jueves, diciembre 1, 2022

¿QUÉ MASCOTAS SON MEJORES PARA LOS NIÑOS?

Sandra C.

Cuando una familia decide llevar una mascota a casa, la elección debe tomarse a conciencia y siempre teniendo en cuenta diferentes aspectos. La decisión debe ser siempre de los padres, ya que serán ellos los responsables del animal. Son muchos niños los que con 4 o 5 años desean tener una mascota con la que jugar y a la que «se supone» cuidarán, por eso la decisión será de los adultos.

  Tener una mascota en casa tiene sus ventajas, para los niños, sobre todo. Aprenderán a respetar a los animales, y según afirman los expertos, los niños que tienen mascotas, por lo general, son más sociables y mejoran su estado de ánimo. Acariciar a un animal hace que el cuerpo libere endorfinas reduciendo el estrés y la ansiedad. Aumenta la actividad física del niño y por tanto, fomenta la salud.

  Para elegir una mascota, habrá que tener en cuenta aspectos como el espacio, el tiempo disponible, el presupuesto, la edad de los niños o el carácter del animal. Las mejores mascotas para los niños incluyen perros, gatos, roedores, conejos y peces.

   Antes de daros datos de por qué uno u otro, quiero que conozcáis mi experiencia, quizás os sirva de ejemplo si estáis pensando en acoger una mascota en casa. Mi hijo tiene ahora 12 años, pero cuando tenía más o menos 4, empezó a martirizarnos con la idea de tener una mascota en casa, y digo martirizarnos porque aquella canción cada vez era más frecuente. Él estaba acostumbrado a los animales, mis padres tienen una pequeña finca con perros, gatos, conejos, gallinas…. y en casa tenían una gata a la que achuchaba sin miedo. Así que comenzamos con dos peces que no nos duraron mucho, he de reconocer que a mí no me hacen mucha gracia. Continuamos con una tortuga o galápago. Su tamaño era mínimo, pero ha crecido demasiado y nueve años después sigue con nosotros. Ha pasado por el veterinario una vez, se nos escapó y un coche pasó por encima de su caparazón… pero se curó y ahí está. Hace 7 años llegó a casa «Canelo» un perro que nos cambió la vida en todos los aspectos, porque una mascota grande en casa te cambia, en lo bueno y en lo malo. Cuando vino era un pequeño cachorro de 3 meses, nos dijeron que era un labrador  y  lo parecía, pero ahora que ha crecido no lo tenemos nada claro. Él creció y mi hijo también, por lo que en poco tiempo dejó de ser el juguete que tanto quería, para convertirse en uno más de la familia. Hace 2 años aumentamos la familia con un gato, se llama «Gumball» y es el más guapo del mundo. Yo siempre he sido más de gatos que de perros, los primeros son más independientes y sobre todo no necesitan tanta atención como los perros. Y ahora me preguntareis: ¿Cuál ha sido la mejor mascota para mi hijo? Mi respuesta es que todas y ninguna. Al final somos los padres los encargados del día a día con los animales. Mi hijo es feliz con ellos, pero del cuidado nos encargamos nosotros. Hay que llevarlos al veterinario, que es un gasto extra, tanto al perro como al gato. El perro necesita más espacio que cualquier otra mascota y hay que sacarlo a la calle tres veces al día mínimo. Hay que educarlos a conciencia, sobre todo si vas a dejarlos solos en casa, y si hablamos de las vacaciones o los llevamos con nosotros o deberemos buscar un sitio para dejarle. El gato, sin embargo, puede quedarse 2 o 3 días solo, siempre y cuando tenga comida y agua suficiente. Parece complicado ¿no? Lo es, pero tendréis que sopesar lo que queréis y podéis tener.

1. PERROS: El perro como mascota es un clásico. La mayoría de los niños no dudaría si pudieran elegir. Los niños pueden encargarse de sacarlos a pasear, cepillarlos, darles de comer, jugar con ellos, etc. Son animales muy sociables y buscan la compañía humana. Son fáciles de adiestrar. Si se opta por un perro, es preferible que sea un perro de raza mediana o grande, ya que los perros muy pequeños son muy frágiles y el niño puede hacerle daño sin querer. Pero los perros son los que más cuidados requieren como os he dicho antes.

2. GATOS: No requieren tantos cuidados como los perros, pero algunos no consideran que los gatos sean las mascotas recomendadas para los niños, cosa con la que yo nunca he estado de acuerdo. Los gatos son animales muy independientes, pero son muy cariñosos y siempre buscan la compañía de sus dueños. Hay que tratarlos de forma suave y con respeto. Cuando un gato no quiere jugar, no hay que insistir, no toleran un trato brusco. Si un niño es capaz de comprender el carácter de los gatos, pueden convertirse en las mejores mascotas.

3. CONEJOS: Se han puesto de moda como mascotas. Pueden vivir en una jaula y no precisa mucho espacio, pero es recomendable sacarlos a diario para que jueguen y corra por la casa o jardín. Se pueden coger en brazos y acariciar.

4. PECES: Pueden ser los más fáciles de cuidar y mantener. Hay miles de peces diferentes, pero para los niños pequeños el más común es el pez beta, que puede vivir solo, sin la compañía de otro pez.

5. HAMSTER O COBALLA: Son animales pequeños y viven en jaulas. Pueden ser una buena opción como primera mascota del niño, ya que aprenderá a ser responsable, alimentarlo y limpiarlo diariamente. Son animales inteligentes, curiosos y juguetones. Se reproducen fácilmente, por lo que es recomendable comprar solo uno.

  Solo me queda recordar que los niños antes de los 3 años son incapaces de ser responsables del cuidado del animal. Que, a partir de los 4 años, el niño ya podrá ocuparse de algunas tareas y que un hámster o unos peces pueden ser una buena opción. A partir de los 6 años pueden tener un perro. No olvidéis que una mascota es para siempre, no las abandonéis.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal