miércoles, agosto 17, 2022

La ansiedad en los exámenes

Texto: María Gallego Blanco (miembro de la plataforma Top Doctors)

La ansiedad ante los exámenes es un grave problema, porque ejerce un efecto muy negativo sobre el rendimiento de los estudiantes que la padecen. Aproximadamente, un 9% de los niños presenta problemas de ansiedad durante el estudio, de manera que estamos ante un fenómeno frecuente.

Este tipo de ansiedad puede aparecer en cualquier nivel educativo (enseñanza primaria, secundaria, bachiller, formación profesional, universidad o personas que tengan que enfrentarse a un examen.

Además, también existen otros tipos de ansiedad en el contexto educativo:

-Miedo a hablar en público

-Ansiedad ante la interacción con otras personas (compañeros o profesores)

-Miedo a integrarse en una nueva institución educativa

Factores que facilitan la ansiedad ante los exámenes

Se han identificado una serie de factores que se relacionan directamente con la ansiedad:

-Fracasos por parte del estudiante a nivel académico

-Bajo nivel de autoestima

-El nivel de competitividad

-Las características del sistema educativo

Consecuencias de la ansiedad en la educación

La consecuencia principal que tiene la ansiedad a nivel académico es la disminución del rendimiento de la persona, porque un nivel elevado de ansiedad interfiere negativamente en el rendimiento.

La importancia de medir la ansiedad ante los exámenes

Existen dos herramientas para medir este tipo de ansiedad: ISRA (Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad) y el TAI (Inventario de Ansiedad de Evaluación).

Resulta fundamental medir este tipo de ansiedad, porque así tenemos una medida objetiva de cómo se encuentra la persona antes y después del tratamiento psicológico. Como consecuencia, podemos comprobar cuánto ha mejorado la persona.

En este sentido, en los últimos tiempos se han elaborado programas de intervención para el miedo a los exámenes. Los programas cognitivo-conductuales son muy eficaces para reducir la ansiedad de la persona y aumentar su rendimiento en los exámenes.

Una vez que valorada la ansiedad del paciente, le hemos explicado qué es lo que le ocurre, cuál es la relación entre ansiedad y rendimiento, y por qué su problema se mantiene en el tiempo, le enseñamos las herramientas necesarias para superar su problema.

Llega el momento en el que comenzamos a enseñarle herramientas para ayudarle a superar su problema.

Una de ellas es la relajación a través de dos técnicas: la respiración y el Entrenamiento en Relajación Muscular Progresiva.

Otro componente es el Entrenamiento en Autoinstrucciones de Meichenbaum. Las autoinstrucciones son mensajes que nos decimos a nosotros mismos para ayudarnos, y que guían nuestro comportamiento.

Por otro lado, tenemos la Desensibilización Sistemática, que es una técnica que consiste en exponerte a una situación que te da miedo poco a poco, y de una determinada manera.

Finalmente, existe la técnica de Solución de Problemas, que proporciona a la persona un método para analizar el problema y evaluar diferentes soluciones.

Pautas beneficiosas para que la persona introduzca en su estilo de vida

Estas recomendaciones podemos agruparlas en aquellas para antes, durante y después del examen.

Antes del examen:

-Realizar deporte

-Dedicar la tarde anterior al examen a repasar

-Dormir un mínimo de 8 horas

-No consumir sustancias estimulantes

-Preparar el material necesario el día antes del examen

-No repasar de camino al examen

-Conocer las características de la prueba

-Evitar hablar del examen para no ponernos nerviosos

-Evitar sentarse cerca de compañeros que hablen en el examen

-Usar los ejercicios de respiración y las autoinstrucciones

Durante el examen:

-Atender a las instrucciones del profesor y preguntar si no entendemos algo

-Distribuir el tiempo entre las preguntas, dejando siempre un tiempo para repasar

-Fijarse en las palabras, porque nos dan pistas acerca de lo que se espera que hagamos

-Centrarse en el examen

-Emplear ejercicios de respiración y las autoinstrucciones aprendidas

Después del examen:

-No hacer comentarios

-Acudir siempre a las revisiones para conocer los errores cometidos

 -Analizar las estrategias empleadas y factores implicados ante un fracaso o un éxito

Muchas personas tienen miedo a los exámenes, porque no tienen un método correcto de estudio. De esta manera, las técnicas enunciadas en este artículo no son suficientes para estas personas y necesitan aprender a estudiar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal