lunes, marzo 4, 2024

Paula Vázquez, la primera presentadora española en trabajar para Netflix

Texto: Sandra Cuenca/ Fotos: Antonio Cuenca y P.V.

Paula Vázquez ha sido y es, una de las presentadoras más camaleónicas de nuestra televisión. Ha presentado formatos muy variados a los que nunca ha tenido miedo, la vimos en el “Un, dos, tres”, en “Fama, ¡a bailar!” o en “Pekín Express” entre otros, tres programas muy distintos en los que ha dado la talla sin lugar a dudas. Ha sido la primera presentadora española en trabajar para Netflix, fichándola para “Ultimate Beastmaster” y desde ahí, ha seguido trabajando en otras plataformas como #0 de Movistar +, en la que presentó “El Puente”, para seguir en Amazon Prime video con “Celebrity Bake Off” junto a Brays Efe.

Paula es una gran presentadora de televisión, pero además es una gran mujer que se hace querer. En el mundo de la prensa se la quiere, siempre se ha portado como una verdadera profesional, por lo que siempre ha sido y será, una de nuestras personas favoritas, ella lo sabe. Así que, la llamé para hacerla una entrevista y no dudó ni un momento, eso, con los tiempos que corren, es de agradecer. Hablar con ella es un no parar de reír, me gusta la manera que tiene de tomarse las cosas, ya sean malas o muy buenas, siempre tiene una sonrisa con la que conseguir que las cosas sean de otra manera, o al menos algo más bonitas. Empiezo la entrevista con la pregunta siguiente: “¿Cuándo descubres que quieres ser artista?”, nos echamos a reír, ¿artista?, “pues mira, un poco artista sí, porque nuestras contratas antes eran de artistas y siempre pensaba  que si yo ni cantaba ni bailaba, ¿por qué me hacían contratos de artista?”. Me ha salido del alma lo de artista, pero reformulo la pregunta cambiando artista por presentadora. “En la peluquería de mi madre desde muy pequeña, creo. Ya cogía los cepillos redondos de secar el pelo y, en vez de cantar, yo entrevistaba”, reconoce la gallega. Paula lo que quería era comunicar y su madre siempre le decía que parecía un loro, que no se callaba, pero mira por donde que consiguió un trabajo en el que la pagaban por hablar. Siempre quiso ser presentadora, pero no tenía mucho donde fijarse, aunque en aquellos años presentadoras de entretenimiento había, como Mayra Gómez Kemp o Laura Valenzuela. “Yo recuerdo que cuando era pequeña no me atrevía ni a decir que quería ser presentadora, pero cuando fui más mayor si lo hice, se lo dije a Chicho Ibáñez, por ejemplo, pero la gente me miraba raro, lo normal era que quisiera ser actriz”. 

¿Cómo recuerdas tus comienzos en televisión?

La verdad es que vagamente, porque realmente yo empecé en el mundo de la moda en Barcelona. Fui a una agencia de modelos en el año 91, simultaneaba muchos trabajos de modelo, desfiles y anuncios con pequeñas intervenciones en televisión como extra o donde tenía un poquito de guion, pero no sabría decirte cual fue la primera vez, quizás en un anuncio o en TV3. Iba de bulto, de público o a veces tenía una frasecita, por eso no sé decirte. Normalmente empiezan a contar desde el “Un dos tres”, que es cuando me vengo a vivir a Madrid, pero para entonces yo ya llevaba trabajando en Barcelona unos cuantos años. Recuerdo que hice un programa cuando se inauguró Antena 3, hace ya muchos años, “Jeans, News and Rock & Roll”, en 1991, a partir de ahí empecé a hacer muchas cosas y ya no paré.

Una imagen de Paula Vázquez en sus comienzos

¿Cómo ha cambiado la televisión desde esos años 90?

Ha cambiado porque se ha diversificado muchísimo, la manera que teníamos de entender el entretenimiento, no es lo mismo que ahora. Yo creo que ahora la televisión es más fast food, antiguamente se ensayaba y se reensayaba 15 días antes del programa y, al final lo que tenías era una obra de teatro perfecta, porque no había autocue para presentadores de entretenimiento donde salía el texto en una pantalla, solo existía para los de informativos. Había que estudiarlo de memoria y saberlo al dedillo. Siempre recuerdo una frase de Hermida, fue en una gala que hicimos cuando ya dirigía Begoña Hernández, su mujer, recuerdo que yo estaba detrás de bambalinas y vino a darme un guion calentito, recién imprimido y me dijo: “Suerte”, se había caído todo, invitada que no llegaba, los que iban al final del programa se habían cambiado al principio, se cambió todo. Hoy en día es todo muy natural, no pasa nada si está todo improvisado, pero antes no se podían ver cosas que no estuvieran previstas y la frase de Hermida siempre era: “¿Te sabes el guion?” Yo le decía que sí, que llevaba ensayando 15 días y de repente añadía: “Vale, pues ahora vamos a ensayar la improvisación”. Hasta la improvisación estaba ensayada, desde los lugares donde tú puedes equivocarte o fallar por algo, nos daba alternativas para que saliéramos, y te las tenías que saber también. Hoy no pasa eso, en programas como “Fama”, me las veía y me las deseaba, no me dejaban ensayar nunca, así nos iba, de repente estrenábamos y el primer día se caía el autocue o yo no tenía una luz para mí porque se les había olvidado ponerme un cañón, todas esas cositas al final uno las va salvando, porque llevas mucho tiempo trabajando en esto. Pero no puedes evitar salir de allí con mala leche, porque lo podías haber ensayado y hubiera salido perfecto. A mí me cuesta horrores pedir ensayos, pero en el formato que estoy ahora no hace falta ensayar, es completamente diferente y, debo decir, que estoy encantada con la dirección y con todo el equipo.

Paula junto a Juan y Medio en una presentación de Tele5

Has presentado grandes programas en televisión, ¿hay alguno que recuerdas con más cariño?

Yo diría que el “Euromillón”. El “Un, dos, tres” también, pero ahí estaba todavía un poco desubicada, yo tenía 18 años recién cumplidos y estaba sola en Madrid, quería dar la talla y me sentía totalmente inexperta. Todo lo que trajo después estuvo muy bien, pero hacerlo fue como cuando estas estudiando algo y mientras que lo estás haciendo no te llena, no es que no te guste, es que requiere mucho esfuerzo y mucha concentración. Tenías que empaparte de todo lo que veías, desde como Chicho dirigía a las Hermanas Hurtado en los ensayos, yo por lo menos, que me encantaba. Era tener todos los sentidos activos y además bailar, que yo no había bailado antes en mi vida, de eso tengo muy buen recuerdo por cómo nos cuidaron. Trabajamos con un equipo muy profesional, que yo pensé que todos eran así, incluido el director, como Chicho que dirigía, realizaba, escribía el guion, supervisaba los números musicales, escribía los chistes y luego, te das cuenta de que no, que eso son muchas profesiones juntas. El “Euromillón” me pilló en un momento en el que lo disfrute mucho, fue como una especie de, tenía 22 años, adolescencia muy larga, me lo pasé muy bien, disfruté mucho y además pasaron muchas cosas en mi vida. Fue un antes y un después en mi carrera sin duda, ese programa me dio mucha popularidad. Era un programa muy pequeño, éramos un equipo mínimo y como que se creó un buen rollo, éramos todos muy jóvenes y casi ninguno había hecho tele, como Oscar que ponía la voz y con el que me llevaba muy bien o los informáticos que me fastidiaban por el pinganillo, no sé, fue una época que disfruté mucho. Este último, y lo digo de verdad,  se va a quedar como uno en los que mejor me lo he pasado, el “Celebrity Bake off España”, sí, porque estoy con Brays y hacía mucho tiempo que no compartía un formato con otro presentador,  ha sido muy chulo porque me he relajado un montón, lo he disfrutado de verdad, me he quitado toda la tensión de “tengo que hacerlo bien”.

El Programa de Fama a Bailar, en el 2008, el más visto de toda la historia de Cuatro. ¿Qué significó en tu carrera este programa?

Fue una vuelta después de unos años de parón, en aquel momento fue casi más buscado, porque realmente tuve ofertas que no me interesaron  y que no me apetecían, aparte me lo podía permitir. Aparece Fernando Jerez que me llama para eso, él me abre un mundo hacia una generación nueva que no me conocía, lo que más remarcaría es eso, que era una generación muy pequeña, que ahora debe tener unos treinta años y, me acercó a ella. Fue un renacer, en realidad fue una satisfacción enorme tener un programa así y hacerlo con Zeppelin, con quienes había hecho también el “Euromillón” en su momento. Recuerdo que fue intenso, teníamos tanta audiencia que nos estiraban como un chicle,  hubo veces que llegamos a durar 6 horas diarias, era una burrada. Luego teníamos galas especiales que las preparábamos los fines de semana y cuando nos dimos cuenta, llevábamos muchos años, sin vacaciones ni en verano, fue intenso, pero gratificante a la vez, además hice buenos amigos en el equipo, había muy buen rollo.

Una imagen muy divertida de Paula con su compañero de programa Brays Efe

Has sido modelo, presentadora… ¿y tú faceta de actriz? Porque sí que has participado en alguna serie.

Si, luego hice dos películas, una que se llevó el premio a la peor película del cine español (risas) se llama “Kibris, la ley del equilibrio”, y que hoy sé que es muy deseada por los frikis, convirtiéndose en película de culto para ellos. Luego hice otra en coproducción con Italia que se llamaba “Últimas Vacaciones”,  con Christian De Sica. Fui al estreno en Italia y aluciné, el público se volcó, estaba la calle llena de gente. Estuvo numero 1 durante días en el cine, aquí en España no se enteró nadie, es que era el típico humor italiano que aquí no se entendía. Luego hice otra serie con Santi Millán, “Divinos”, que estuvo muy poquito tiempo. Y hace poco acabo de hacer un cortometraje con un director, fue una colaboración que me salió del corazón más que sentir que estaba haciendo de actriz, que ya ha recibido un Premio Max por otro cortometraje que hizo, Tonet Ferrer. Sé que tiene un proyecto de algo chulo, la verdad es que es un chico que hace las cosas muy bien. En la época que  yo empecé, las actrices no tenían mucho recorrido, pero ganaban dinero, en realidad, era una época en la que trabajaban tres o cuatro y algunas se lanzaron a hacer televisión, como Maribel Verdú que se puso a hacer “Canguros”, toda su profesión la criticó por haber saltado del cine a la televisión, ahora las estrellas del cine nacen en las series. En mi época no le presté atención a lo de ser actriz porque pensé que era un futuro incierto y no tenía tanta vocación como para sacrificarlo todo.

Has sido la primera presentadora española en trabajar en Netflix, ¿Qué ha significado eso en tu carrera?

Yo pensaba que iba a ser una noticia bomba, porque además el productor fue Sylvester Stallone, su productora se puso en contacto conmigo y flipé bastante en aquel momento, porque además llevaba un par de años sin hacer nada. Cuando llego allí me encuentro trabajando con presentadores de todo el mundo porque competimos seis países, cada uno llevaba su par de presentadores, que presentábamos al mismo tiempo pero en sets diferentes, cada uno para nuestro país, era una competición física de esas de alto riesgo donde va gente muy preparada. Allí fueron periodistas de periódicos nacionales de aquí, no me preguntes porqué, pero aquella noticia no salió en ningún medio.  

Paula ha sido la primera presentadora española en trabajar par Netflix, algo de lo que se siente muy orgullosa

He de ser sincera contigo, me he encontrado con lo de Netflix buscando en internet y no tenía ni idea.

Nadie sabe que he hecho eso y es bastante alucinante, cuando quieren hacerte luz de gas lo consiguen.  Bastantes años después, Jordi Évole vende su programa a Netflix y los titulares de todos los periódicos eran: “Primer español que presenta en Netflix”. No entiendo cómo yo, yéndome fuera y con Sylvester Stallone, nadie haya publicado la noticia.

Estos años te hemos visto en plataformas como Movistar Plus con “El Puente”, Netflix y Amazon Prime, ¿Hay alguna diferencia entre trabajar en televisiones nacionales y en plataformas?

Si, principalmente el presupuesto. Se nota muchísimo cuando hay dinero, los programas se lucen mucho más. Porque gente profesional, al final, somos los mismos que llevamos aquí muchos años. Se paga bastante mejor, no existe la competitividad con otros programas, no nos dicen nunca las audiencias, porque varían. Eso es un cambio, hasta ahora todo lo que yo he hecho en la tele caducaba, quiero decir, terminabas, decías “adiós buenas noches” y terminaba la gala, nunca más se volvía a ver y no estaba en ningún sitio, sin embargo ahora todos esos programas están bajo demanda, es casi como hacer cine, yo siempre decía que el trabajo que hace la gente de cine ahí se queda y yo, realmente, tengo momentos de televisión como con Tom Jones o Lady Gaga, ha venido gente internacional súper chula a algún programa y no queda nada de eso, ahora con las plataformas si, tu trabajo sigue ahí.

Paula disfruta y se divierte en cada programa que presenta y eso se nota viéndola en la pantalla

La gente que te conocemos sabemos que eres una mujer reivindicativa, de las que no se callan. Cuando haces algún comentario o das una opinión en redes sociales, ¿te ha llegado a pasar factura a nivel profesional?

Pues sí, muchas  y muy altas. Todavía hoy voy oyendo cosas, diseñadores de moda que me han vestido alguna vez, les han dicho a amigos míos cosas como: “Uy, es que a Paula no podemos vestirla porque, claro, por sus ideas”, es tremendo, sobre todo es tremendo porque creo que por ser mujer me atacan bastante, se sienten con más derecho a atacarme. A veces solamente he replicado cosas que han escrito compañeros hombres, en la misma dirección que yo y no han dicho nada, a mí, en cambio, amenazas, insultos… Al final ya aprendes, primero a no leerlo, yo cuelgo lo que me da la gana y segundo, a mantenerte en un perfil bajo, estoy cansada de ser abanderada, en su momento pensé que en este país cosas como el sueldo mínimo interprofesional era necesario pedirlo, la gente estaba en contra y yo no. Creo que son cosas más de sentido común y de moral, pero bueno.

¿Algún proyecto que nos puedas contar? ¿Segunda temporada de Celebrity Bake off España?

Pues espero que sí tengamos otra temporada. Es un programa muy divertido y si no lo has visto te recomiendo que lo hagas. El programa va de todo menos de cocina, no vas a aprender a cocinar, pero te vas a reír mucho. Y sobre proyectos, ahora mismo los que tengo son personales, irme a Galicia y arreglar la casita de la aldea. Mi intención es empezar a volver a Galicia, poco a poco, pero volver.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal