lunes, marzo 4, 2024

Victoria Padial: «El Biatlón me ha enseñado a tener fuerza mental y un gran autocontrol»

Texto: S. Cuenca/ Fotos: V. P.

Victoria Padial es una Biatleta granadina que se convirtió en la primera deportista española en conseguir una medalla en una competición internacional de Biatlón, se dice de ella que es la pionera de este deporte en España y propulsora del Biatlón femenino en nuestro país.

Victoria Padial reconoce que se ha sentido sola demasiadas veces en lo que es su pasión, el Biatlón, ha sido la primera y única biatleta española en participar en unos Juegos Olímpicos, ha sido 6 veces campeona de España Absoluta y la primera participante en la Copa del Mundo. En septiembre del 2012 anunció su retirada del Biatlón.

Ayer me enganché a ver una competición masculina de Biatlón en un canal de deportes, he de reconocer que era mi primera vez, pero después de haber entrevistado a Victoria me surgió la curiosidad de ver cómo era este deporte. Me sorprendió, porque la verdad es que es muy entretenido, ahora bien, creo que es un deporte bastante duro.

Victoria Padial comenzó en el Biatlón con 18 años, ella hacía esquí de fondo pero el flechazo surgió cuando lo probó en un campamento de la IBU (Federación Internacional de Biatlón). «Me invitaron a ir a Austria y es allí donde tengo el primer contacto con un arma. Con esos 18 años me aventuré a ir a probarlo y me encantó, fue como un flechazo«, recuerda Victoria. Siempre cuenta que a raíz de ahí es cuando empieza a sentir una pasión tremenda por este deporte y además empieza una misión imposible, ya que en España no había un equipo de Biatlón y no había una estructura federativa que apoyara este deporte, «ha sido un camino muy complicado y de ahí que haya sido un poco la pionera y, de momento, la única, porque no se ha seguido ese camino«, añade.

Queda claro que el Biatlón en España es un deporte minoritario, para quien no lo conozca ¿Puedes explicarnos que es y cuáles son las reglas de este deporte?

El Biatlón es un deporte que combina dos disciplinas, el esquí de fondo y la precisión de un francotirador, podríamos decir. Son dos deportes totalmente antagonistas y contrarios. En el esquí de fondo, para quien no sepa cómo es, ya que existe también el esquí alpino que es el más popular y en el que nos tiramos montaña abajo, en el de fondo hacemos un circuito con subida y bajada donde no usamos remontes, utilizamos nuestro esfuerzo físico para subir la montaña y luego bajarla. Entonces, a ese ejercicio le sumamos el pulso y la frecuencia cardíaca acelerados, porque es un deporte que, junto con la natación, es en los que más músculos se trabajan y se mueven. A todo esto le añadimos un arma a la espalda de 3, 5 kilos mínimo, colgada como una mochila y la prueba es un circuito en el que vamos esquiando y tenemos un campo de tiro en el que tenemos que ir parando y según las pruebas, porque hay diferentes modalidades, tenemos más o menos estaciones de tiro, pero, en definitiva, es combinar el esquí de fondo con la precisión del tiro e intentar fallar lo menos posible, porque cada fallo te penaliza con una vuelta de castigo, nosotros lo llamamos así. Hay que esquiar rápido, hay que tirar rápido y de una manera muy precisa para no fallar y que no nos penalicen.

Si fallas un tiro ¿la penalización es dar una vuelta más?

Exacto, las vueltas son de 150 metros. Cada vez que nos paramos a disparar tenemos cinco dianas que abatir y tenemos que tirar esos cinco tiros consecutivos, si de esos cinco he fallado dos, pues dos vueltas de castigo, si no he fallado ninguno, no tengo que dar vuelta de castigo. Es lo que hace que sea un deporte tan emocionante porque hasta casi el final de la prueba, las posiciones cambian mucho, es decir, puedes ir primero, después te va muy atrás y si te sale mejor el tiro, vuelves a remontar. El Biatlón es el deporte de invierno más visto en televisión , porque aquí en España no hay mucha tradición pero por ahí fuera sí que es muy popular y tiene mucho seguimiento, es muy atractivo de ver.

¿En qué países se practica más este deporte?

Es un deporte con tradición nórdica, Noruega, Finlandia… Alemania tiene muchísima tradición de Biatlón, Francia también, pero sobre todo en países más nórdicos donde tienen nieve más tiempo. Por ejemplo, en Noruega se desplazan en su día a día con los esquíes, es decir, los niños pequeñitos van al colegio esquiando. Yo, para hacer Biatlón en Granada, tenía que subir a esquiar a Sierra Nevada pero no tenía campo de tiro, es decir, no podía hacer la dos cosas en el mismo sitio.

En temporada de competición ¿Cómo son tus entrenamientos?

Al ser una disciplina que combina dos deportes tenemos muchas horas de entrenamiento, tanto físico como mental. Físicamente entrenamos desde que empieza la pretemporada, desde mayo hasta noviembre, hacemos bicicleta, mucho gimnasio, running, Trail… y según va llegando la temporada ya hacemos menos volumen de entrenamiento físico y más de intensidad. Siempre acompañado de entrenamiento psicológico para el tiro.

Eres socia fundadora de la Asociación Española de Biatlón ¿Cómo surge crearla?

Surge por la necesidad de tener esa estructura en España que apoye este deporte. Yo ya me había retirado del deporte de alta competición, pero no viene nadie detrás, se ha parado un poco ese camino, por lo que mi ambición ha sido crear esta asociación y seguir trabajando por el Biatlón en España, para que la gente pueda practicarlo, aunque no lleguen a unos juegos olímpicos. He creado junto a mi entrenador una metodología de entrenamiento, para poner en marcha en los centros deportivos y gimnasios, para no tener que ir a la nieve y que la gente lo pueda hacer en zapatillas. Y el tiro hacerlo con laser, para no tener que sacar licencia de armas.

Te convertiste en la primera deportista española en conseguir una medalla en una competición internacional de Biatlón, ¿Cambió algo a raíz de eso?

Yo pensé que iba a cambiar… había ido al Consejo superior de Deportes pidiendo ayuda para poder realizar mi actividad y poder competir, pero me decían que hasta que no consiguiera resultados no podía pedir nada. Yo seguí entrenando y llegaron esas medallas, así que volví a subir a Madrid al Consejo Superior con esas medallas, donde me dijeron que había gente peor que yo y que no podía quejarme. Ahí entendí un poco que estaba sola, que en España no se me iba a apoyar para desarrollarme como Biatleta. Fue un palo, porque tú te sacrificas, te esfuerzas, lo das todo por tu país y lo representas, casi por tus propios medios (yo he vendido calendarios, he hecho jornadas de promoción de biatlón para ganar dinero y poderme ir a competir). Después llegó la pandemia y es cuando decido retirarme de lo que ha sido mi pasión. Solo espero poder seguir transmitiendo esa pasión por el Biatlón a través de este proyecto.

Cuando te retiras en el 2020, dejas el Biatlón… ¿pero sigues con el esquí de fondo?

He dejado el deporte de competición, si que he hecho alguna cosita, porque el deportista nunca se retira del todo, pero si que es verdad que el deporte de invierno te hace viajar mucho y en España no tenemos un buen circuito de competiciones, por lo que seguir compitiendo sería seguir viajando y ahora estoy volcada en la maternidad, tengo un bebé de un año, y lo veo difícil de compaginar.

¿Qué te ha enseñado el Biatlón en tu día a día?

Me ha enseñado muchísimas cosas, soy la persona que soy gracias a este deporte, pero sobre todo me ha enseñado a tener fuerza mental, un gran autocontrol y a usarlo en mi día a día. No me quiero olvidar de algo muy importante que me ha dado el Biatlón, mi marido, que ha sido también mi entrenador, y a mi hija, que se llama Olimpia, un poco en honor a nuestra historia de lucha y superación, esperamos transmitirle a ella los valores del deporte, compita o no.

¿En algún momento de tu carrera te has sentido o te han hecho sentir diferente solo por el hecho de ser mujer?

Me han preguntado esto varias veces a lo largo de mi carrera y afortunadamente te puedo decir que no. En mi deporte la mujer ha estado bien considerada, la Federación internacional de Biatlón tiene un programa paralelo para Copa del Mundo Hombre y Copa del mundo Mujer, incluso el horario de las competiciones de las mujeres está puesto mucho mejor, se sabe que la mujer gusta en el Biatlón. Te diría que me he sentido más bien sola por el hecho de ser un deporte minoritario más que por ser mujer.

Cuéntanos algo más del proyecto del que nos hablabas antes…

Pues como te he dicho es una metodología de entrenamiento que vamos a lanzar en primavera. Dará acceso a que todas las personas puedan practicar esta combinación de dos deportes, pero en zapatillas y sin nieve. Con una aplicación en la que podrás registrar todos tus resultados y a la vez competir con gente que están en otros gimnasios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal