sábado, junio 22, 2024

Virginia de Miguel: «Mi objetivo es volver a subirme a un Pódium Nacional»

Texto: Miranda Miguelez/ Fotos cedidas por Virginia de Miguel

Procedente de Almazán, Virginia de Miguel se ha enfrentado a las mejores tiradoras del país reiteradas veces, e incluso hasta a un oro olímpico en su especialidad, tiro al plato. Se sacó la licencia de armas a finales de 2018 pero fue en verano de 2019 cuando probó la escopeta por primera vez. Consiguió romper 12 platos de los 25 que salen, lo que es una marca formidable para una persona que nunca había manipulado armas de este tipo. Esto hizo que le picase el gusanillo, y, poco a poco, tras hacerse con una escopeta de segunda mano y numerosas subidas al campo de tiro, este deporte terminó convirtiéndose en su pasión. Tanto es así, que a finales de 2021 se apuntó a su primera competición nacional, obteniendo un increíble resultado, 106 platos de los 125 totales. El resto es historia, y desde Diario Mas Noticias te la contamos.

¿Alguna vez te has interesado por otro deporte?

Sí, yo he sido muy deportista siempre, he probado un poco de todo. He hecho fútbol sala, baloncesto, tenis, pádel, que sigo jugando un poquito ahora, y kick boxing. En kick boxing he estado en algún campeonato de España, quedé segunda a nivel de España con 18 años, pero lo dejé porque es un deporte muy duro, muy sacrificado, y viendo la competición cara a cara en un combate decidí que no era lo mío para competir.

¿Cuántas horas entrenas y cómo son tus entrenamientos?

Soy de Soria, entonces el tiempo marca mucho los entrenamientos porque hay muchos días que no podemos subir, hoy por ejemplo hay un viento aquí que no se puede subir a tirar. Pero si el tiempo lo permite, suelo subir entre 3 y 4 días a la semana a entrenar. No son entrenamientos muy largos porque son series cortas, al final son muchos impactos en el hombro, y lo que es entrenamiento de tiro propiamente dicho, igual estoy 1 hora u hora y media al día, y descansando, claro.

¿Tienes alguna manía antes de empezar un campeonato?

Pues manías no tengo. Intento estar relajada y no ponerme muy nerviosa. Al final es un deporte en el que los nervios condicionan mucho, solo depende de ti y de la escopeta por lo que los nervios son malísimos para tirar al plato. Hay que estar muy relajado, concentrado y con mucha atención al plato.

¿Cuidas tu alimentación de alguna manera determinada antes de competir?

En mi día a día no soy estricta con la alimentación, no es un deporte que exija una dieta estricta. Si que es verdad que cuando estoy en tiradas, no me gusta hacer comidas copiosas ni antes ni durante las horas de la tirada. Solemos tirar en dos días, 3 series el primer día, 2 series y las finales el segundo día. Esos dos días en la tirada, hasta que no acabamos, no me gusta comer demasiado para no aletargarme y estar lo más atenta posible en la competición.

¿En algún momento te has planteado abandonar este deporte?

Pues sí y no. Yo soy autónoma, tengo un Hostal con Restaurante, por lo que al final me resulta difícil compaginar las competiciones con el trabajo. Hay veces que toca elegir y hay que elegir el trabajo que es lo que nos da de comer. También hay que decir que este deporte es carísimo, los cartuchos están carísimos por la guerra de Ucrania. Los entrenamientos previos a una competición se te pueden poner en unos 300/400 euros, más los desplazamientos hacia la competición, la inscripción de la competición y los cartuchos empleados en la competición. Eso por no mencionar la escopeta, que es lo más caro. En el nivel deportivo en el que estamos es importante tener un arma que te de confianza, y estamos hablando de marcas italianas carísimas. Yo tengo dos, la primera que me compré era una cosa más o menos baratita, que baratita son 2.500€ y la que tengo ahora, se la compré casi nueva a un chico y me costó 8.000€, más la culata que he tenido que hacer a parte, guardamanos, etc.

Es una salvajada lo que cuesta este deporte, entonces, evidentemente hay veces que te planteas dejarlo, pero al final, siempre seguimos para delante. A mí me gusta muchísimo, lo que voy teniendo lo voy invirtiendo en él.

¿Cuál es tu mayor objetivo a corto plazo ahora mismo?

Mi objetivo es volver a subirme a algún pódium nacional. El año pasado fue el primer año que tiré nacionales en serio y tenía como objetivo entrar en las finales. Conseguí subirme en tercera posición a dos pódiums. Mi objetivo este año es repetirlo, si puede ser en una mejor posición mejor, pero con subir al pódium ya me doy por contenta, porque estás allí con figuras del tiro internacionales, incluso Fátima Gálvez que es campeona olímpica.

¿Y a largo?

A largo plazo es complicado, porque es un deporte difícil a nivel de federación, de los rankings, para poder salir internacionalmente que es el objetivo de cualquier tirador olímpico. A largo plazo podría decir eso, pero no lo veo un objetivo factible de momento.

¿En todo el tiempo que llevas en el mundo del deporte, podrías decirnos cual ha sido el momento más especial con el que te quedas de toda tu experiencia?

Tengo varios, el primero fue el pódium de kick boxing pero como lo dejé tan rápido tampoco le di más importancia. Yo creo que los otros dos vinieron el año pasado en el tiro al plato. Los dos pódiums que conseguí el año pasado, que encantadísima y súper emocionada de estar allí. Luego hay otro momento que no ha llegado aún porque por trabajo no he podido ir, pero el año pasado conseguimos entre muchas tiradoras, fundar el trofeo de la Copa de España, porque las damas no teníamos trofeo. El año pasado, hablando entre todas, conseguimos fundarlo. Me ha faltado ir al campeonato que fue la semana pasada, pero por trabajo no he podido ir y me hubiese gustado, pero bueno, confío algún año estar en el pódium con la Copa de España que hemos fundado entre todas.

¿Y el peor?

El año pasado tuve una temporada de bajón, yo creo que fue la presión de estar consiguiente buenos resultados. Me llegué a plantear dejar de ir incluso a nacionales porque lo pasaba mal de los nervios, de la presión y de todo. Lo que pasa que es un deporte donde se ganan muchos amigos, la gente tira de ti, te echan una mano, y al final eso compensa y acabas saliendo y siguiendo. Es un deporte que engancha mucho, aunque haya pocos tiradores.

¿Cómo compaginas trabajo y deporte?

Este año estoy entrenando mucho en Soria, porque tenemos un campo de tiro olímpico que me pilla a 5 minutos de casa. Cuando tengo un rato libre intento subir. También intento salir a Madrid o a Navarra para cambiar de campo o escenario y evitar sorpresas.

¿Alguna vez has sentido algún tipo de discriminación, dificultad o impedimento a la hora de conseguir algo por el hecho de ser mujer?

Discriminación propiamente dicha tampoco, al revés, tampoco somos muchas en ese mundo y nos tratan bien, sobre todo los compañeros. Si que es verdad que, a la hora de repartir los premios, siempre hay menos premios para las damas. Se escudan en que los premios corresponden al nivel de participación, y nosotras somos menos. Es un poco injusto, porque aunque el precio de inscripción sea algo inferior, los gastos reales de hotel, desplazamiento o cartuchos, son los mismos. Ahí creo que por parte de las instituciones estatales hay un apoyo para que las damas nos apuntemos, pero luego las federaciones no siempre hacen lo que tendrían que hacer para apoyarnos.

En mi federación hay un equipo en el que, por supuesto yo no estoy porque en damas se nos exigen unos resultados, a nivel de equipo hay que conseguir los mismos resultados que los hombres. Entonces de momento, a mí no me ayuda nadie, todo lo que entreno me lo pago yo. Hay federaciones que si ayudan mucho a las mujeres, pero no todas, y eso debe cambiar.

¿Cómo ves el panorama femenino en el deporte ahora mismo? ¿Es bueno pertenecer a la asociación de mujeres para el deporte? ¿Por qué?

El panorama de este deporte lo veo favorable porque en las olimpiadas de Tokio, Fátima Gálvez y Alberto Fernández consiguieron la medalla olímpica, lo que ha dado mucha visibilidad a este deporte minoritario. De hecho, tenemos otra vez plaza olímpica para París, con Fátima, lo que es una representación super importante.

Dentro de la Asociación de mujeres para el deporte, creo que es un apoyo fundamental, ya no solo para las tiradoras si no para todas las mujeres deportistas. Nos dan una ayuda muy importante, nos apoyan muchísimo, defienden nuestros derechos cuando surgen problemas de discriminación, luchan porque tengamos más representación…

También tienen un programa super interesante que ayuda sobre todo a jóvenes deportistas. Se llama “Ellas Compiten”, y es un programa en el que entran patrocinadores a patrocinar a deportistas conocidas, y no conocidas que están empezando y necesitan un apoyo como ese.

¿Qué consejo darías a alguien que se esté iniciando en este mundillo?

Mucha paciencia y perseverancia porque es un deporte muy duro y psicológico en el que hay que trabajar mucho y los resultados tardan en llegar. Aunque entrenes y entrenes y te confíes porque te sale bien… muchas veces los resultados a la hora de tirar salen al revés, y hay que seguir y no desmotivarse. El rival real que tenemos son los 125 platos de cada competición, hay que pelear cada plato.

¿Has tenido alguna vez alguna lesión que te haya obligado a abandonar algún objetivo?

La verdad es que no, la suerte de este deporte es que no es tan físico, por lo que no he llegado a tener ninguna lesión grave como para no poder terminar una tirada o como para tener que abandonar una competición. Es un deporte duro a nivel de brazo sobre todo, porque hay mucho impacto y evidentemente hay que cuidarse y hacer un trabajo de fisioterapia duro pero nunca he tenido ningún problema.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal