sábado, julio 20, 2024

Valle de la Cantarería, una empresa de Canalejas del Arroyo que comercializa queso y cabrito alcarreño directamente

Redacción

El diputado de Emprendimiento, Javier Cebrián, ha visitado este negocio familiar y lo ha puesto como ejemplo de empresa que quiere salir adelante en el medio rural

La empresa Valle de la Cantarería está dedicada a la producción de queso de cabra y ahora también ha abierto una línea de negocio para comercializar cuartos delanteros y traseros de cabrito precocinados y envasados al vacío. Esta iniciativa de la joven Ana Abad fue premiada dentro de la segunda edición del concurso empresarial Integra 4.0 y ha recibido una ayuda de 22.300 euros que está permitiendo acometer mejoras en la instalación ganadera.

El diputado de Reto Demográfico y Emprendimiento, Javier Cebrián, ha visitado esta empresa ubicada en Canalejas del Arroyo y ha podido comprobar la dedicación y el cuidado que pone esta empresa alcarreña por ofrecer un producto de calidad al consumidor directamente sin pasar por intermediarios. Cebrián es consciente de la dificultad que supone emprender en el medio rural y más cuando se trabaja con productos perecederos, por esta razón, les ha animado a continuar con esta iniciativa porque es un ejemplo de capacidad de trabajo, ganas y amor por nuestra tierra.

En este punto, el diputado ha ofrecido todo el apoyo de la Diputación de Cuenca para poder impulsar Valle de la Cantarería, ya que “queremos que nuestros emprendedores nos sientan como una administración cercana que está a su lado”, ha apuntado, “ya que todos estamos en el mismo barco y tenemos que generar sinergias para generar oportunidades en nuestros pueblos”.

El diputado de Emprendimiento ha aprovechado la ocasión para animar a otros empresarios y emprendedores que tengan ideas de negocio a que participen en la tercera edición del concurso empresarial Integra 4.0 que está abierto ahora el plazo de inscripción hasta el 3 de mayo y que cuenta con 1,2 millones de euros.

Por último, Cebrián ha agradecido el buen trato que ha recibido de Ana Abad y de toda su familia que son un ejemplo de retorno rural. Hace dos décadas decidieron retornar a Canalejas del Arroyo y emprender este proyecto vital ligado a los animales y a la naturaleza porque era lo que les hacía felices.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal