jueves, diciembre 1, 2022

YOLANDA ROZALÉN: «Es la primera vez en la historia de mi pueblo que una mujer se pone al frente del ayuntamiento»

Texto y fotos: S.C.

Yolanda Rozalén es la alcaldesa de El Hito, Cuenca. Un pueblo cuyo mayor tesoro es una laguna y que está a 100 kilómetros de Madrid, a pie de la autovía Madrid-Valencia. Yolanda es la primera mujer en la historia de El Hito en ocupar el cargo de alcaldesa. Sus abuelos y padres nacieron aquí, pero tuvieron que marcharse en la década de los 70, como tantas otras familias, a Valencia en pleno boom del éxodo rural en busca de un futuro, donde finalmente nació ella. Sin embargo, siente El Hito como su hogar y su casa.

De Valencia a Cuenca

Yolanda Rolazén nació, creció y estudió en Valencia. Es maestra y está vinculada a la música desde muy pequeña. De hecho fueron sus padres quienes la llevaron al conservatorio para aprender y tocar varios instrumentos como el acordeón y el clarinete desde que apenas alzaba un palmo del suelo. En cuanto pudo y terminó sus estudios de enseñanza secundaria, a pesar de que quería estudiar derecho porque era lo que a su madre más le gustaba, decidió en el último momento ser maestra, maestra de música. Opositó y tuvo suerte, pudo regresar a la tierra que vio nacer a sus padres, sus primeros años los pasó en la Sierra de Cuenca. Ella tiene claro que es en esta provincia donde se ha hecho y ha madurado como maestra, su vocación. Pero un día, de pronto, surge la oportunidad de ser concejala de su pueblo y no lo dudo, aceptó el reto. Desde entonces intenta poner un poco de música a la política, bromeamos.

¿Cómo llega a ser alcaldesa de El Hito una profesora de música?

Llegué a ser alcaldesa después de haber estado doce años como concejal. Sustituí a la persona con la que yo formaba equipo, el anterior alcalde, que decidió que era hora de desconectar un poco y descansar. A pesar de ser un pueblo pequeño hay mucho trabajo que hacer y, lejos de lo que la gente piensa, ser alcalde o alcaldesa es una responsabilidad enorme. Fue todo un reto, no te creas. Cuando tomé posesión de mi cargo y juré la Constitución, era la primera vez en la historia de mi pueblo que una mujer se ponía al frente del ayuntamiento.

¿Y cómo se tomó la gente que una mujer, profesora además, se convirtiera en la alcaldesa?

De entrada, intuí que me iba a costar algo más de esfuerzo. Pero de eso se trata, de alcanzar retos, pero debo reconocer que también sabía que los chicos y chicas que vinieran detrás empezarían a normalizar esta situación. Es verdad que es un pueblo pequeño del interior, que vive de alguna manera todavía con tradiciones y sesgos de género que poco a poco debemos ir cambiando, pero paso a paso se hace camino. Estoy muy ilusionada porque el equipo que me acompaña es muy joven, todos nuevos en esta faceta y creo que estamos trabajando muy duro para conseguir que nuestro pueblo poco a poco se vaya desarrollando, sobre todo en el ámbito de la ecología y el eco turismo.

¿Y cómo se gobierna en un pueblo con menos de doscientos habitantes?

La verdad es que no sé cómo será en un pueblo grande o en una ciudad, pero en un pueblo pequeño te toca todo. Si hay una avería de agua te toca estar ahí la primera solventándolo o cuando cae una nevada también te toca coger la pala y ayudar a tus vecinos, llevarles a Cuenca para gestiones, etc. Hay que estar ahí, muy cerca de ellos e intentar solucionar los problemas que tengan. A veces es complicado porque los medios son pocos, la economía no acompaña demasiado, nos ha tocado una época difícil con la pandemia.

Yolanda Rozalén en el mirador de La Laguna de El Hito

Vamos, que aquí el político no se puede escapar, tiene que trabajar sí o sí.

(Sonríe) Exacto, se trata de trabajar para tus paisanos las 24 horas del día, los 365 días del año sin descanso y a veces sin posibilidad de desconectar del todo. Aquí conoces a todas las personas con nombre y apellido, donde viven, lo que les pasa y necesitan. Digamos que se hace mucho trabajo de sastrería, es como hacer trajes a medida. Cuando desde el ayuntamiento se planea hacer algo siempre pensamos en cómo les vamos a favorecer, cómo les vamos a ayudar. Por ejemplo, con el tema de la nevada lo primero que se hizo fue abrir caminos en las casas de esas personas que teníamos en ayuda a domicilio, que son mayores y suelen vivir solos.

Supongo que como en casi todos los pequeños municipios, siempre hay carencias, ¿qué falta en El Hito?

Falta gente, creo que no digo nada nuevo. Es un pueblo pequeñito pero muy bien situado a pie de autovía, pero aun así nos faltan personas que tengan un trabajo para poder vivir en mi pueblo. También nos falta algo que no es tangible, nos falta creernos que realmente somos unos privilegiados por tener un entorno natural como el que tenemos en La Laguna de El Hito. Podemos tener un futuro muy interesante relacionando, sin ir más lejos, Ecología y Turismo con el avistamiento de aves, por ponerte un ejemplo.

Lo que propone entonces es unir naturaleza, ecología y trabajo, ¿no?

Pensamos en todo lo que nuestra Laguna puede aportar, gracias a su biodiversidad, en este triángulo en el que llevamos trabajando desde que comenzamos la legislatura. Un triángulo formado por Segóbriga, Uclés y nuestra Laguna de El Hito. Pero es evidente que para tener y atraer gente al pueblo, debe haber un mínimo de puestos de trabajo en nuestro entorno, y a pesar de que estamos bien situados como te he dicho antes, muy cerca de Tarancón donde hay muchas empresas, a nuestros jóvenes no les está resultando fácil encontrar un trabajo. No les queda otra que convertirse en emprendedores y montar sus propios negocios, ya que el pueblo no le puede ofrecer grandes posibilidades. Lo que queremos es que la gente del pueblo empiece a entender y a saber que se encuentran en un lugar con muchas posibilidades para atraer el turismo y es en esa es la línea por la que debemos seguir trabajando con fuerza e intensidad.

¿Es esa entonces la mayor preocupación del ayuntamiento?

Sí y no del todo. Por un lado, me preocupan mucho las personas mayores de mi pueblo, ya que son el 80 por ciento y no podemos olvidarnos de ninguna manera de ellos. Estamos hablando de una población muy envejecida que tiene todos los servicios a su alcance, pero con una crisis sanitaria y una pandemia. Da miedo no estar a la altura y el no haber estado quizás tan pendientes de ellos como muchas veces hubiéramos querido. Por otro lado, los pocos jóvenes que quedan y los que quieren volver y no les puedo ayudar en su vuelta porque sé que necesitan un trabajo para hacerlo. En resumen, preocupación por los mayores para que estén lo mejor posible e intentar que la gente joven o matrimonios que tengan hijos piensen en poder venirse a vivir teniendo un empleo y, algo tan al alcance de la mano para otros, contar con servicios como la fibra óptica.

Sin embargo, no todo es negativo. El año pasado abrieron por fin la escuela después de muchos años cerrada por falta de niños…

La escuela ha sido un regalo con el que nos hemos encontrado cuando menos lo esperábamos. Es la única cosa buena que ha traído la pandemia a mi pueblo. Algunas familias han salido huyendo de las grandes ciudades, por eso tenemos más familias que han venido de Madrid o de Tarancón, con más o menos arraigo en el pueblo. Ahora lo importante es que, tanto los que ya están no se marchen y los que vengan no quieran irse, para eso tenemos que ofrecerles las mejores condiciones posibles. Cuantos más vecinos tengamos pues mucho mejor, pero, ojo, no pensamos tanto en la cantidad como en la calidad. Tenemos 8 niños en la escuela y este pueblo les ofrece la posibilidad de aprender al aire libre, cosa que en una ciudad es impensable. Han plantado árboles, han hablado con el pastor de ovejas, hacen excursiones sin coger un autobús… Estoy segura que a esos niños no se les va a olvidar nunca esos aprendizajes. No es sólo la escuela en sí, es todo el pueblo. De repente El Hito tiene otro brillo y otro color, otro sonido, y eso ha hecho que la gente mayor esté más alegre.

La alcaldesa en el ayuntamiento de El Hito

¿Qué hace a El Hito tan diferente?

Mi pueblo es diferente por la presencia de un humedal. Este humedal, esta Laguna de El Hito, es estacional y por eso es tan importante para el paso de las aves migratorias. Es muy interesante porque es un humedal salino y parada obligatoria de las grullas y de otras aves acuáticas. La vegetación que podemos encontrar en lagunas saladas es muy especial y tienen un gran interés botánico. Algunas especies que podemos resaltar son los albardines, limonium y la salicornia, entre otras. Esta última además está empezando a ponerse muy de moda entre los grandes chefs. Por eso creo sinceramente que mi pueblo podría tener la posibilidad de albergar mucho turismo de cara a primavera y principios de verano, sin olvidarnos del otoño que es cuando están las grullas en la laguna. A través de los miradores podemos ver prácticamente cómo interactúan las aves con el medio ambiente. Hay que destacar que es una Reserva Natural, un humedal Ramsar.

Aún siendo un pueblo pequeño, me da la sensación que su vida es un no parar, ¿cómo es tu día a día?

Sin parar, tú lo has dicho. Intentando conciliar la vida familiar, la vida de alcaldesa y mi trabajo. Supongo que será así para todos los alcaldes de pueblos pequeños, te toca hacer de todo un poco y siempre pegada al móvil.

¿Algo que crea que es imprescindible y que no puede dejar de hacer en esta candidatura?

No sé si imprescindible, pero lo que si me gustaría a lo largo de esta primera legislatura es poner las cosas un poquito en orden. Intentar atraer empresas y turismo, e intentar que el pueblo de alguna manera tuviera algún atractivo. No sólo en la parte del turismo, sino que en el pueblo haya personas que puedan vivir de lo que La Laguna y el entorno de la comarca pudieran ofrecer. Eso sería algo muy interesante más allá de solucionar problemas del día a día como el agua o la luz.

https://www.elhito.org/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal