las cosas que dice, cómo las dice, la expresión corporal y la forma de su voz, entre otros aspectos.

Además, es un proceso más espontáneo, ya que no utiliza ningún tipo de guión y evalúa las experiencias y necesidades de las personas mediante el lenguaje ericksoniano, es decir, la forma metafórica y espontánea.

La hipnosis ericksoniana se aplica en el tratamiento de los bloqueos emocionales, los trastornos del sueño, la ansiedad, la depresión y las fobias.

¿Qué es la hipnosis ericksoniana?

En palabras de su inventor, “la hipnosis ericksoniana es una presentación de ideas que estimulan los aprendizajes del propio interior del cliente”. Es decir, consiste en una guía metodológica de la terapia que le permite al cliente/paciente encontrar soluciones definitivas a sus problemas usando sus propios hábitos, formas de pensar y recuerdos.

Si bien los contenidos que enmarcan la teoría de la hipnosis ericksoniana son muchos, existen tres pasos básicos para orientar el proceso:

Exploración y marco de referencia: el especialista en Psicología y el paciente dialogan y exploran la experiencia de vida de la persona, de donde extraen los parámetros para tomar decisiones posteriores sobre el cambio terapéutico.

Inducción al trance: se activan diversos procesos mentales partiendo de la exploración y de las propias características del paciente.

Análisis y confirmación: se trata del momento terapéutico en el que se consolida el cambio del paciente/cliente.
A diferencia de la hipnosis convencional, que requiere de un trance profundo para producir un cambio, la ericksoniana utiliza pequeños momentos en los que todas las personas entramos en una especie de “trance” a lo largo del día. Por esta razón, no se requiere ningún tipo de preparación previa, ya que se utilizarán recursos espontáneos para descifrar aspectos que se han configurado de manera natural.

¿En qué consiste la hipnosis ericksoniana?

La base de la terapia es el lenguaje ericksoniano: consiste en un lenguaje indirecto que permite al paciente acceder a significados múltiples. Mediante esta apertura del lenguaje, el terapeuta se comunica con la persona en diferentes niveles y entre los dos generan una comunicación recíproca más profunda.

Las características principales de las sesiones son:

Conversaciones abiertas y sin guión: el diálogo se da de manera natural y se utiliza un lenguaje permisivo y respetuoso.

Metáforico y auténtico: implica técnicas verbales y no verbales similares al lenguaje poético.

Sesiones liberadoras: el objetivo de este tipo de hipnosis es vencer las resistencias, para lo cual se ofrece un entorno de libertad donde la persona puede desplegar diversas respuestas.

Forma indirecta de comunicación: este punto es clave, ya que permite obtener información que aún no se ha tratado.

¿Qué trata la hipnosis ericksoniana?

Los alcances de este tipo de terapia son innumerables y algunas de las problemáticas más frecuentes son:

Bloqueos y limitaciones emocionales.
Problemas del sueño.
Problemas de autoestima.
Ansiedad.
Depresión.
Obsesiones.
Problemas en la piel.
Fobias.
Enfermedades intestinales.
Infertilidad.
Disfunciones sexuales.
Fibromialgia y dolor crónico.
Trastornos neurológicos.
Dependencia emocional.

¿Es peligrosa la hipnosis ericksoniana?

Esta terapia no tiene ningún tipo de riesgo. Sin embargo, es importante tener en cuenta dos aspectos fundamentales: en primer lugar, debe ser practicada por un profesional que tenga una amplia experiencia y que este formado en psicoterapia e hipnoterapia.

Por otro lado, este método no se puede aplicar en personas que presentan psicosis o algún trastorno disociativo.

Una de las claves de la hipnosis ericksoniana es que el paciente/cliente es plenamente consciente de la terapia en todo el proceso. De hecho, los resultados de la hipnosis ericksoniana dependen, en gran medida, de la conciencia plena y la lucidez de la persona.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal