domingo, junio 16, 2024

Tras los Pasos de Marcela Pieldelobo: Una entrevista con la escritora Susana Rodríguez Lezaun

Texto: Carlota Quilez

Durante esta entrevista, Susana nos revelará cómo ha evolucionado el apasionante personaje de Marcela Pieldelobo a lo largo de la serie, así como los desafíos que enfrentó al abordar temas como la corrupción policial y el narcotráfico en su última entrega, «En la sangre«(Harper Collins). También nos adentraremos en los misteriosos escenarios que dan vida a la trama, inspirados por su experiencia en el norte de España.

Con una pluma enérgica y una profunda conexión con sus lectores, Susana Rodríguez Lezaun compartirá sus reflexiones sobre el poder de los diálogos para construir personajes realistas y el reto de mantener una atmósfera cargada de suspenso a lo largo de sus novelas. Además, nos emocionará al adelantar algunos detalles de la esperada tercera entrega de Marcela Pieldelobo, que promete cautivar a los seguidores de la serie.

¿Qué nos puedes contar sobre la inspectora Marcela Pieldelobo en esta nueva entrega de la serie y cómo ha evolucionado su personaje desde las entregas anteriores?

Marcela es una persona peculiar, pero creo que al final todos lo somos de alguna manera. Trabaja en un entorno que exige resultados, lo cual puede ser complicado. En la primera entrega, titulada «Bajo la piel«, estaba atravesando un momento muy difícil. Había perdido a su madre recientemente, una pérdida que le costaba mucho asumir, y, además, enfrentaba un complicado caso de un triple homicidio en el que estaba involucrada una familia del Opus Dei que ponía obstáculos en su investigación. En ese momento, optó por recurrir al alcohol como un escape para el dolor, lo que la llevó a beber más de la cuenta y comportarse de manera grosera y borde con las personas que se preocupaban por ella. Incluso a mí misma me parecía desagradable.

En la segunda entrega, titulada «En la sangre«, el tiempo ha pasado y Marcela se muestra más estable. Mantiene una relación con un inspector de policía foral y se enfrenta a un caso en el que se ve implicado su mentor y antiguo amante, el inspector Fernando Rivas, a quien no veía desde hace mucho tiempo y ahora está en el calabozo. A pesar de los desafíos, ella se muestra más tranquila que en el primer libro, aunque aún conserva su mal carácter.

En la novela «En La sangre», la inspectora Pieldelobo se enfrenta a un nuevo caso de asesinato en un pequeño pueblo de Navarra cercano a Francia. ¿Cómo surgió la idea de situar la trama en este entorno geográfico?

La idea de situar la trama en este entorno geográfico surgió a raíz de la inclusión del narcotráfico a través de Los Pirineos. La droga llega hasta el País Vasco por barco y luego desembarca para ser transportada por mulas hasta Navarra. A partir de ahí, se utilizan los antiguos caminos de los contrabandistas para pasarla a pie a Francia. Necesitaba una localidad fronteriza que fuera posible atravesar Los Pirineos y llegar a Francia en un tiempo moderado, y Vera cumplía con esos requisitos. Desde Vera, es posible llegar a Francia andando en aproximadamente una hora. Aproveché estos caminos, que hoy son senderos utilizados por montañistas y senderistas, para desarrollar la trama de la historia. Vera resultó ser una elección ideal porque no solo es fronteriza con Francia, a solo 10 minutos en coche, sino que también limita con el País Vasco y está cortada por el río Bidasoa, creando una especie de isla solitaria. El carácter insular y aislado de la gente en ese entorno influye en cómo se comportan y cómo se agrupan entre sí, ya que están acostumbrados a la soledad. Esto añade un aspecto interesante al desarrollo de la trama en la historia.

La novela aborda temas como la corrupción policial y la presión del entorno en el ámbito de la ley. ¿Qué desafíos encontraste al abordar estos temas y qué mensaje esperas transmitir a través de la historia?

Abordar temas como la corrupción policial y la presión del entorno en el ámbito de la ley fue un desafío importante en esta novela. Si bien la corrupción policial no está generalizada, es un hecho que existe y se conocen casos de agentes de diferentes cuerpos policiales involucrados en actividades delictivas, como el narcotráfico y otros tipos de corrupción. Es inevitable reconocer que las personas somos susceptibles a la corrupción, ya que cuando nos ofrecen lo que queremos a cambio de actuar de manera ilegal, es necesario ser íntegros y tomar la decisión correcta. Confío en la integridad de las fuerzas de seguridad, pero lamentablemente, existen personas que no son íntegras y se corrompen. El narcotráfico también es una realidad que persiste a pesar de los esfuerzos por combatirlo a lo largo del tiempo. Estos temas son de actualidad y son reconocibles por la gente, lo que facilita que se identifiquen con ellos.

Como periodista, me nutro de la actualidad, y por eso estos temas me preocupan y me interesan. La corrupción policial es especialmente inquietante, ya que se trata de aquellos en quienes deberíamos poder confiar para protegernos. Cuando la gente encargada de proteger a la sociedad se corrompe, el sistema falla y todo se ve afectado negativamente. A través de esta historia, espero transmitir un mensaje sobre la importancia de la integridad en la sociedad y cómo la corrupción puede socavar la confianza y la seguridad de todos. También quiero destacar la lucha constante contra el narcotráfico y cómo esta lacra social continúa siendo un reto que enfrentamos como sociedad. Al exponer estos temas en la novela, busco generar conciencia sobre la necesidad de abordar y enfrentar estos problemas, tanto a nivel institucional como individual.

¿Cómo describirías el ambiente y la atmósfera que rodea la investigación en «La sangre» y qué elementos contribuyen a la tensión y el suspenso en la historia?

El ambiente y la atmósfera que rodean la investigación en «En la sangre» son opresivos y tensos. Aunque en realidad, Vera es un pueblo amable y abierto, en la novela he decidido plasmar una realidad diferente, mostrando un grupo cerrado. En este grupo, se defienden y protegen entre sí sin hacer preguntas, lo cual es una característica que también se ve en otros ámbitos, como en los cuerpos policiales, cuando un miembro ha cometido un delito y sus compañeros cierran filas para protegerlo. Es un ambiente en el que los miembros del grupo se sienten oprimidos y tienen dificultades para salir, lo que complica la situación para la víctima en la historia.

En la novela, la víctima de «En la sangre» se encuentra atrapada en este ambiente opresor y enfrenta muchas dificultades para buscar justicia o escapar de la situación. La tensión aumenta a medida que la investigación se desarrolla y se descubren más detalles sobre los oscuros secretos que rodean al grupo y al caso del asesinato. Los elementos que contribuyen a la tensión y el suspenso en la historia son el misterio que rodea el grupo radical, los obstáculos que enfrenta la inspectora Pieldelobo en su investigación debido a la presión del entorno y la sensación de peligro que se cierne sobre la víctima mientras intenta desentrañar la verdad. La combinación de este ambiente opresivo, los oscuros secretos del grupo y la intriga en torno al caso crean una atmósfera tensa y llena de suspenso en la novela, manteniendo al lector intrigado y expectante a medida que la historia avanza.

Como autora, ¿qué aspectos disfrutaste más de escribir esta nueva entrega de la serie Marcela Pieldelobo?

Como autora, disfruté enormemente escribiendo los diálogos. Los diálogos son una parte fundamental de la narrativa para mí, ya que permiten interconectar a los personajes entre sí de una manera más auténtica y dinámica. Prefiero evitar el narrado omnisciente y, en cambio, permito que los personajes hablen y actúen por sí mismos, mostrando sus personalidades y emociones de una forma más natural. Es importante para mí que los personajes no estén solos más tiempo del necesario, para que puedan interactuar y comunicarse entre ellos. A través de los diálogos, los personajes pueden expresar sus pensamientos, sentimientos, situaciones y motivaciones directamente al lector. Busco que el lector pueda oír la voz de los personajes dentro de su cabeza y así sentirse más conectado con ellos y con la historia en general. Escribir los diálogos me permite darles vida a los personajes y crear un ambiente más inmersivo para el lector. Es un proceso emocionante que me permite explorar las relaciones entre los personajes, desarrollar sus personalidades y profundizar en la trama de la historia. Disfruté especialmente de esta parte del proceso de escritura, ya que me permitió darles un toque realista y humano a los personajes, haciendo que la historia cobre vida de una forma única.

¿Hay algún mensaje en particular que te gustaría que los lectores se lleven después de leer «La sangre»?

Mi principal deseo es que los lectores se sumerjan completamente en «En la sangre» y vivan la historia como si estuvieran en Vera junto a Marcela Pieldelobo. Quiero que sientan que están buscando al asesino, que comparten las emociones de los padres de la víctima y que se deslizan sin aliento tras los contrabandistas por las montañas. Mi intención es que los lectores se sumerjan en la novela y se sientan parte de ella. Sé que lograr esto no es fácil; me esfuerzo en la elección de las palabras, los adjetivos y los sustantivos, así como en decidir cuándo cortar un párrafo para mantener el ritmo adecuado. Quiero que sea un viaje placentero para los lectores, que disfruten y estén atentos mientras intentan descubrir al asesino. Deseo que la lectura sea una experiencia gratificante para ellos y que se sumerjan en la trama, jugando a averiguar quién es el culpable.

En el libro, hay una frase en un diálogo donde el comisario dice: «La lectura tiene que ser un placer, si no le gusta, a otra cosa«. Y eso es precisamente lo que quiero transmitir: que la lectura de «En la sangre» sea un placer para los lectores. Deseo que disfruten tanto de la historia que la próxima vez que vean mi nombre en un libro, digan: «Voy a pasar una temporada con Susana«. Mi objetivo final es que los lectores vivan y se queden dentro de la novela, haciéndola suya y disfrutando de la experiencia literaria al máximo.

¿Hubo alguna fuente de inspiración o referencia que te ayudó a dar vida a la historia y los personajes?

La corrupción y el narcotráfico son temas que, desafortunadamente, han estado presentes en la realidad y no solo en la ficción. Al leer periódicos y estar al tanto de las noticias, es evidente que estas realidades siguen siendo una preocupación en diversas regiones, como lo es el resurgimiento de narcotraficantes en áreas como Galicia.

¿Tienes planes de continuar la serie protagonizada por Marcela Pieldelobo o tienes otros proyectos literarios en mente para el futuro?

Sí, estoy trabajando en la tercera entrega de la serie protagonizada por Marcela Pieldelobo en este momento. Mi intención es terminarla para octubre más o menos, y si todo va bien, se publicará en marzo del próximo año nuevamente con Harper Collins. Dedico mucho tiempo a corregir los manuscritos antes de enviarlos a la editorial. A veces, mientras los reviso, me doy cuenta de que algo no encaja y lo cambio para mejorar la historia. Estoy emocionada con lo que sigue para Marcela, en Pamplona, en un caso intenso y realmente disfruto este proceso creativo. Para el futuro, tengo muchos proyectos literarios en mente. Si todo va bien, el próximo otoño se publicará una novedad que no pertenece al género negro, sino que es narrativa. Estoy emocionada y al mismo tiempo un poco preocupada, ya que será mi primera incursión fuera del género negro, y no sé cómo será recibida por el público. Sin embargo, me ilusiona mucho esta nueva aventura literaria.

Mi proyecto más inmediato es continuar con Marcela Pieldelobo. Estoy completamente entregada a ella y paso todo el día trabajando en su historia. Me levanto temprano en la mañana y trabajo en su desarrollo hasta tarde en la noche. No puedo dejar de trabajar en el personaje, ya que cuando estás inmerso en el proceso creativo, no puedes permitir que la historia se enfríe. Espero que los lectores sigan disfrutando de las nuevas entregas de Marcela y también que encuentren algo especial en mis futuros proyectos literarios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal