domingo, noviembre 27, 2022

PEDRO PIQUERAS: “Con la pandemia los periodistas hemos aprendido el verdadero sentido de nuestra profesión, que es estar al servicio del ciudadano”

Texto: Javier Cuenca/ Fotos: Cedidas

Para Pedro Piqueras, que ha frecuentado los dos ámbitos, no existe apenas diferencia entre trabajar en un medio público y en uno privado, y las nuevas tecnologías han supuesto cambios muy positivos en la difusión de noticias. Tiene igualmente claro que la pandemia de coronavirus ha sido el periodo más importante de su vida en el mundo de la comunicación, la constatación de que el verdadero sentido de la profesión periodística es estar al servicio del ciudadano. De todo esto y de sus lugares y platos favoritos de la Mancha nos habla en esta entrevista para Más Noticias.

El rostro y la voz de Pedro Piqueras nos resultan muy familiares porque le vemos y escuchamos todos los días en el informativo nocturno de Telecinco. Nacido hace 66 años en Albacete, este periodista de dilatada trayectoria ha trabajado en medios públicos y privados, como Radiotelevisión Española, Antena 3 o Telecinco, cadena esta última en la que lleva desde 2006 al frente de sus servicios informativos. Incluso se ha atrevido con el cine, aunque, eso sí, interpretándose a él mismo en la mayoría de las ocasiones.

Cuenta Pedro a Más Noticias que sus comienzos en el periodismo no los recuerda como algo exactamente vocacional, sino como una afición que fue calando en él de manera progresiva, poco a poco: “Empecé en el colegio, haciendo periódicos murales, cosas de ese tipo. Luego, cuando pensaba hacer Periodismo, me contrataron en el diario Pueblo de Albacete como colaborador para hacer reportajes y cosas de esas, y tuve un equipo maravilloso y unos jefes extraordinarios con los que aprendí los fundamentos para luego meterme en la carrera. Yo creo que esa ha sido una base importantísima para mí”.

Dice que, habiendo desarrollado su actividad profesional en medios públicos y privados, la mayoría en estos últimos, no encuentra demasiada diferencia entre unos y otros, al menos en lo que se refiere a su propio trabajo. “Siempre he procurado hacer las cosas de la misma manera, de una forma equilibrada y bien, sin estar sometido a nada. Pero no veo cambios fundamentales en mi manera de tratar las informaciones”, señala el periodista, quien añade que los medios privados “pagan mejor en determinados puestos y quizá ofrecen más libertad«.

Explica que puede haber diferencias en otros aspectos, como por ejemplo en la programación, aunque matiza que en este punto también le gusta recordar que el periodismo “de cotilleo”, tan proclive ahora en las cadenas privadas, empezó en las públicas con “Tómbola”, en la televisión autonómica valenciana. “Lo que sí hay es una mayor competitividad en las privadas, nos jugamos el share de cada día, vivimos de eso. Todos valemos, y lo sabemos, lo que vale el programa que hicimos el día anterior”, advierte.

Aunque la mayor parte de su trayectoria ha tenido lugar en programas informativos, Pedro Piqueras también ha realizado alguna incursión en el formato de magazine, del cual asegura haber aprendido mucho e incluso haber utilizado ese bagaje para hacer mejor periodismo de información. Reconoce que uno de esos programas de entretenimiento, “A plena luz”, que él condujo en Antena 3 y que tan sólo se mantuvo tres meses en emisión, fracasó por su culpa, porque “no puse toda la carne en el asador. Me sentí un poco abatido y no luché por hacer, por aprender y por dar lo mejor de mí. En aquel momento no me creí mi papel”, recuerda.

El periodista lleva al frente de los Informativos en Telecinco desde el 2006.

Cambios positivos

Dado que Pedro Piqueras es un periodista de amplia trayectoria, y teniendo en cuenta cómo ha cambiado la forma de comunicar debido a las nuevas tecnologías, es oportuno preguntarle si cree que ello ha beneficiado o perjudicado a la manera en que ahora se difunde la información. “Ahora hay un periodismo en el que no se habla demasiado, no se profundiza. Hay demasiadas declaraciones cortitas, por ejemplo de los políticos, y no se cuentan historias a veces. Antes se contaban más las historias porque había que enrollarse o porque no había imagen, por lo que fuera. Ahora todo es más superficial en ese sentido”, cuenta.

Y añade: “Pero los informativos de televisión ahora tienen cosas fundamentales y buenísimas, por ejemplo las emisiones vía satélite, el poder tener gente en la calle que con un teléfono móvil te hace una noticia, el enterarte rápidamente de las cosas a través de Twitter, los medios técnicos que han puesto algunas televisiones, que te metes en decorado y parece que estás viviendo la realidad. Yo es que empecé cuando había que mandar las crónicas desde Estados Unidos y llegaban al día siguiente, y a veces mandaba los reportajes con un piloto de Iberia. Han cambiado muchísimo las cosas para mejor”.

Nuestro entrevistado afirma haber vivido la pandemia, desde el punto de vista informativo, con “una grandísima intensidad«. «Para mí ha sido, sin ninguna duda, el periodo más importante de mi vida en el mundo de la comunicación. Poder poner en marcha un informativo más largo, con entrevistas, tener un objetivo, como demostrar a todo el mundo que todos estábamos en la misma situación. Era no solo dar la tabarra con los muertos, los contagios o las UCI, sino dar la sensación de que todos estábamos metidos en el mismo barco, fueras modelo, famoso, investigador… Creo que para mí nunca se volverá a dar una situación así. Creo que los periodistas hemos aprendido el verdadero sentido de nuestra profesión, que es estar al servicio del ciudadano”, asegura.

Pedro Piqueras ha recibido recientemente la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, un reconocimiento que se suma a muchos otros galardones previos. Opina que los premios son muy estimulantes, y en cuanto al que le han dado en su tierra, dice que es un galardón que “te sitúa sentimentalmente en tu región y te afecta de un modo muy positivo, teniendo en cuenta, además, que mi familia es de Barrax y de Alpera”. De los otros premios los que más le enorgullecen son el Ondas, las Antenas de Oro y el Eisenhower por la defensa de la democracia.

Pedro Piqueras recibiendo la Medalla de Oro de Castilla La-Mancha.

Caminos, amigos y gazpacho manchego

Para finalizar, y como siempre que entrevistamos a alguien de la Mancha, le pedimos a Pedro que nos recomiende cosas buenas de la región. Nos dice que cualquier camino de Castilla-La Mancha es un buen lugar para desconectar. “Yo cuando voy en tren y veo esos caminos que aparecen, que recorren viñedos y trigales, largos, donde el final es el horizonte, me parece que cualquiera de ellos es bueno para reflexionar. Alguien dijo que la virtud del horizonte es que nos ayuda a caminar, y también nos ayuda a reflexionar”, indica.

Añade que también hay zonas de Albacetemaravillosas”, para perderse, como el nacimiento del río Mundo, sobre todo si se visita un día en que no hay mucha gente. Almagro, Cuenca y Toledo son también lugares que le fascinan.

Si hablamos de comidas, no duda en destacar las bondades del gazpacho manchego que, dice, antes le salía muy bien, pero que a fuerza de no hacerlo se le ha olvidado la receta. ¿Y de vinos? ¿Con quién se tomaría Pedro Piqueras un buen vino de la Mancha? El periodista lo tiene claro: “Pues con mis amigos de toda la vida. Para mí es lo mejor que me puede pasar”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal