martes, septiembre 27, 2022

Beatriz Manchón: “Los objetivos de las mujeres no se pueden reducir a lo que los hombres nos dejen hacer”

Texto: S. Cuenca/ Fotos: B.M.

Beatriz Manchón (Sevilla 1976) es tricampeona del mundo de piragüismo y desde el 2015 nutricionista del Club Real Sporting de Gijón. Es una mujer luchadora, tanto con las palas en el agua como en la lucha por la igualdad de género en el Descenso del Sella.  

Empezó en el piragüismo cuando tenía 14 años, allá por el año 1990, por casualidad, su hermana tenía una amiga que hacia piragüismo y ella empezó a practicarlo. “Un día la acompañé y me gustó el ambiente, era un deporte que no conocía y aunque mi hermana no siguió, yo me quedé ahí”, recuerda la palista.

¿Qué ha aportado el piragüismo a tu vida?

Yo creo que para los que nos consideramos realmente deportistas es una filosofía de vida. Aparte de la educación, me ha forjado como la persona que soy ahora. He desarrollado facetas que ya mis padres habían intentado inculcar en mi casa, como la constancia, el esfuerzo y la superación. Todos esos valores que creo son muy importantes en todos los estamentos de la vida.

Tienes 16 medallas del Campeonato Mundial de Piragüismo y 22 del Campeonato Europeo, ¿Cambia mucho la vida?

Realmente se van convirtiendo en incentivos y te van llevando hasta llegar a unos juegos olímpicos. No he conseguido esa Medalla Olímpica que quería, pero no cambia gran cosa. Tampoco es que suponga un cambio de estatus ni que vaya a vivir de ello definitivamente, pero bueno, son pequeños objetivos y una gran parte de la motivación que te hace seguir adelante. En un deporte como este, en el que entrenas en determinados momentos más de 6 horas diarias, pues necesitas un incentivo para esos días en los que estás cansada o no te encuentras bien, te levantas, coges la pala y te pones a entrenar. 

Hablemos del Descenso del Sella. En 2016 os niegan a tu compañero, Manuel Busto, y a ti la participación, en el 2017 vuelve a pasar lo mismo y decidís denunciar por discriminación, por ser mujer y por no ser admitidos en la Categoría Absoluta, ¿Te habías encontrado antes con algo así? 

A lo largo de mi carrera deportiva, te mentiría si te dijera que no he visto detalles o cosas que hayan sido discriminatorias en mayor o menor medida, es decir, cuando yo llegué al equipo nacional, recuerdo que el entrenador de la sección masculina planteaba a la Federación por qué se llevaba a un equipo femenino en vez de llevar a un equipo B masculino, para que fueran un poco soltándose a nivel internacional. Se plantean cosas de ese tipo cuando aparece un material de última generación y se le da al equipo masculino, mientras a las mujeres se les da la oportunidad de copiar ese material o entrenar con otro modelo más antiguo. Cosas de esas sí que me he encontrado a lo largo de mi carrera. Ahora, el matiz que te ha faltado en la explicación es que una de estas iniciativas, donde la gente quiere colgarse medallas para mejorar la participación femenina, la integración y la igualdad, la Federación Española saca su normativa, de una manera muy acertada yo creo, de que las mujeres que participen con hombres en embarcaciones mixtas se les permita participar en Categoría Masculina. Esto daba lugar a que cuando las mujeres están solas en un club y hay una carrera de barcos de equipo, si no tienes compañera no podrías participar, por lo que hay menos participación femenina y te daban la opción de participar aunque fuera en categoría de hombres, al fin y al cabo una norma integradora y que incentivara la participación de mujeres en competiciones. Nosotros, una vez sale esta normativa, a Manuel Busto se le ocurre que sería algo bonito (él ha sido muchas veces campeón del Sella y del mundo) hacerlo juntos. Además, él es el padrino de mi hija, estando ambos retirados de la alta competición, que no significa que no estuviéramos entrenando, simplemente, como la mayoría de los deportistas, tenemos que compaginar el deporte con el trabajo y otras obligaciones. Entonces, con esa normativa en la mano, pensamos que quizás aquella era la oportunidad de ir al Sella y conseguir un objetivo muy respetable, entrar entre los 10 o 20 primeros o pelearlo por lo menos. Nos inscribimos y nos encontramos con la negativa de la organización.

Pero… ¿ellos que alegaron para no dejaros participar?

Ellos decían que era muy precipitado hacerlo ese primer año, con lo cual decidimos esperarnos al siguiente, el 2017 y por las características que tiene el Sella, el hecho de querer inscribirnos como K2 masculino es que se sale a lo largo de una orilla, es decir, no se sale en línea con el resto de participantes, no están todos a la misma distancia de la meta, por decirlo de alguna manera. Los primeros posicionados, que serían los K2 en masculino, están más cerca de la meta que las siguientes categorías que van en línea hacia atrás. A nosotros, como K2 mixto que si existe la categoría en el Sella, nos tocaría colocarnos 600 puestos más atrás, imagínate lo que eso supone a la hora de intentar hacer una buena marca o de intentar competir con los mejores, era imposible. Con esa normativa en la mano intentamos inscribirnos como K2 hombres, es más, como hay un clasificatorio no queríamos exigir, ni mucho menos, un lugar ahí delante, sino simplemente que nos dejaran asistir a ese clasificatorio y que nuestra marca en tiempo nos posicionara en el lugar que nos correspondía. Pero resulta que ese clasificatorio solo se hace para los K2 masculinos, por lo cual, las mujeres no tienen acceso. Se hace solo para los K2 y K1 masculinos, es decir, para individual y embarcaciones dobles, pero solo para hombres. Las mujeres no pueden ver su marca personal, se presupone que todos los hombres son mejores que las mujeres y es más, aun queriendo poner a los hombres más rápidos delante no nos dan opción a demostrar si tenemos el nivel o la capacidad de poder estar en esas posiciones.

En la organización del Descenso del Sella hay dos modalidades, una senior y luego las absolutas, ¿no?

No son categorías absolutas, ellos lo que defienden es que no existe esa categoría absoluta, pero, curiosamente, la clasificación que sale al día siguiente es la clasificación absoluta. Te pongo un ejemplo, algo que pasó en el año 2017, el año que nos negaron la participación. El orden en el que salen los participantes, primero lo hacen los K2 en masculino, luego los K1 masculinos, los K2 Sub 23, K1 Sub 23 hombres… y luego ya salen las mujeres en dobles y en individuales, muchísimo más atrás los K2 en mixtos que además no tienen premios. Aunque yo ganara la primera posición dentro de los K2 mixtos no tendría premio, si tendrían los hombres y las mujeres. Pues lo que te iba a contar es que ese año uno de los K2 femenino, que ganó en categoría femenina, salió en la posición número 352 si no me equivoco, y en la clasificación general del día siguiente, de la que hablaba antes de absoluto, quedó la número 48, imagínate todo lo que tuvo que remontar, a los K2 y K1 que tuvo que adelantar a lo largo de un río que es muy estrecho y donde adelantar es complicado. Si realmente hubiera podido acudir a esa contrarreloj y hubiera salido delante, ¿Quién te dice que no se hubiera metido entre los 10 primeros?

La organización a lo que se agarra es a que es una competición en la que participa muchísima gente y que sería muy complicado hacer lo que vosotros pedís…

Piensa que en esa clasificatoria cualquier hombre de cualquier condición física y mayor de 18 años puede participar, es decir, mi padre con 85 años que no se ha montado en una piragua en su vida podría inscribirse ahí, pero no lo hace. A la hora de admitir la participación da igual, depende de a lo que tú aspires y quieras hacer. Pero, en el momento en el que eres mujer se te niega la participación, que se abra, que eso no quiere decir que todas las mujeres vayan a querer ir ahí, es una opción. Si yo quisiera ir con mi compañero no estaría compitiendo como K2 mixtos porque entonces sería ir en ventaja con los que salen en el 600, yo tengo que renunciar a mi categoría de K2 mixto y competir con los mejores y en la clasificación solo sería con esos mejores. ¿Cuántas personas piensas que van a renunciar a eso? Es decir, si yo puedo ganar mi categoría ¿todo el mundo va a tener esa inquietud, por decirlo de alguna manera, de ver cuál es su posición en el global? Y, por otro lado, piensa que es una competición que casi siempre ha sido retrasmitida por TVE antes y ahora por la televisión regional de Asturias, ¿Quién tiene visibilidad en esa carrera? ¿El que sale en la posición 600? ¿El 352? ¿O el que sale entre los 20 primeros y disputa la carrera? Esa visibilidad se traduce en patrocinios y en muchísimas cosas más, el que no sale en la tele o en las listas no existe.  

¿Los premios y los kilómetros son los mismos para hombres que para mujeres?

Antes no, de hecho para los mixtos no eran los mismos y, a raíz de nuestra denuncia, han ido cambiando las cosas respecto a los mixtos, no de las mujeres que se consiguió antes. Esta carrera tiene una tradición machista porque antiguamente el recorrido de la mujer era menor y acababa un puente antes del final. Lo que pasaba es que cuando la mujer llegaba a la meta no había podio, ni siquiera había autoridades, de hecho, no tenían premio en metálico. Esto ha ido evolucionando poco a poco, pero en cuanto se les pide que vayan un poco con los tiempos que corren… Si tuvieran las salidas por separado y a mí no me afectaría que hubiera tanta gente delante, yo podría decir: “¡Eh! Mi tiempo es este” y eso me colocaría en igualdad de condiciones y en la posición correcta. Pero, saliendo la 600, ¿cómo vas a poder ver tu tiempo y que visibilidad tienes?, ninguna. El hecho de que haya un clasificatorio es para que la carrera transcurra de la forma más deportiva posible, ahí lo que quieren buscar es que si se hiciera una salida por sorteo podría ser que al más rápido le tocara una posición en desventaja y no pudiera ser reflejo del rendimiento deportivo. Por eso ellos deciden hacer esa contrarreloj, pero solo para hombres.

¿No sería más fácil hacer un descenso con los profesionales, hombres y mujeres, y otra para los que no lo son?

Eso lo hacen, aunque de una manera distinta. Ellos ponen el orden de velocidad, es lo lógico pensar que el K2 más rápido de hombres es más rápido que el K2 de las mujeres, pero de la manera que lo hacen ellos, se presupone que cualquier hombre es más rápido que cualquier mujer. Date cuenta que ya hay K2 senior, K2 sub 23, los K2 veteranos… te hablo de categoría masculina, cualquier K2 veterano, mayores de 35 y hasta 90 años, podría renunciar a su categoría y salir por delante con los mejores K2 y, podrían pasar por la contrarreloj si quisieran. Pero las mujeres no podemos acceder a esas primeras posiciones, ni a través de la contrarreloj. Un hombre puede acceder aun no estando en forma y ¿una mujer no?, eso le preguntaron al presidente que contestó: “Es que un hombre que no esté en forma tiene el criterio suficiente como para no competir ahí“. Y yo pregunto, ¿y las mujeres no? ¿Además de ser más débiles es que somos tontas? A mí me han dicho que esto es así por mi seguridad y por mi integridad física, eso dice la sentencia. Es una sentencia de una jueza basada en el testimonio de una piragüista, ella ha dicho que no podía salir con los hombres porque le pasaban por encima, muy bien, te pasarán a ti, porque a lo mejor a mí no me pasan, porque tengo el criterio y la experiencia suficiente como para saber si estoy entorpeciendo la carrera o poniendo en peligro mi integridad física y, no necesito que nadie tome esa decisión por mí.  Te pongo un ejemplo, si después de ese reglamento que lo permitía la Federación Española, no es algo que nos hemos inventado nosotros de repente, y la contestación típica de la gente que no entiende el deporte es: “¿Entonces los hombres también pueden competir con las mujeres?”. Las categorías están hechas para evitar ventajas, si mi decisión es asumir una posible desventaja no debería haber ningún problema ¿no? A día de hoy, tal y como está funcionando la sociedad, mi compañero podría competir con mujeres alegando que se siente mujer, pero yo no puedo competir en una carrera de hombres con él, es el límite del absurdo.

Lleváis 6 años peleando por esto y he leído que el pasado marzo se desestimó la demanda…

Efectivamente, eso dice la sentencia de la jueza.

¿Vais a interponer un recurso de apelación? ¿Habéis interpuesto un recurso de apelación?

Pues la verdad es que llega un momento en que como se nos condenó en costas dudamos, pero nos vamos a arriesgar a tener que pagar las costas, que pueden ser muy elevadas, más de 5.000€ y, que tenemos que asumir entre mi compañero y yo. No se trata de un tema en el que él y yo queramos hacer esto, es un caso de discriminación claro y absoluto. Pero yo me planteo una cosa, yo no puedo decirles a mis hijas que si creen que pueden hacer una cosa y viene un hombre y les dice que no, que eso es cosa de hombres y que por su seguridad él decide que ellas no pueden hacerlo, se tienen que apartar y no pelearlo porque encima les va a costar dinero. Creo que tenemos la obligación moral de seguir hasta que podamos y vamos a hacerlo. Por otro lado, mi hermana, que es de la familia y ha estado siguiendo el tema, tuvo la iniciativa de crear una plataforma de crowdfunding y ahí estamos, intentando sacar algo de dinero para hacer frente a los gastos. Estamos dispuestos a seguir peleando porque para mí es tan sencillo de entender que no se puede dar por sentado que todos los hombres son mejores que todas las mujeres, que no puede llegar una organización de un club privado y decidir algo así.

¿Crees que ellos se aprovechan de ser una organización privada? Si fuera publica no lo harían…

Ya, pero esta gente cuanta con la ayuda del Principado de Asturias, los patrocinios son públicos y te digo una cosa, no creo que puedan hacer lo que les dé la gana solo porque sea su cortijo. La jueza llegó a poner en la sentencia que existían otras carreras en las que podríamos inscribirnos. Con la normativa que sacó la Federación Española nosotros hemos competido en campeonatos de España y somos sextos, porque íbamos como hombres y, los séptimos podían ir al Descenso del Sella, pero nosotros no.

¿No os habéis encontrado con otros y otras piragüistas que piensen como vosotros?

Si, llegamos a presentar 62.000 firmas apoyando la participación y les dio lo mismo. Hablamos de campeones del Sella, gente que ha competido con nosotros y que sabe que no se trata de crear polémica, simplemente es un proyecto entre dos piragüistas experimentados y que es algo bonito, pero se ha convertido en una lucha. Nosotros ya hemos competido en muchas regatas y no ha habido ningún tipo de problema. No sé si sabes que al K2 que gana el Sella se le hace una placa conmemorativa que va al Paseo de los Campeones de Ribadesella, es el Paseo de “los Campeones”, no hay campeonas. ¿Qué posibilidades tiene una mujer de salir en esa placa? Y la gente dirá que los que ganan son los hombres, ¿Cómo no van a ganar ellos? Yo no digo que no siguieran ganando los hombres igual, pero si hay una mujer que tiene esa inquietud, ¿qué problema tienes en dejarla ir al clasificatorio y ver si tiene capacidad para ganar? Creo que a una chica piragüista que esté empezando le gustaría ver a una mujer peleándose con los mejores en el Sella.

Vuestra lucha, la de Manuel y tuya, ¿es un poco para abrir puertas a las chicas que vienen pegando fuerte en el piragüismo?

Claro, ahora mismo lo que se nos ha planteado, sin buscarlo, es sentar un precedente. Los objetivos de las mujeres no se pueden reducir a lo que los hombres nos dejen hacer, nadie te puede decir que tú no puedes intentar hacer algo, la única manera de conseguir cosas es intentándolo. A estas alturas te puedo decir, y sonará feo, que ya no quiero bajar el Sella, son 6 años y aunque me encanta competir con mi compañero ya no me ilusiona y menos con esos organizadores. Pero también te digo que como gane, lo vamos a remar y demostraremos que no pueden acotar nuestros objetivos deportivos de forma discriminatoria.

https://gofund.me/09aee57e

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal