viernes, julio 12, 2024

Recordando a Ágata Lys

Redacción /Fotos: Antonio Cuenca

El pasado 22 de diciembre conocíamos la muerte de Ágata Lys, aunque su fallecimiento se había producido el 12 de noviembre, dos semanas antes de cumplir 68 años

Ágata Lys falleció sola en su casa de Benalmádena (Málaga), retirada del mundo del espectáculo y alejada del ojo mediático desde hacía diez años. Icono del cine español del destape, la actriz reconocía en su última entrevista a Amilibia, en el 2012, que estaba apartada pero no retirada. Reconoció, en esa misma entrevista, que no tenía miedo a que la olvidaran, así como nunca tuvo vergüenza de mostrar su cuerpo, teniendo claro que el desnudo no era algo impúdico. Se tiñó el pelo de rubio platino y empezaron a llamarla la “Marilyn Española”.

La actriz llegó a España y estudió Arte Dramático en 1972, alcanzando la fama como secretaria del programa de Chicho Ibáñez Serrador, “Un dos tres”. A partir de ahí le ofrecen papeles secundarios junto a Carmen Sevilla, José Sacristán o Manolo Escobar, convirtiéndose en un sex-symbol de la época.  Protagonizó películas como “La nueva Marilyn”, “El erotismo”, “El huerto del francés” o “La informática”. En 7 años llegó a rodar cuarenta largometrajes. A pesar de ser la musa del destape, consiguió dar el salto que muchas de sus compañeras actrices de la época no pudieron. Mario Camus confió en ella para encarnar a la amante de Juan Diego en “Los Santos inocentes”; Carlos Saura la llamó para “Taxi” y Fernando León de Aranoa para “Familia”. En 2004 rodaría su última película “Mala Uva”, junto con Sancho Gracia y Terele Pavez. También participó en varias obras de teatro, de hecho debutó con 17 años en el papel de Doña Inés, en el teatro Lope de Vega de Valladolid. De la época del destape se dijo que era una de las actrices mejor pagadas, odiaba la hipocresía y se negó a rodar “dobles versiones”, ella solo se desnudaría cuando pudieran verla los españoles y lo cumplió. 

Se casó con Fernando Soto en 1982, el cual falleció quedándose viuda, nunca quiso ser madre. Abandonó su casa de Majadahonda, en Madrid, para retirarse a Benalmádena y vivir una vida muy discreta, se refugiaba en sus cuadros, la pintura le seguía gustando mucho, siempre la veían pintando en su terraza y volvió a llamarse Margarita García Sansegundo. A Ágata Lys la vimos por última vez en la serie de TVE “Amar es para siempre”, hace 15 años.

Nadie ha entendido por qué no se comunicó su muerte, ni porqué se ha sabido mes y medio después. Desde aquí, sirva este pequeño homenaje para no olvidarnos de ella.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal