jueves, diciembre 1, 2022

Una serie que no te puedes perder: Vivir sin permiso

Texto: Celia Albizu

Si eres de los que se pasan horas en el sofá, viendo capítulo tras capítulo de una serie hasta llegar al dramático final, no te puedes perder la producción de Mediaset España en colaboración con Alea Media: Vivir sin permiso. La acción y la intriga se mezclan en la pantalla trasladándonos a Galicia, donde nos encontramos a una peculiar familia que vive en un ambiente de narcotráfico, enfermedades, amores difíciles, fidelidades y lealtades dudosas, ambición, avaricia y orgullo y mucho dinero.

Además, si lo que te gusta es ver a tus actores favoritos en televisión, esta serie cuenta con un reparto excelente. Como gran protagonista está José Coronado, representando a “Nemo Bandeira” en un papel de lo más complejo. Tenemos a otros actores como Alex González representando a Mario Mendoza, a Claudia Traisac como Lara Balarés, a Luis Zahera como Antonio Yañez y a Patrick Criado como Daniel Arteaga, entre otros.

La serie se rodó entera en Galicia, en sitios como Moraña, Salnés, Isla de Arosa, el puerto de Vigo y el puerto de Ribeira. Estos lugares son el escenario perfecto para representar “Oeste”, la comarca ficticia en la que se desarrolla la historia. Entre paisajes increíbles y una atmósfera de lo más gallega la acción gana mucho más sentido.

Basada en el relato de Manuel Rivas, toda la trama gira en torno a Nemo Bandeira, un hombre que le debe su gran riqueza a los ilegales negocios en los que comenzó a trabajar desde joven y que le han llevado a ser uno de los hombres más influyentes de Galicia, gracias a la compañía conservera de la familia de su mujer. Todo cambia cuando un día le diagnostican una enfermedad degenerativa: Alzheimer. Nemo decide ocultar su estado de salud ante los que le rodean para no sentirse vulnerable y mientras tanto piensa en quién será el sucesor perfecto para su empresa. Esto provocará varias discusiones en la familia.

Los dos hijos de Nemo empiezan a tratar de demostrarle que son capaces de dirigir la gran empresa, pero siempre estará en medio Mario Mendoza. Este brillante abogado de confianza del gran Bandeira es el más preparado, pero no es de su sangre por lo que no parece ser una opción como sucesor para el negocio. Es por esto por lo que se convertirá en el enemigo principal de Nemo.

Todo comienza así… y tras 23 capítulos que se dividen en 2 temporadas, podremos llegar al clímax: el intenso final. Sin intención de hacer un spoiler, solo podemos decirte que esta serie te dejará los pelos de punta y un sabor agridulce en la última escena, y no lo pensamos solo nosotros, sino también muchos de los actores de la propia producción.

El personaje de Nemo Bandeira es la gran “fortaleza” de la serie. José Coronado se encuentra cara a cara con un gran reto: un personaje muy complejo en el que la rudeza, la vulnerabilidad, el liderazgo y la avaricia se mezclan. Se trata de una representación colosal en la que Coronado consigue interpretar la desesperación y el sufrimiento de alguien que ha sido un gran líder toda su vida y que ahora se enfrenta a una enfermedad que parece dejarle mentalmente “inválido”. Y esta es la clave de Vivir sin permiso.  

Vivir sin permiso está disponible actualmente en Netflix, aunque se emitió en Telecinco y es de una de las pocas series de televisión en abierto que se mantuvo en horario de máxima audiencia. Tras finalizar la primera temporada en 2018, se decidió crear una segunda y última que superó a la primera en cuanto a contenido y acción. Esta ha obtenido mucho feedback por parte del público y ha llevado a algunos de los actores a darse a conocer fuera de España.

Se trata de una serie en la que la historia se desenvuelve rápidamente, lo que hace que el espectador se enganche desde el primer momento. Además, a pesar de tratar el tema del narcotráfico, no tiene nada que ver con Fariña o Narcos, ya que cuenta con un “plus”, un componente muy humano: las flaquezas y debilidades del hombre. Esta es una serie que merece la pena ver por los temas que trata, por sus actores, por su impactante final y por conseguir repartir su contenido entre la crueldad y la bondad, entre la fortaleza y la fragilidad del ser humano.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal