viernes, julio 12, 2024

La cocina y el horno se encuentran en Ozio

Redacción

LA CHEF MARGHERITA FULIGNI Y EL PIZZAIOLO ALESSANDRO PRINZIS ARRANCAN UNA NUEVA TEMPORADA EN BUSCA DE LA EXCELENCIA

Indispensable del circuito gastro madrileño gracias a una cocina palermitana auténtica, el restaurante propone un cuatro manos con Margherita Fuligni y el chef Nino Ferreri (Limu, una estrella Michelin)

Con la misma ilusión que la de los más pequeños cuando regresan al cole, Ozio Gastronomico da la bienvenida a una nueva temporada. Con las energías renovadas, propone sabrosos planes y múltiples novedades; eso sí, siempre mirando a ese faro que lo guía, Sicilia. Referente de la cocina palermitana en la capital, este restaurante se rige por la autenticidad culinaria. Por ello, una de las citas más esperadas será el encuentro a cuatro manos que celebrará los próximos 14 y 15 de noviembre. Margherita Fuligni, chef de la casa, ejercerá de anfitriona durante estas dos jornadas, que contarán con uno de los chefs más señeros de Italia: Nino Ferreri, llegado directamente desde el restaurante Limu (una estrella Michelin), en Palermo. Ambos idearán un menú especial con el que sorprenderán a los comensales con la riqueza del recetario de la isla italiana.

Nino y Margherita están unidos por una misma tierra y un concepto gastronómico similar. Ferreri apuesta por una cocina sencilla, tanto en el número de ingredientes como en la técnica; un estilo marcado por platos que respetan al máximo la materia prima. El objetivo es potenciar lo mejor que ofrece la naturaleza, con platos que se inspiran en Sicilia. Una filosofía que enlaza con la de Margherita en Ozio, donde articula una propuesta basada en alimentos de primera calidad, importados de Italia, y la base tradicional siciliana con un toque particular, que la lleva a jugar con la técnica y una visión amplia e internacional. El resultado son platos en los que el sabor y la calidad del producto se mantienen intactos, pero donde la presentación juega un papel fundamental.

EN CONTINUA EBULLICIÓN

Ozio continúa su camino en busca de la excelencia para posicionarse como una de las grandes mesas de Madrid. Tradición, producto y técnica son las tres palabras que resumen de manera unánime el trabajo de su cocina, con un impresionante horno de leña y un exquisito servicio de sala. Además de Margherita al frente de los fogones, otros dos profesionales forman el trío de oro de Ozio: el pizzaiolo Alessandro Prinzis, formado en la academia ALMA de Italia, es el responsable de las pizzas, difíciles de olvidar una vez que se prueban. La sintonía entre horno y cocina llega a la sala con el maître y sumiller Gabrielle Cristiani, que asesora al comensal para que su visita sea perfecta.

La novedad indiscutible en la carta es el padellino, la pizza de la alta cocina, que ya cuenta con un séquito de seguidores en Italia y llega en primicia a España. A partir de ahora, en Madrid se puede disfrutar de este bocado en el que la masa ejerce de base de recetas de un elevado nivel culinario. Elaborada in situ con 20 horas de prefermentación y 72 horas de fermentación, es gruesa y esponjosa. Ya sea en su versión ‘Rianata’—con anchoas de Casa Santoña, tomatitos, espuma de quesos sicilianos, aceite de ajo, orégano y almendras fileteadas— o ‘Il Gambero in Sicilia’ —con crema de burrata, tartar de gamas y pistacho—, el padellino está destinado a convertirse en la sensación de la temporada gastronómica madrileña como máxima expresión de la unión entre el horno y la cocina.

NUEVAS PROPUESTAS

Ozio incorpora platos y dos menús degustación, que se ofrecerán todos los días, en la comida y la cena, para todos aquellos clientes que buscan una auténtica experiencia siciliana. El clásico incluye aperitivo, entrante, pizza, plato principal y postre, está armonizado con varios vinos sicilianos y cuesta 50 euros, y el denominado Assolutamente Pistacchio, protagonizado por este fruto seco, típico de la gastronomía de Sicilia y compuesto de aperitivo, pizza, un principal y postre —sin bebidas— a un precio de 40 euros.

Carbonara de pistacho

A sus tradicionales entrantes, como ‘La Luna Rossa’, la caponata o sus fritos, se suman ‘La Norma in padellino’ —con crema de ricotta salada y salsa de tomate de Sicilia—, la ‘Battuta di Carabinero’ —con un carpaccio de carabinero, mayonesa de lima, crujiente de pistacho, aceite a la naranja y bisqué de carabinero— o sus quesos sicilianos con mermeladas caseras ‘Il Formaggi di Ozio’. La pasta protagoniza la sección de principales con la llegada del risotto ‘Due Passi a Mazara’ —mantecado con bisqué y gambas rojas de Mazara del Vallo—, el padellino siciliano —con ragú de ternera, fondue de queso Ragusano DOP, setas y trufa— o el ‘Carbona ravioli’ —una especie de golosinas hechas a mano con crema de pecorino y huevo, junto con guanciale tostado a la sartén—, que se unen a clásicos como la chitarra al ragù di mare, los spaguetto reale, el busiato con pesto di Trapani y la carbonara sin gluten, maravillosa para los celíacos.

En carnes y pescados, el tournedo palermitano una capa de muddica —migas aromatizadas—, o ‘Il Calamaro di Alberto’, un calamar crujiente con crema y chips de garbanzos y aceite de hinojo, o el pescado del día. Entre las pizzas sicilianas, ‘Sciavata’, con mozzarella, pecorino, anchoas, chalotas, tuma siciliana, tomatitos y migas aromatizadas; ‘Regina Margherita’, con tomatitos, trenza de búfala DOP, prosciutto crudo, aceite de albahaca y con los bordes rellenos de ricotta, o su margarita con mozzarella de búfala DOP. El broche dulce lo ponen el tiramisú, en su versión clásica o como cóctel; la brontolina, una tarta de queso y pistacho; la tabla de quesos sicilianos acompañados de mermeladas caseras, y, por supuesto, el cannolo, esa crujiente y deliciosa galleta rellena de ricota de oveja, pepitas de chocolate, pistacho y naranja.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-diario-mas-noticias
Recibe las  últimas noticias

Suscríbete a nuestra newsletter semanal