jueves, junio 13, 2024

SIN DINERO. El imperio de las stablecoin

Por: JULIO DE LA TORRE HERNANDEZ (Funder & CEo de Abogado Ciber-Ecosolucionescripto)

Si preguntas a la gente qué es el dinero, no sabrá responder muy bien más allá de lo obvio. Son los economistas y estudiosos los que aportan los valores propios del dinero que convive, para la inmensa mayoría de la población, con nosotros desde hace milenios pero que, realmente, no es así, el dinero, el euro o la peseta emitidas por los Bancos Centrales tienen muy pocos años de vida.

Sobre esta creencia de que el dinero ha sido así toda la vida, se mantiene la población generando la indefensión aprendida de que otro medio de pago, unidad de cuenta para la contabilidad, asignación de valor para su refugio (refugio de valor) no puede ser posible más allá del dinero fiat.

¿Qué es dinero fiat, como el euro o el dólar?

La moneda emitida por los Bancos Centrales de la UE y de los USA sin apoyo en depósitos de oro, es decir, cuyo único respaldo es la confianza del sistema que generan los gobiernos y las sociedades, pero detrás no lo respalda nada más que una serie de argumentos basados de estadísticas y estudios para manifestar que una moneda es, o no, solvente, y, por tanto confiable.

Cuando tenemos un billete de veinte euros o una moneda de dos en el bolsillo nadie sabe que es así. Esta es la magia del papel moneda. Libertad e intimidad, privacidad.

Preparándose que vienen curvas. Así como un día nos levantamos y la peseta era retirada del mercado y entraba en funcionamiento el euro, de la misma manera, se prepara la irrupción en nuestras vidas del euro digital. Una stablecoin en el argot técnico actual y que pronto pasará a ser parte del vocabulario ciudadano.

¿Qué es el euro digital?

Es la iniciativa de la UE para crear dinero que no será físico, es decir, que no volverá usted a manejar dinero en efectivo para pagos al contado como decimos hasta ahora. ¡Ojo! que ya hay muchos pagos en Bizum, lo que facilita la comprensión del mecanismo del euro digital.

Será el Banco Central Europeo el que emita esta moneda digital y que, durante un tiempo, al menos funcionará en paralelo con el euro. Es decir, recuerde, euro y euro digital. Y así se define en su web:

Un euro digital ofrecería un medio de pago electrónico que cualquier persona podría utilizar en la zona del euro. Sería seguro y fácil de usar, al igual que el efectivo en la actualidad. Puesto que sería dinero de banco central emitido por el BCE, sería distinto del «dinero privado», pero también podría utilizarse una tarjeta o una aplicación en el móvil para pagar con euros digitales.”

Y sigue en su web:

Lo que ya está claro es que un euro digital debe ser accesible, sólido, seguro, eficiente y acorde a la ley. También garantizaríamos el máximo nivel de privacidad”.

Las monedas digitales soberanas pretenden ser el tranquilo, seguro, rentable y eficaz oasis en el que descansar la confianza de nuestro dinero. Es lo que vende el Estado, precisamente, con mayor o menor fortuna de unos a otros.

Pero no todo el mundo está de acuerdo con esta tendencia a controlar el dinero de la gente.

Fijense que la privacidad no está garantizada por naturaleza, sino que requiere un esfuerzo por parte de las autoridades emisoras, para alcanzar el máximo nivel de privacidad.

La diferencia es clara, mientras que el euro lo puedo guardar en el bolsillo y nadie lo sabe y no necesito al Estado para garantizar mi privacidad, el euro digital necesita del Estado para garantizar la privacidad de las unidades que tenga en mi propiedad, depositadas en mi monedero electrónico o wallet.

Nos acercamos a un peligroso terreno en el que una esfera de nuestra privacidad y nuestra soberanía está en juego. Por eso han nacido iniciativas que se alejan del euro o del euro digital para crear sus propias monedas.

Se trata del “dinero-utilidad”, un término de mi propia cosecha con el que quiero exponer en este artículo la existencia de todo un mundo alternativo en clara pujanza, inaccesible al público en general por la falta de información y la existencia de desinformación evidente.

¿Qué podemos encontrar en estas propuestas alternativas?

Vamos a tomar un ejemplo real ZeemCoin, un criptoactivo. Veamos como se define:

El ZeemCoin es un token de utilidad creado en la blockchain de Polygon, puedes generar ingresos pasivos y funciona también como incentivo para los conductores de vehículos eléctricos y puedes canjearlos por productos, servicios y descuentos relacionados con la movilidad y la sostenibilidad.

Como podrás comprobar es un “moneda” (término que irá en desuso en favor de token) que te permite adquirir productos, bienes y servicios, genera ingresos pasivos y facilita información de utilidad a los conductores de vehículos eléctricos.

Este dinero o moneda (token en la terminología que se está instalando) circula junto a otras, que parece que son ya más de diez mil, al lado del euro y del dólar. Dicho de otra manera, hay personas en el mundo que pagan, ahorran, contabilizan y hacen transacciones en activos diferentes al euro o al dólar.

Los usuarios de estos tokens eligen con cual operar en función, de lo que aquí y ahora, y, para que me entiendan, es la utilidad asociada a cada moneda digital.

El monopolio se está acabando.

Se acabó. El monopolio de los bancos y cajas sobre el dinero, el monopolio del Estado sobre la emisión de papel moneda tiene un serio competidor que crece y que se enfrentará al euro digital. Cada persona elegirá con cual quiere operar y cuales quiere tener en su monedero.
No hay posibilidad hoy de extendernos más, no hay espacio. Nos encontramos en la misma tesitura que en los años posteriores al descubrimiento de América, es decir, un nuevo mundo que hay que explorar y el que quiera emprenderá su propia aventura personal para lograr conocimiento y experiencia en el uso de estos nuevo activos o quedarse al lado del Estado y su monopolio del euro o el dólar y depender, como hasta ahora, de la organización del estado como única fuente de bienestar, seguridad y riqueza, o, agruparse con otros ciudadanos para lograr mayores cotas de libertad, autonomía y soberanía. Y, como todo en la vida, cada decisión tiene sus pros y sus contras.

Elija bien.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal