miércoles, febrero 8, 2023

ÍVORA: FÚTBOL, GASTRONOMÍA Y CÓCTELES PARA DISFRUTAR EL MUNDIAL DE QATAR

Redacción

La cocina de brasa y fuego se reúnen en ívora, en el número 70 de la calle Santa Engracia, para ofrecer una variada carta y el ocio más canalla de la zona de Ponzano. El restaurante da el pitido inicial a la Copa del Mundo retransmitiendo en su local los partidos de fútbol de la competición más importante de selecciones a nivel internacional

ívora nace de la mano de Leopoldo De La Sierra, empresario del sector hostelero con 16 años de experiencia en la gestión y creación de conceptos gastronómicos, y Jano Velasco, futbolista profesional. Joaquín Serrano, director gastronómico de ívora, ha ideado una propuesta donde el fuego y la brasa son los principales protagonistas. Y Guillermo Serrano, considerado el Mejor Coctelero de Restaurante en 2021, ha diseñado la carta de cócteles.

Prometeo robó el fuego a los dioses para dárselo a la mortal ívora y ella decidió jugar con él. Igual que hizo la Dinastía Han en el lejano oriente con el primer balón. Desde entonces, la cocina se convirtió en el mejor escenario para el fuego y el fútbol en el mejor complemento para un encuentro de ocio. Entre fogones se creó ívora. Entre goles la Copa del Mundo. Y ahora ambos se fusionan para dar a degustar los partidos del Mundial a los comensales.

Durante este próximo mes el restaurante se suma a la experiencia mundialista ofreciendo en sus televisores los partidos de la Copa del Mundo. Desde el entrante de la fase de grupos, hasta el primer plato de la final, en ívora se podrá catar la gastronomía y el fútbol rodeado del fuego y las brasas de un Mundial que une en el desierto a las mejores selecciones del planeta.

Jugar con fuego

Carnívora, herbívora y omnívora, para todos, así es ívora.

ívora nace de la mano de Leopoldo De La Sierra, empresario del sector hostelero y Jano Velasco, futbolista profesional. Una simbiosis que aúna la experiencia empresarial de Leopoldo, con más de 16 años en la gestión y la creación de conceptos gastronómicos, y la iniciativa creativa de Jano Velasco, quien traslada toda su experiencia en el mundo del deporte a ívora.

Tras jugar nueve temporadas en Austria, Jano Velasco volvió a Madrid en junio de 2020 para jugar en el CF Fuenlabrada. Graduado en Económicas, mago profesional y empresario, este polifacético centrocampista pivota entre el césped y los fogones, igual que el Mundial en ívora.

Fuera de los terrenos de juego, el madrileño cuenta en su equipo con Joaquín Serrano, director gastronómico de ívora, que ha creado una propuesta donde el fuego es el máximo protagonista, poniendo las brasas y el producto de temporada en el centro de su trabajo. Además de él, Guillermo Serrano, considerado el Mejor Coctelero de Restaurante en 2021, ha diseñado la carta de cócteles.

Fuego, leña, brasa y juego en equipo

ívora gira entorno al fuego, la leña y la brasa, con una carta viva que se adapta a cada estación. El producto es lo más importante, junto con la temporalidad y la técnica, que cobra un mayor protagonismo en algunas de sus elaboraciones. Es el caso del steak tartar de solomillo, cortado a cuchillo y en frío, respetando la materia prima.

La cocina non stop pone en valor al producto, de kilómetro cero y donde su esencia se respeta en todas las elaboraciones. La carne, 100% de vaca gallega, proviene de una pequeña carnicería, ya que en ívora se promueve el producto de proximidad.

En el restaurante se juega en equipo para conseguir una carta rica, divertida y fácil. El personal de cocina elabora platos como: alcachofas a la brasa, pollo picantón a la brasa con la receta como hacía el abuelo Erundino, el onglet a la brasa también conocido como ‘bocado de la reina’ por el pequeño tamaño que tiene esta pieza en cada ejemplar vacuno, y el pulpo entero a la brasa ahumado con ajada koreana y parmentier de pimentón. Destacan también los panes a la brasa: bao de carrillera de ibérica en su jugo con tempura, bao de tartar de salmón picante y la hamburguesa a la brasa de vacuno mayor gallego con guanciale, queso cheddar y pepinillo.

Muchos de los platos se terminan en mesa, aportando al comensal una experiencia que va más allá de la gastronómica. Aparte de ello, dentro del restaurante se ofrecen espectáculos con artistas que juegan con el fuego, como parte de la experiencia jugar con fuego, el concepto gastronómico de ívora.

Coctelería y ocio, el espacio más canalla de Ponzano

ívora es más que un restaurante, es un lugar de encuentro, diversión y disfrute de todos los sentidos, tanto por la gastronomía como por las actuaciones del dj.

Todo esto, acompañado de una carta de cócteles diseñada por Guillermo Serrano, en la que la brasa también juega un papel protagonista. Ejemplo de ello es el roasted pineapple, con bacardi carta blanca, limón, piña brasada y sirope de almendras, y su espresso bananini, con vodka greygoose, licor café y plátano a la brasa.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal