miércoles, agosto 17, 2022

ROCACHO SE VISTE DE VERANO CON PLATOS MÁS FRESCOS Y GUIÑOS A LA TEMPORADA

Redacción

El asador de Padre Damián, referente de cocina tradicional y del mejor producto, introduce en su carta varios platos más frescos y ligeros, especialmente concebidos para el verano

Un gazpacho de fresa con tortillita de camarón y gelatina de Martini, un huevo relleno de atún rojo, la sardina ahumada con semifrío de pisto, las yemas de espárrago con emulsión de guisantes y una revisión del clásico arroz con leche asturiano son las incorporaciones estivales

Rocacho recupera, por petición popular, dos platillos perfectos para la canícula: el carpaccio de carabineros y gamba roja con helado de aceite de wasabi y el taco de ceviche de corvina

El restaurante Rocacho se ha convertido en uno de los mejores restaurantes de la capital no solo por su servicio impecable y por el ambiente, sino sobre todo por su cocina tradicional, célebre por sus brasas, donde el fuego transforma la carne de El Capricho –considerada por muchos expertos como la mejor del mundo—, que ofrece en exclusiva en la ciudad. Además, el chef Jairo Soria y su equipo son defensores y profetas del producto y la temporada. Por ello, y ante la llegada del verano, en la carta de Rocacho han aparecido nuevos platos, más frescos y ligeros, con espíritu de temporada, como un gazpacho de fresa con teja de camarón y brocheta de gelatina de Martini, la sardina ahumada con semifrío de pisto o un arroz con leche con un divertido guiño en dos texturas, y recuperan otros greatest hits de esta temporada, como su taco de ceviche de corvina y el carpaccio de carabineros y gamba roja con helado de aceite de wasabi.

La sección de entrantes es la que incluye más novedades estivales. La primera de ella es un gazpacho de fresa con teja de camarón –la clásica tortillita— que se sirve en una copa de Martini y se acompaña de una brocheta de gelatina elaborada con este vermú. Otro plato, en esta línea, es su huevo campero con atún rojo, que se sirve acompañado de salmorejo y una esferificación de oliva. «Es el huevo relleno de siempre, pero con un toque de refinamiento», explica Soria. La sardina ahumada sobre semifrío de pisto es el tercer entrante estival, perfecto para disfrutar de este pescado tan asociado al verano.

Huevo campero con atún rojo sobre salmorejo y oliva explosiva

SALADO O DULCE, PERO REFRESCANTE

El apartado de principales se enriquece con Sagrados Corazones, un plato a base de yemas de espárragos sobre emulsión de guisantes y vinagreta de frutos secos, que se sirve con una teja de tomate. Por último, en el capítulo de postres, el equipo de cocina ha preparado una copa de arroz con leche a la asturiana, en la que el azúcar quemado de la receta tradicional se sustituye por una cúpula de caramelo y por algodón de azúcar. Además, la presentación del carrito de Rocacho
–degustación de postres de la casa— se ha modificado para ofrecer los dulces en formato de bocadito.

Copa de gazpacho de fresa con tortita de camarón

Soria ha querido volver a traer a la carta dos platos refrescantes que el año pasado cosecharon grandes éxitos. El primero es el carpaccio de carabineros y gamba roja con helado de aceite de wasabi, una intensa combinación de sabores marineros con un toque picante de esta pasta de rábano. Otra receta que regresa es su taco de ceviche de corvina, un fino pescado blanco que funciona muy bien con esta preparación del litoral pacífico.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal