jueves, diciembre 1, 2022

Sigüenza, un lugar que nos cautivará a primera vista

Texto: S.C./ Fotos y video: Ayuntamiento de Sigüenza

Sigüenza es una localidad de la provincia de Guadalajara que incluye, aparte de la capital, veintiocho pedanías y ostenta el título de ciudad. Se encuentra situada en la ladera izquierda del rio Henares, a más de mil metros de altitud, en una hondonada del estrecho valle que forma el río en esos parajes y lleno de densos pinares. A pocos kilómetros de Sigüenza se encuentra uno de los grandes tesoros medioambientales de la provincia de Guadalajara, El Parque Natural del Barranco del Río Dulce.  Su patrimonio monumental destaca por ser uno de los más ricos y atractivos de Castilla-La Mancha.

Un poco de historia

En los alrededores de Sigüenza existen huellas de poblamiento prehistórico, pero la ciudad entra en la historia como Segontia, la que domina el valle, cuando Plinio la considera una de la seis más importantes de los celtiberos. Los romanos hicieron pasar la vía que unía Zaragoza con Mérida a los pies de su primitivo cerro de asiento, aprovechando la unión del río Henares con el Jalón. Durante cuatrocientos años estuvo en manos islámicas hasta que fue reconquistada en 1124 por el obispo Bernardo de Agén. A lo largo de la Edad Media se impulsó la construcción de la nueva catedral, convirtieron la alcazaba islámica en su residencia y protegieron con dos recintos amurallados a una población de judíos y musulmanes vitalizada por el paso de la Mesta. A finales del siglo XV la ciudad medieval se fue convirtiendo en renacentista, con la apertura de nuevas plazas y la construcción de un ensanche amurallado.

Sigüenza monumental

Visitar la ciudad es vivir su historia a lo largo del tiempo. Recordando en primer lugar su pasado celtibérico, romano, visigodo y musulmán; y disfrutando de su centro histórico  medieval que nos cautiva a primera vista.

La Catedral de Sigüenza celebró en el 2019 el 850 aniversario de su consagración. Destacan en ella, de la época medieval, sus tres naves separadas por pilares compuestos, su amplio crucero y su primitiva cabecera de cinco ábsides decrecientes, sus bóvedas de crucería y sus tres rosetones.

El Castillo domina la ciudad, situado en la parte más alta de la ciudad, se asienta sobre una primitiva fortificación celtibérica, que luego fue romana y más tarde torre de vigía visigoda, y alcazaba islámica.

La Iglesia de San Vicente está ubicada en la Travesaña Alta, es una de las dos parroquias románicas de la ciudad. Dedicada a San Vicente, patrón de Sigüenza por haber sido el día de su onomástica, el 22 de enero, cuando se reconquistó la ciudad en 1124.

La Casa del Doncel situada en la Plazuela de su mismo nombre, llamada también de San Vicente. Antiguo palacio, residencia de los Vázquez de Arce, familia del Doncel, posee una fachada almenada, decorada con escudos heráldicos, en la que se destaca el arco de medio punto de su entrada.

La Iglesia de Santiago es una de las dos grandes parroquias románicas de la localidad.

La Plazuela de la Cárcel abierta en el siglo XV y conocida en esa época como Plaza Nueva, era el lugar donde se celebraba el mercado franco semanal concedido a la ciudad por el Cardenal Mendoza. A principios del siglo XVI en su frente norte se alzó el Ayuntamiento seguntino.

El Cardenal Pedro González de Mendoza, a finales del siglo XV, siendo obispo de Sigüenza, mandó abrir una plaza ante la puerta meridional de la catedral, tras derrocar parte de la muralla gótica de la ciudad. La Plaza Mayor.

No se puede dejar de pasear por el Barrio de San Roque, ubicado al norte de la ciudad y su ermita, así como el Palacio de los Infantes, la Iglesia de San Francisco y La Alameda.

SIGÜENZA_ Parque de la Alameda baja.

Un entorno privilegiado

Sigüenza posee un entorno privilegiado en cuanto a espacios naturales se refiere, que permite la realización de múltiples actividades. Podemos encontrar lugares para pasear, para disfrutar de los paisajes, y una fauna y flora únicas. Tres son los espacios naturales protegidos de la comarca: el Parque Natural del Río Dulce, el Lugar de Interés Comunitario del Rio Salado y la Microrreserva de los Saladares del Río Salado.

Artesanía

La Artesanía seguntina es variada y tiene una tradición familiar en la fabricación de botas de vino y espejos en pan de oro. En alimentación destaca la miel de Valderromero, con denominación de origen y la repostería conventual de las Clarisas.

Gastronomía

La cocina seguntina destaca por su gran calidad, tradición y las buenas manos que la elaboran. Basada en productos de la zona, constituye un foco de atracción para aquellos amantes de la gastronomía de toda la vida, con sus asados de cordero y cabrito al horno de leña; su sopa castellana y sus migas; y en otoño sus sabrosos platos de caza y los elaborados con setas de la zona. Sin olvidarnos de los deliciosos postres elaborados con miel, las yemas y los bizcochos borrachos, y los dulces de conventocomo las trufas de las Hermanas Clarisas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal