domingo, febrero 25, 2024

¿Es tu mascota tu mejor psicólogo?

Texto: Julián Conejero Astray

¿Qué es mejor, tener o no tener mascotas? No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que la decisión de tener o no tener mascotas depende de varios factores: como el estilo de vida, el tiempo disponible, el espacio, la economía y las preferencias personales.

Por un lado, tener una mascota puede ser muy gratificante y enriquecedor para muchas personas. Las mascotas pueden proporcionar compañía, amor incondicional y un sentido de responsabilidad. También pueden ser beneficiosas para la salud, como reducir el estrés, la ansiedad y la presión arterial.

Por otro lado, tener una mascota también conlleva responsabilidades y costes adicionales, como la alimentación, los cuidados veterinarios y el tiempo dedicado a su cuidado. Además, algunos estilos de vida pueden no ser compatibles con tener mascotas, como vivir en un apartamento pequeño o tener una agenda muy ocupada.

Lo que es seguro es que tener una mascota puede proporcionar numerosos beneficios para la salud mental, como los siguientes:

Reducción del estrés y la ansiedad. En primer lugar, las mascotas pueden ofrecer compañía y apoyo emocional. Pueden brindar una sensación de calidez y amor incondicional, lo que puede ayudar a aliviar la soledad y el aislamiento, y proporcionar una sensación de seguridad y consuelo.

Pueden ayudar a reducir los niveles de cortisol, una hormona asociada con el estrés, y aumentar los niveles de oxitocina, una hormona relacionada con la calma y la felicidad. Además, acariciar y jugar con una mascota puede ayudar a reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que puede tener un efecto relajante.

Mejora del estado de ánimo. Las mascotas pueden brindar amor y afecto incondicional ayudando a mejorar el estado de ánimo al proporcionar una fuente constante de compañía sin juicio y entretenimiento. El simple acto de acariciar a tu mascota puede liberar endorfinas (las «hormonas de la felicidad») en el cerebro, lo que puede hacerte sentir mejor. La presencia de una mascota puede hacerte sentir menos solo y puede proporcionar una distracción positiva de los problemas cotidianos.

Fomento del ejercicio físico. Sí, las mascotas pueden fomentar el ejercicio físico en sus dueños. Por ejemplo, los perros necesitan salir a caminar y correr regularmente, lo que a menudo anima a sus dueños a hacer lo mismo. Además, jugar con mascotas activas, como perros o gatos, puede ser una actividad física divertida y energizante para los dueños.
Incluso hay estudios que han demostrado que los dueños de mascotas tienden a tener niveles más altos de actividad física que aquellos que no tienen mascotas. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista “BMC Public Health” encontró que los dueños de perros caminaban más y eran más activos físicamente que aquellos que no tenían perros.

Reducción de la soledad y el aislamiento. Tener mascotas puede reducir la sensación de soledad y el aislamiento social en las personas. Las mascotas, especialmente los perros y los gatos, son compañeros fieles y afectuosos que pueden brindar consuelo y compañía a sus dueños.
Los estudios han demostrado que las personas que tienen mascotas informan sentir menos soledad y aislamiento social que aquellos que no tienen mascotas. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista “Aging & Mental Health” encontró que los adultos mayores que tenían mascotas informaron menos sentimientos de soledad que aquellos que no tenían mascotas.
Además, tener una mascota puede ayudar a las personas a establecer conexiones sociales con otros dueños de mascotas, lo que puede llevar a una mayor interacción social y una sensación de pertenencia a una comunidad.

Aumento de la autoestima y la confianza. tener mascotas puede aumentar la autoestima y la confianza en las personas. Los animales domésticos, especialmente los perros y los gatos, son compañeros leales y amorosos que pueden brindar apoyo emocional y afectivo a sus dueños. Los estudios han demostrado que tener una mascota puede tener un efecto positivo en la autoestima y la confianza de las personas. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista “Journal of Personality and Social Psychology” encontró que las personas que tenían mascotas informaron tener niveles más altos de autoestima y sentimientos de pertenencia social que aquellos que no tenían mascotas. Además, cuidar de una mascota puede ser una tarea gratificante y que requiere responsabilidad, lo que puede aumentar la autoestima y la confianza de las personas al sentirse capaces de cuidar de otro ser vivo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal