martes, junio 25, 2024

Sensibilidades alimentarias: entendiendo cómo los alimentos impactan en tu salud

Por María del Mar López Ruiz. Miembro de Top Doctors

La manifestación de síntomas molestos tras la ingesta de ciertos alimentos se está volviendo cada vez más frecuente. Esta incidencia puede vincularse a diversos factores como el estilo de vida, la calidad de los alimentos y los aspectos de naturaleza emocional, entre otros. Cada individuo presenta una susceptibilidad única a desarrollar reacciones ante determinados alimentos.

Resulta de gran importancia llevar a cabo la identificación precisa de estos alimentos y el tipo de reacción asociada, con el propósito de prevenir cualquier posible impacto negativo en nuestra salud a largo plazo.

¿Cuáles son las principales reacciones que podemos tener a un alimento?

Existen diversas reacciones frente a proteínas o componentes de un alimento. Actualmente, podemos clasificarlas en tres grandes grupos:

Las alergias alimentarias son reacciones del sistema inmunológico mediadas por la Inmunoglobulina E (IgE). Éstas ocurren poco después del consumo del alimento y son independientes de la cantidad. Los síntomas pueden ir desde leves (urticaria) hasta graves (anafilaxia).
Las intolerancias alimentarias son causadas por un déficit enzimático. Esto quiere decir que nuestro sistema digestivo es incapaz de digerir correctamente un alimento debido a la falta de una enzima. Por ejemplo, una deficiencia de la encima Lactasa, nos producirá intolerancia a la lactosa (presente en los lácteos), manifestándose a través de síntomas digestivos como dolor abdominal, gases o cuadro diarreico.

Las sensibilidades alimentarias, comúnmente llamadas “Intolerancias”, son reacciones de nuestro sistema inmunológico mediadas por Inmunoglobulina G (IgG) frente a diversas proteínas de los alimentos. Estas reacciones tienen una relación bidireccional con el conocido “intestino permeable”, ya que podrían ser tanto causa como consecuencia de este fenómeno.

Cada individuo presenta una susceptibilidad única a desarrollar reacciones ante determinados alimentos.

¿Cuáles son los síntomas comunes de las sensibilidades alimentarias y cómo se diagnostica esta condición?

La sintomatología de las sensibilidades alimentarias es muy diversa. Desde síntomas digestivos:

Dolor e inflamación abdominal.
Digestión pesada.
Gases, estreñimiento.
Diarrea.

A síntomas sistémicos:

Fatiga crónica.
Migraña.
Nube mental (“brain fog”).
Dolor articular.
Retención de líquidos.
Dermatológicos (dermatitis atópica, rosácea, psoriasis).

Para identificar las sensibilidades alimentarias, es de gran importancia valorar en profundidad la sintomatología del paciente y realizar pruebas complementarias como el examen de sensibilidad alimentaria, donde realizamos una cuantificación de IgG específicas para cada alimento.

¿Cuáles son los alimentos más propensos a desencadenar sensibilidades alimentarias?

Las sensibilidades alimentarias más comunes son al gluten, trigo, caseína A1 (Proteína de la leche de vaca), clara de huevo y frutos secos.

¿Cuál es el impacto de las sensibilidades alimentarias en la calidad de vida y en la salud a largo plazo?

El impacto de las sensibilidades alimentarias en la calidad de vida de una persona dependerá del grado de sensibilidad al alimento. Un alto grado de sensibilidad a una proteína alimentaria muy probablemente cause una alta sintomatología, que sin duda va a afectar no solo a la calidad de vida de la persona sino a la salud en general.

A largo plazo, éstas pueden causar graves deficiencias nutricionales como anemia ferropénica o déficit de Vitamina B12, entre otras. Estas deficiencias nutricionales pueden afectar a la salud hormonal, tiroidea, o en el caso de niños, al correcto proceso de crecimiento.

Incluso éstas, ya están consideradas como un factor predisponente al desarrollo de múltiples enfermedades autoinmunes, como la Tiroiditis de Hashimoto o la Enfermedad de Crohn.

¿Cuáles son las estrategias de manejo y las opciones de tratamiento para las personas con sensibilidad alimentaria?

Para el manejo de las sensibilidades alimentarias, es de gran importancia realizar un plan de alimentación personalizado, sumado a un tratamiento específico para restaurar la permeabilidad intestinal y corregir las deficiencias nutricionales que presenta el paciente. Por ello es esencial consultar con un especialista en Nutrición y dietética con experiencia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal