jueves, julio 18, 2024

Los mercados navideños que más brillan en Valonia

Redacción

Rodeados de un aura especial, las casetas de madera con productos típicos de la época son un imprescindible de la agenda valona en Navidad.

La calidez del fuego, el sorbo de una bebida humeante o la magia de unas luces. Entrar en un mercado de Navidad es adentrarse en una atmósfera diferente y fascinante, donde el tiempo parece ponerse en pausa para impregnarse del espíritu de estas fiestas. En Bélgica existe una gran tradición de esta actividad, también en la región de Valonia, donde celebran la Navidad con gran ímpetu.

Sus calles engalanadas con vistosas luces y sus casetas de madera en gran parte de sus pueblos están hechas para conquistar aquellos que decoran el abeto después de la primera lluvia de otoño. Lo hacen gracias a sus productos artesanos, su iluminación, productos de la época belenes vivientes. De todos ellos, estos son algunos de los que cuentan con una atmósfera navideña más especial:

Pueblo gastronómico de Navidad en Aubel

Una auténtica oda a la gastronomía local de uno de los municipios valones más ricos en cuestión de alimentos, en parte, gracias a su cercanía al Pays de Herve. En las 25 casetas que se aúnan en el centro de Aubel se ofrecen sopas, caracoles (habituales en la dieta de la región), salmones ahumados, quesos maridados con sirope de Lieja, ostras y tarte flambée, una masa fina de pan con otros ingredientes encima. Como no podía ser de otra forma, tratándose de Bélgica, tampoco faltará el auténtico chocolate belga, en forma de bombón o a la taza.


El ‘Corazón de Nieve’ de Mons

Uno de los mercados de Valonia que más huella deja en el corazón de las personas que lo visitan. No solo por la gran cantidad de luces que visten la Grand Place, también por ofrecer una de las programaciones más completas de la región, que alterna exposiciones originales de diseñadores, espectáculos en vivo con personajes hechos con globos biodegradables o ‘peluches’ repartiendo golosinas. Papá Noel hará lo mismo bajando con una cuerda desde el campanario de Mons hasta llegar al suelo, donde los niños esperarán, impacientes, sus dulces.

Además, en el ‘Corazón de Nieve’ se instalará un buzón para enviar la carta a Santa Claus, paseos en burro, un quiosco mágico donde acudirán Mamá y Papá Noel, un tiovivo y diversas casetas donde se venderán dulces y salados para la ocasión y otros productos artesanos que bien pueden servir como regalo de Navidad.

Mercadillo de Navidad en la Abadía de Maredsous

Valonia es una tierra auténtica y lo demuestra con una experiencia bastante única como es organizar un mercado navideño en una abadía, que en esta edición acogerá más de 60 casas de madera con productos gastronómicos y artesanos expuestos. Pero lo más espectacular de este sitio en particular es pista de hielo sintético al aire libre de 300 m2, que es más ecológica, ya que se ha construido con el 93% de los materiales reciclados. También habrá una encantadora brasserie en un chalet de madera maciza donde degustar cervezas de abadía, cavas, vinos y productos de la zona, como paté, quiche o carne de ciervo.


Pueblo de Navidad de Charleroi

Lo que más llama la atención de este mercado es la enorme pista de hielo de 700 m2 con zona de bar, donde probar el vino o el chocolate caliente, las tortitas o los gofres típicos de la región – conocidos como gofres de Lieja-. Las más de 50 casas de madera que conforman el núcleo del mercadillo en sí son pop-up y van cambiando de expositores cada semana. Además, el ritmo de actividades será constante con sesiones para aprender a patinar, iniciaciones al hockey sobre hielo, cuentacuentos y presencia de Papá Noel en el lugar.

Para poder acceder a cualquiera de los mercados de Navidad de Valonia, es necesario mostrar el Certificado COVID UE.
 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal