martes, noviembre 29, 2022

Bajo la sombra de Tarantino

Por Javier Cuenca

La sombra de Quentin Tarantino sigue siendo muy alargada, y esa circunstancia continúa haciéndose patente en muchas películas. Tanto la chispeante agilidad de sus ingeniosos diálogos como la peculiar forma de abordar las secuencias de acción siguen calando hondo en cineastas que lo toman como ejemplo y beben de su influjo sin esconder tales enseñanzas. “Bullet Train” es una muestra más de cómo el discurso tarantiniano se hace notar.

Bullet Train

Dirección: David Leitch

Intérpretes: Brad Pitt, Joey King, Aaron Taylor-Johnson, Brian Tyree Henry.

Género: Acción. Estados Unidos, 2022.

Duración: 126 minutos.

Desconozco el libro de Kotaro Isaka en el que se inspira “Bullet Train”, y si en el original literario ya estaba el germen del guion que finalmente se transformaría en película, pero lo cierto es que determinados diálogos y situaciones no dejan de recordarme la manera de hacer de Quentin Tarantino. Cabe la posibilidad, pues, de que la influencia del autor de “Pulp Fiction” ya estuviera en el libro original, pero sea como fuere es patente en el filme de Leitch.

Lo que se cuenta aquí es la azarosa (o no) confluencia de cinco asesinos a sueldo en el interior de un tren bala que viaja de Tokio a Morioka y que se dan cuenta de que las misiones por las que están allí tienen objetivos similares. Como se puede imaginar, tales coincidencias dan origen a todo tipo de escarceos, mamporros y demás parafernalia de cualquier cine de acción que se precie, al menos el de esta naturaleza.

La película está muy bien rodada, los diálogos son muy ingeniosos y las escenas de acción resultan convincentes, lo que parece indicar que quien no busque nada más pasará un buen rato. Tiene “Bullet Train” algo de tebeo, de producto sin demasiadas pretensiones que lo hace escueto y atractivo, como una serie B que no aspirase a mayores glorias, pero adolece de un excesivo y redundante tramo final que ensombrece un poco el resultado.

Brad Pitt vuelve a realizar aquí un encomiable trabajo interpretativo, arropado por buenos secundarios, y merece una mención aparte la banda sonora, donde además de un tema de Alejandro Sanz (sí, han leído ustedes bien), encontramos sorprendentes versiones niponas de “Stayin’ Alive”, de los  Bee Gees, o “Holding Out for a Hero””, de la mismísima Bonnie Tyler. Ahí es nada.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO + LEIDO

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal