miércoles, noviembre 30, 2022

Lucía Riaño: “Cambié de vida casi sin darme cuenta y cuando ya llevaba en Miami dos meses, es cuando supe que me había mudado a seis mil kilómetros de mi casa”

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: L.R.

La periodista Lucía Riaño sigue siendo uno de los rostros más conocidos de la televisión española, aunque ahora viva y trabaje en Miami, donde ejerce como directora, subdirectora y presentadora de varios programas en el canal Hola TV. Ya son algo más de ocho años los que lleva en Miami, se siente muy feliz y agradecida por haber conseguido su residencia y, por haber tenido la oportunidad de vivir en esa ciudad.

Lucía Riaño ha formado parte de la televisión española durante mucho tiempo, incluso ahora que vive y trabaja en Miami, hemos podido verla en los informativos de Antena 3 ejerciendo de corresponsal. Los que llevamos tiempo en esto la recordamos con mucho cariño, siempre ha sido cercana con la prensa, pero sobre todo ha sido muy buena presentando programas, aún lo es. Es buena comunicando, sabe explicar las cosas y hacer que se entienda todo lo que cuenta, de hecho, ella también ha estado detrás de las cámaras y eso se nota a la hora de enfrentarse a un programa en directo. Recuerdo con ella sus comienzos, aún estaba en la facultad cuando comenzó, “yo estaba en la radio poniendo discos y canciones dedicadas, casi suena a la radio en blanco y negro, fue cuando en la facultad vi un anuncio en el que buscaban a una persona para presentar cosas en televisión, no hacía falta tener experiencia”. Lucia creyó que aquello llevaba su nombre, no se lo pensó y se presentó en los estudios de Prado del Rey para hacer el casting.

Aquella fue tu primera vez en televisión, ¿no?

Si, y ahora que lo recuerdo creo que empecé por lo más difícil. Me presenté a aquel casting y cuando llegué, después de mi turno en la radio de 6 a 10 de la mañana, toda mona, nos meten en una sala y nos dan unos folios escritos hasta media página. Teníamos que leérnoslos, coger la idea y contarlo a cámara, funcionó y me cogieron. Era para un programa que se emitía en la 2 de TVE, ahora se llama de otra manera, pero en aquella época se llamaba “La Aventura de saber”, era un programa educativo y cada día estaba dedicado a una materia: ciencia, literatura, cultura… siempre con un asesor experto.

Lucía en uno de los platós de Hola TV

¿Por qué dices que empezaste por lo más difícil?

Porque todos los días, muy temprano, me daban un guion y había que aprendérselo, el programa era en directo y sin prónter. Recuerdo mi primer día perfectamente, según hablaba y sin saber cuál era mi cámara ni el plano, sentía que mis rodillas estaban temblando de los nervios, María Sanjuán era la presentadora y yo, hacía un poco la continuidad dando paso a los videos. Esas introducciones que me tocaban, las aprendía y las soltaba. Aquel primer trabajo me sirvió muchísimo, sin pretenderlo fue mi primera escuela, donde aprendí mucho en todos los sentidos, el contenido era maravilloso. Después estuve en noticias de Antena 3, unos tres meses, y luego pasé a hacer cosas de entretenimiento. En Antena 3 me quedé un montón de años.    

Llegaste a sustituir a Emma García y a Ana Rosa Quintana en sus respectivos programas

¡Uy!, sí, eso fue muchos años después. Después de mi etapa en Antena 3, en la que fui reportera e hice algunos programas, llegué a Tele 5 para trabajar en el programa TNT con un equipo que conocía, como coordinadora y para estar con Jordi González. Allí estuve unos meses, hasta que Emma García tiene que cogerse su baja por maternidad  y la persona responsable de programas, que me conocía de Antena 3, me preguntó si quería sustituir a Emma y me dijo: “Sé que puedes hacerlo”, le dije que sí. El programa estaba perfectamente engranado, por lo que solo tuve que encajar en el molde que tenían preparado para mí. Es verdad que era un programa en directo de casi 3 horas algunas tardes y con un plató lleno de gente, pero me sentí muy cómoda gracias al equipo y no era fácil, Emma era una persona muy relevante para todos. Presentar “A tu lado” fue un momento muy importante, a nivel profesional y personal, luego hice el programa de verano de Ana Rosa Quintana que fue muy bien, te sumas a un equipo y solo tienes que ir de la mano de ellos.

Lucía Riaño lleva ya 8 años viviendo en Miami.

Entre medias de estos dos programas Lucía presentó, junto a Emilio Pineda, el programa “Está Pasando”, un programa centrado en la actualidad y la crónica social que emitió Tele 5. La periodista reconoce que fue un magazine que tuvo sus amores y desamores en su momento, “Para nosotros, aquel equipo generó un montón de reporteros a los que ahora veo triunfando en diferentes lugares”, y recuerda que “era un programa distinto y muy dinámico, que proponía cosas diferentes para ese horario de media tarde. Tengo muy buenos recuerdos y además sigo teniendo contacto con mucha gente de aquel equipo”. 

Has trabajado delante y detrás de las cámaras, ¿Dónde te encuentras más cómoda?

Tengo días, pero es algo que no se puede elegir así. Me gustan mucho las dos cosas y hay días que prefiero estar detrás generando contenido para otros. También depende de en qué proyecto estés y con quien trabajes, para mí es algo importante. Pero la verdad es que me gusta estar delante de las cámaras, creo que se me da bien, perdón por si a alguien le parece falsa modestia, pero es algo que me sale de una manera natural y sé que no es así de fácil para todo el mundo. A día de hoy, me sigue sorprendiendo que la gente diga que explico las cosas muy bien, para mí es fácil contar una historia o explicar un tema, por eso me gusta presentar programas y estar ahí delante. Lo he disfrutado mucho y, la verdad, es que no es algo en lo que haya puesto el foco principal en mi carrera, para mí lo importante es trabajar, hacer cosas diferentes y esa es la razón por la que he ido alternando detrás y delante de las cámaras. Nunca me he sentado y he pensado que si no estaba presentando no iba a hacer nada, creo que lo he hecho bien en mi carrera y que he tenido la oportunidad de aprender de mucha gente, por supuesto seguiré aprendiendo. Las cosas hay que decirlas como se sienten, eso es algo que he aprendido a lo largo de todos estos años.

¿Facilita las cosas el haber estado trabajando detrás de las cámaras a la hora de ponerse a presentar?

A mí sí, pero no tiene que ser para todo el mundo así, hay gente maravillosa delante de las cámaras que han llegado por otros caminos y lo hacen muy bien. Dependiendo del show que hagas, creo que entender como se hace la televisión o tener la curiosidad por saber que hay detrás de lo que tú presentas siempre suma a tu trabajo. Si sabes cómo se hace un video, podrás explicar mejor la historia que recoge y entender las cosas, cuesta menos integrarse en el conjunto del programa. Al final, de lo que se trata es que una redacción lo haga bien para que el presentador brille. Cuando vemos un programa vemos a un presentador o presentadores divinos, hacen un trabajo redondo, pero detrás de ellos hay un equipo con mucha gente trabajando para que esos señores o señoras luzcan y triunfen.

La periodista es una todoterreno, le gusta estar delante de las cámaras y detrás.

En 2013, Lucía Riaño deja España para irse a Miami, la crisis en ese año estaba pegando fuerte y ella reconoce que tardó un poco en darse cuenta, “bueno, digamos que quise darle un margen”. Era la primera vez en 21 años que estaba sin trabajar, llevaba desde los 19 enlazando un trabajo con otro y de repente empiezan a caerse todos los proyectos, a paralizarse los presupuestos y se queda todo en pausa. “En aquel momento se produce un cambio y me toca estar un tiempo en casa, que afortunadamente me lo pude permitir. Pero llega un momento en el que quiero trabajar, me daba igual no encontrar un proyecto como presentadora, podía integrarme en un equipo y hacer otro tipo de cosas”, reconoce Lucía. Recuerda escuchar cosas como: “No, no puedes volver a una redacción porque tú eres presentadora” y estando en ese punto contacta, a través de las redes sociales, con un antiguo compañero y antiguo jefe que estaba disfrutando de las playas de Miami. “Me cuenta que está trabajando, preparando un proyecto, un canal de Hola TV. Le deseé suerte y le dije, lo típico, que si necesitaban gente me avisaran”. Solo dos semanas después, esta persona la escribe para comentarle que estaban haciendo entrevistas a varias personas, fue muy sincero con ella, el perfil que buscaban era de una mujer con acento latinoamericano, pero le confirma que hay muchas cosas que hacer en el canal y la invita a ir a Miami. “Ese mes de julio del 2013 busqué un billete a Miami, pensando que iba a estar allí 5 días conociendo la ciudad y haciendo alguna entrevista de trabajo. Me volví a Madrid y, a finales de agosto, me llamaron para decirme que si quería irme a Miami tenían un puesto para mí como subdirectora de un programa. Pensé que entre estar en España sin hacer nada o irme a trabajar a Miami, debía irme”.  Así es como Lucía se fue a Miami, sin planificarlo y sin pensar en cambiar de vida. Hizo las maletas como si se fuera a cualquier provincia de España y se plantó allí, le gestionaron los papeles de trabajo, que es lo más complicado y, afortunadamente, el perfil que ella tenía era fácil de encajar para conseguir los papeles de inmigración, dándole un visado que allí llaman de “talento”.  “Cambié de vida casi sin darme cuenta y cuando ya llevaba en Miami dos meses, es cuando supe que me había mudado a seis mil kilómetros de mi casa.  He de reconocer que mi idea inicial era irme a Miami y esperar a que en España se pusieran las cosas mejor para regresar, pero te integras en esta rueda, empiezas a encontrar tu sitio, inviertes tiempo y aquí me quedé”. Lleva allí algo más de 8 años, pero sabe que nada es inamovible y la gente nunca ha dejado de preguntarle si volverá a España. El año pasado se compró un apartamento a medias con el banco, “algo chiquitito”, reconoce, y cuando lo contó en España le dijeron que eso era porque no pensaba en volver.

Entonces, ¿estás de subdirectora de un programa?

Hola tv es un canal temático, con la misma línea editorial que tiene la revista Hola, tipo entretenimiento, estilo de vida, moda, casas reales… esos son los contenidos básicos. Hay producciones originales nuestras y otras se compran, yo estoy de subdirectora en un show semanal y luego dirijo otro de moda. Es un canal pequeño y el staff no es muy amplio, por lo que hacemos un poco de todo, también presento algunas cosas.

A la hora de trabajar en Miami, ¿es muy diferente a España?

Nosotros emitimos en Latinoamérica y en EEUU, algunos procesos son diferentes, pero básicamente haces lo mismo. Es posible, que cambie un poquito la forma de definir algunas terminologías para entenderte con otras personas y algunas atribuciones profesionales también son diferentes. Lo importante para mí ha sido asimilar lo que ellos hacen y la manera de trabajar que tienen aquí. Es cierto que llegas con una experiencia de 23 años, pero eres tú la que se ha mudado y la que tienes que adaptarte a ellos.

Lucía en Miami es feliz, aunque a veces eche de menos España.

¿Cómo es tu vida en Miami?

Aquí la vida es diferente, eso sí que hay que decirlo. Vives en un lugar donde hace sol todo el año, que para mí es algo nuevo, y vives en una ciudad que simplemente la climatología hace que las posibilidades de vida sean diferentes. Por ejemplo, sales de trabajar cada tarde y te organizas tu tiempo de manera diferente. He empezado a hacer ejercicio de una forma más continuada y asidua que la que hacía en España, no es que me guste más, es que el tiempo anima. Administrativamente también es diferente, por supuesto, tienen sus propias normas y hay varias. Al final te acomodas, te diseñas tu vida y mezclas las costumbres españolas con las de aquí, consiguiendo un poco tu vida de antes pero con modificaciones. Estoy feliz, pero hay días en los que aunque te levantes en un paraíso te quejas y otras veces echo de menos el sol de España. Me considero muy afortunada por haber tenido la oportunidad de estar aquí, cada logro que consigues, en un país que no es el tuyo, es el que tiene más valor. Echo de menos a mi familia lo primero y algunas cosas de mi vida en España, pero en estos 8 años he aprendido, por cuestiones personales y profesionales, que hay que dar las gracias por lo que tengo cada día. Aquí la gente es tremendamente agradecida porque saben lo difícil que es crecer en este país y lo complicado que es hacerse un hueco. A mí en España me ha ido muy bien, he sido muy feliz en lo profesional y en lo personal, pero sé que pasaba por la vida un poco como aceptando lo que había, por eso ahora doy las gracias por haber conseguido mi residencia y por poder vivir en esta ciudad.   

¿Algún proyecto nuevo?

En lo profesional se están creando cosas nuevas y en lo personal, ¿comprar una casa? Y ojala pueda seguir conectada con España, he hecho algunas colaboraciones que me producen una inmensa satisfacción, eso significa que hay gente que se acuerda y que te recuerda. A ver, cuando mis chicos de informativos me llaman, si puedo, les echo una mano, si están vacunando en la playa, cojo mi iPhone y grabo, eso para mí es como la aventura del sábado, me arreglo, grabo mis recursos, y les mando un falso directo. Todo eso me provoca ilusión, alegría y agradecimiento.

¿Un deseo para el 2022?

Me gustaría que se controlara este virus un poco más, para que la gente dejara de sentir angustia y tener algo más de tranquilidad. Es una enfermedad que ha venido para quedarse, probablemente, pero que podamos tenerla controlada. A nivel más personal me gustaría asentarme mucho más en este país y conseguir integrarme al cien por cien. Y bueno, nunca se sabe, si alguien quiere algo de mí, ya saben dónde estoy.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal