lunes, junio 27, 2022

Bolaños de Calatrava, un lugar con un rico pasado histórico

Redacción/ Fotos: Ayto Bolaños

Bolaños de Calatrava es una localidad situada en la provincia de Ciudad Real, con una población de algo más de 12.000 habitantes, considerada uno de los pueblos más importantes de la provincia y de la comarca, junto con Almagro.

Bolaños tiene un evidente origen romano reflejado en las monedas, ídolos y sepulturas que se hallaron en el sur de la población. De la misma época serían las murallas del mediodía y poniente de su castillo-fortaleza. Situada en el Campo de Calatrava, Bolaños es visita obligada en la ruta que une Las Tablas de Daimiel y Almagro. La industria alimentaria es el gran motor de la economía, desde la patata o las frutas hasta la ganadería, gracias a la gran producción de carne y leche de oveja.

En su conjunto urbano destaca la Casa de Coca, del siglo XVII y estilo barroco. En cuanto a sus edificios religiosos, la Ermita del Santo Cristo de la Columna y la Iglesia de San Felipe y Santiago, ubicada en la Plaza de España, son un claro ejemplo de la transición del gótico al renacimiento. La Casa de la Coca es la única casa nobiliaria que se conserva en el municipio, cuenta con una rejería y el escudo de armas familiar, de mármol, sobre la fachada. Si paseamos por la calle Cristo, podemos ver otras casas de estilo mudéjar y arquitectura popular, con un patio central donde se ubica el pozo y galerías superiores. La Ermita del Santo Cristo de la Columna, de una única nave y plante de cruz latina, alberga un bello retablo barroco del siglo XVIII, es de madera tallada policromada donde está la figura del Cristo, patrón de Bolaños. Recientemente se han encontrado, durante su restauración, unos frescos de estilo gótico muy interesantes, la iglesia conserva también una pila bautismal del siglo XVI, situada en el presbiterio.

Casa de Coca

La fortaleza de Bolaños está constituido por el Castillo de Doña Berenguela y aun teniendo una humilde estructura, conserva una historia que abarca desde época romana a la Edad Moderna. El Castillo jugó un importante papel en la red de comunicaciones de la Península Ibérica, ya que en sus alrededores había importantes rutas que conectaban varias vías. Doña Berenguela donaría el castillo a la Orden de Calatrava, estos convertirían el castillo en sede de la Encomienda de Bolaños en 1537, adaptando su estructura para mantener funciones administrativas. El castillo fue asiento de la orden hasta el año 1825.

Castillo de Doña Berenguela

Merece la pena darse un paseo por el resto de las casas de la calle Cristo y por la Casa de Sancha López Peral, una antigua construcción próxima al castillo y edificada en el siglo XVII. Os recomendamos hacer una excursión a la Venta de Borondo, a tan solo 3 kilómetros. Esta casa es la clásica venta de paso manchega y es mencionada por Cervantes en El Quijote.

La Semana Santa de Bolaños está enmarcada dentro de la Ruta de la Pasión Calatrava, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. Actualmente Bolaños tiene una rica Semana Santa con multitud de actos y procesiones que llenan las calles de la localidad. Podemos destacar la procesión de “El Prendimiento” que se celebra el Jueves Santo, “El Paso”, el Viernes Santo por ejemplo. Durante el Carnaval, Bolaños se cubre de máscaras populares y sus puestas en escena hacen del pueblo algo muy atractivo. Hay que destacar la Romería de la Virgen del Monte, una de las fiestas con más arraigo de la localidad, que se celebra el último domingo de abril. El especial interés para los visitantes es la imagen de la Virgen, tocada con un gracioso sombrero pastoril, la decoración de la ermita mediante flores blancas y también destaca la tradición de colgar billetes en el manto de la Virgen durante la procesión. Se llegan a congregar el domingo más de 20.000 personas. En septiembre se celebran las Fiestas del Cristo, en honor al santísimo Cristo de la Columna, también conocido como el Cristo de la albahaca por la antigua tradición de llevar esta planta aromática al Cristo, así como engalanar calles, plazas y balcones. El 17 de enero se celebra San Antón, muy celebrado desde antiguo con la recogida de leña para las populares hogueras la noche anterior. El Día de las Almendrillas que se celebra el 4 de febrero en conmemoración del fusilamiento de 23 hombres por los carlistas el 3 de febrero de 1837 y se pasó al día siguiente. Es tradición en ese día la “pañolá”, que consiste en llenar de dulces y frutos secos, adquiridos en los puestos de la plaza, un pañuelo y regalárselo a la novia.

Iglesia de San Felipe y Santiago

La gastronomía en Bolaños es típica manchega. Podemos encontrar potajes de judías con chorizo y carne de cerdo o perdiz, las gachas de pitos o almortas, de trigo o ajillo comino; el tiznao, el pollo de corral con arroz, el revienta-lobos o las migas. No podemos olvidarnos de las sopas de berenjenas y el moje molinero o “cocío”. Si hablamos de dulces no podemos olvidarnos de las tortillas de rodillas, los rosquillos, las flores, las roscas de tallos o las orejitas de fraile.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal