martes, septiembre 27, 2022

Violetta Zochowska, PoloniaTour

Redacción

Os contaré mi historia desde el principio. Soy Violetta Zochowska y soy el fruto de una madre ucraniana y un padre polaco. Hui de la complicada situación económica de Polonia de aquel momento con 19 años. Al principio estuve viviendo un tiempo en Inglaterra y, 5 años más tarde, compré un billete de avión de ida y vuelta a Málaga, sin saber que eso sería solo un viaje de ida. Llegué a la ciudad y fue como un amor a primera vista, enseguida me enamoré de la gente, el calor del Sol, la playa…

Aunque había un problema. Y es que encontrar trabajo sin saber ni una sola palabra en español era prácticamente imposible. Pero, por suerte, encontré la oportunidad de trabajar en una agencia de viajes donde el propietario era británico y, su pareja, una chica polaca. Trabajé durante 5 años en la agencia, donde terminé siendo la encargada de la empresa y donde obtuve mucha experiencia. Poco a poco Málaga se me quedó pequeña, quería conocer a gente nueva y empezar desde cero, así que me trasladé a la capital y gran ciudad, Madrid. Allí me acogieron con los brazos abiertos, pero sin posibilidades de empleo, ya que en 1990 no solían contratar a personas que no pertenecían a la Unión Europea, y Polonia empezó a formar parte de ella en el año 2004.

Como tenía que buscarme la vida de alguna manera, decidí crear mi propio puesto de trabajo. Y es en el 2000 cuando nació mi actual empresa, mayorista-minorista de viajes, con el nombre de PoloniaTour. De esta manera, podía combinar el trabajo con seguir teniendo un trocito de Polonia ,y empresas de esta, presentes en mi vida, y tener la oportunidad de mostrarle al mundo las maravillas de Polonia que poca gente conocía. Al mismo tiempo, siendo también la empresa receptiva, llevamos años organizando todo tipo de eventos para las empresas polacas e internacionales.

Con el paso del tiempo y el éxito de PoloniaTour, ampliamos las ofertas de viaje, como especialistas, a todos los países del Este y los países Bálticos. Nunca llegué a imaginar que llegaría tan lejos, sobre todo teniendo que aprender tan rápido un idioma nuevo para mi. A veces miro atrás y sigo sin creerme que haya creado una empresa en la cual puedo combinar tantas cosas que me gustan, y, donde he conocido a gente y lugares increíbles.

Siendo amante del vino español, en uno de los viajes privados por las bodegas, tuve la idea de crear una nueva marca, llamada VinoTourclub, dedicada a potenciar el conocimiento de la cultura del Enoturismo a mis clientes.

Aproveché el tiempo del confinamiento, cuando empezó la pandemia del Covid-19, para ampliar mi propio conocimiento sobre el Enoturismo apuntándome a un curso de especialista en este sector, organizado por la Escuela Superior de Enoturismo de Valladolid. Así es como empecé a “formar parte de esta pequeña gran familia de Enoturismo”.

Me gustaría que mi ejemplo de “sobrevivencia” en este país sirviera de ánimo a tantas mujeres ucranianas que hoy en día, empiezan sus vida desde cero, independientemente de la edad y desde hace 2 semanas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal